Frijoles refritos a la cubana

Frijoles refritos a la cubana. (14ymedio)
Frijoles refritos a la cubana. (14ymedio)

Los precios de los frijoles suben y suben. Ahora para hacer un buen potaje hay que gastar el salario de todo un día de trabajo, entre los granos y las sazones. Cada frijol es, por tanto, muy valioso, y nos invade la frustración si están "duros", "pellejudos" o "aguachentos". Pero, siempre podemos tener a mano una receta que nos salva de la desilusión y nos permite convertir esos frijoles rebeldes en una crema sabrosa, que le dé a nuestra mesa un toque de originalidad y variedad.

Se trata de los frijoles refritos, una receta mexicana que adaptaremos a las posibilidades de las cocinas cubanas y que nos brindará una guarnición sabrosa y nueva. Para hacerla necesitamos los siguientes ingredientes:

1 libra de frijoles negros

2 cebollas

2 dientes de ajo

4 cucharadas de aceite

1/2 cucharadita de sal

2 cucharadas de queso de "guajiro" rallado bien fino

Limpiamos bien los granos, para que no se escape ninguna piedrecita o basura de esas que son tan comunes en nuestras tarimas. Dejamos los frijoles en remojo unas horas antes, aunque lo ideal sería de un día para otro. Después de botar el agua en que los sumergimos, los colocamos con agua limpia en una olla de presión. Agregamos dos cucharadas de aceite, una cebolla picadita y un diente de ajo bien cortado.

El tiempo de cocción lo determinará la dureza del grano. Si están frescos y suaves, serán necesarios unos veinticinco minutos al fuego y quedarán blandos. Otros, más resistentes, demorarán un poco más. Pero paciencia, que el resultado lo merece. Cuando estén listos, hay que abrir la olla y dejar refrescar. Preparar entonces la batidora, ya sea de vaso o de mano, para procesar los granos.

Batir los frijoles, agregando poco a poco el líquido que quedó de la cocción hasta lograr una crema espesa pero homogénea. Sumar sal al gusto. Mientras tanto, poner una sartén profunda con dos cucharadas de aceite a calentar. Sofreír la otra cebolla y el diente de ajo, bien cortaditos, hasta que estén dorados. Agregar entonces el puré de frijoles y cocinar a fuego lento por unos cinco minutos, revolviendo constantemente con una cuchara de madera. Probar para confirmar si necesita más sal.

Colocar el puré de frijoles en una bandeja profunda y dejar enfriar. Antes de servir, espolvorear por encima las dos cucharadas de queso de "guajiro" molido. Se puede adornar con tiras de ají por encima y si hay alguien de "alma mexicana" en la familia, también se pueden poner sobre la crema tirillas de ají de esos chiquitos que la gente popularmente llama de "la puta de su madre".

Esta receta puede combinarse con muchos otros platos, como carnes, galletas, tacos, nachos y ensaladas. Buen provecho.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3