Elecciones en Estados Unidos: ¿Trump o Biden?

Manifestantes queman una bandera de Estados Unidos durante la tercera noche de protestas en Kenosha, Wisconsin. (EFE/EPA/Tannen Maury)
El llamado a participar en las protestas raciales, realizado por importantes dirigentes del partido demócrata, da la impresión de que ese partido ha apoyado los desmanes en que han derivado esas manifestaciones. (EFE/EPA/Tannen Maury)

De manera poco usual en Estados Unidos, la elección presidencial de este 2020 se ha tornado mucho más antagónicamente excluyente que de costumbre. Los partidarios de Biden acusan a Trump y sus simpatizantes de tener métodos y objetivos "fascistas" y los partidarios de Trump acusan a los simpatizantes de Biden de "socialistas". Una polarización muy peligrosa.

En circunstancias normales (sin la pandemia) la elección hubiera sido menos reñida, en sentido de que mantener el crecimiento de la economía suministraba al actual mandatario una no despreciable ventaja sobre su retador. La pandemia, como factor electoral, ha emparejado la contienda, al menos parcialmente. Sin embargo, brotes marxistas asociados a manifestaciones raciales de corte oportunista tienden a colocar ahora la violencia como principal factor electoral. Trump se ha pronunciado contra esos excesos. Biden, callando, ha parecido justificarlos.

Dadas las condiciones actuales, otros factores inherentes a la elección serán los que decidirán. Biden ha expresado su intención de aplicar la política de Obama hacia Cuba. Su compañera de fórmula ha dicho que "levantaría el embargo a la Isla". Además, la Cuba castrista ha manifestado su simpatía hacia Biden. Todo lo anterior, para el exilio, decantaría mayoritariamente el voto cubano hacia Trump.

El Partido Demócrata nunca incentivó los desmanes, pero como no los ha condenado de la manera que debería, aparece en el panorama actual como instigador clandestino de los mismos

El llamado a participar en las protestas raciales, realizado por importantes dirigentes del partido demócrata, da la impresión de que ese partido ha apoyado los desmanes en que han derivado esas manifestaciones. En realidad, las protestas están siendo organizadas por organizaciones autodenominadas "marxistas" que, más que raciales, tienen un objetivo claramente antisistema, por eso han incendiado, destruido y asesinado sin un ápice de pacifismo.

El Partido Demócrata nunca incentivó los desmanes, pero como no los ha condenado de la manera que debería, aparece en el panorama actual como instigador clandestino de los mismos, para tratar de sacar provecho electoral, sin imaginar que es totalmente lo contrario. Esta alianza no escrita entre los marxistas depredadores y la actitud contemplativa de los partidarios de Biden le cobrarán una cara factura en caso de que este gane las elecciones, porque asumir compromisos con los marxistas siempre se paga muy caro. Cuba y Venezuela son ejemplos.

Trump promete continuar con la disminución de impuestos. Biden promete aumentarlos, para incrementar gastos sociales. Trump promete fortalecer la policía. Biden ha dicho que disminuirá los presupuestos a las policías. Trump continuará con su política de "fronteras seguras". Biden promete fronteras abiertas. Trump ha dicho que continuará con su política exterior "EE UU primero". Biden ha prometido que reordenará la actual política exterior. Trump promete hacer pagar a China por enviarnos el coronavirus y rehacer sus relaciones comerciales, incentivando el regreso de las empresas de EE UU en Asia. Biden ha criticado la actual política de confrontación con China, pero no está claro lo que finalmente hará con las empresas en Asia.

Personalmente, votaré por Donald Trump, como opositor cubano que ve con simpatía la política del presidente hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua. Reafirmando mi decisión, la propuesta de una alta dirigente del partido demócrata de que Biden no debata con Trump evidencia la poca confianza que tiene el partido en Joe Biden, y eso lo elimina.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6

Archivo

Blog de la Redacción