Argumentar sin ofender

En la actualidad Bruzón vive en Misuri, Estados Unidos, e integra la nómina del equipo de ajedrez de la Universidad de Webster. (Cortesía)
En la actualidad Bruzón vive en Misuri, Estados Unidos, e integra la nómina del equipo de ajedrez de la Universidad de Webster. (Cortesía)

Luego de algunos días de vacaciones y planeando este 2020 aún no lograba encontrar mi meta para este nuevo año, hasta que por fin me vinieron algunos pensamientos fuertes a la mente. Ser más consecuente con las cosas que expreso y hago, así surgió esta reflexión. 

A mí me duele ver cómo nos enfrentamos y ofendemos entre cubanos constantemente. No se trata solamente del tema de los artistas, eso se puede ver claro en cualquier post de Facebook que toque algun temita incómodo. Queremos constantemente imponer nuestro criterio y el ego lo ponemos por encima de todo. Aún nos falta mucho a los cubanos para entender que se puede argumentar sin ofender, dando datos, siendo objetivos en lo que se habla y olvidarse del mensajero.

A mí me agrada ver la energía que le ponemos a defender a un actor que injustamente sacan de un programa, o a un árbitro de pelota que sancionaron recientemente, me gusta ver que los cubanos reclamemos y luchemos contra lo injusto, pero me entristece muchísimo ver que no sucede igual con todos los maltratos que día a día sufren personas que se comportan de forma cívica y solo por no estar con el Gobierno les hacen la vida imposible.

Me agrada ver la energía que le ponemos a defender a un actor que injustamente sacan de un programa, o a un árbitro de pelota que sancionaron

Yo en lo particular no apoyo el bloqueo por la simple razón que es la mayoría del pueblo cubano quien sufre sus consecuencias, pero por razones de principio no puedo hablar sobre eso como la mayor de las injusticias cuando veo todo lo que está pasando en Cuba con los opositores. Pruebas y ejemplos hay miles, jamás he visto a un alto dirigente cubano hablar de esos atropellos. Otra opinión muy difundida y equivocada es decir: si no hablaste de política en Cuba ¿por qué ahora? 

Cada cual tiene su historia y solo puedo hablar sobre mi experiencia. Desde pequeño detestaba la política o más bien los políticos, algo que no ha cambiado mucho, sinceramente. En la escuela me enseñaron que el Che era un hombre íntegro, fiel a sus ideales y que actuaba en consecuencia. Por ese motivo me tatué su rostro en un brazo y yo sí de verdad quería ser como el Che, ese Che que me enseñaron en la escuela.

Hoy siendo un hombre maduro y luego de estudiar mucho más la historia, debo decir que mis ideales, convicciones políticas y principios morales son totalmente opuestos a los del Che, solo que creo que, sí me convertí en un hombre íntegro y de principios, creer en ese Che que me fabricaron me ayudó en eso. 

El problema es cuando se quiere imponer algo por la fuerza. La libertad y la pluralidad son valores que defiendo sobre todo

Hoy me siento orgulloso del padre que soy, del hijo que soy, de la persona que soy. ¿A dónde quiero llegar con esto? Que lo normal es que si uno estudia y quiere crecer como persona, si se plantea las cosas de forma honesta lo normal es que cambie de opinión sobre diferentes temas a lo largo de su vida.

Yo tengo amigos excelentes y la verdad me da igual lo que piensen sobre política, religión o cualquier tema, ya eso a estas alturas no debería ser un problema; el problema grave es cuando se quiere imponer algo por la fuerza. Hoy la libertad y la pluralidad son valores que defiendo sobre todas las cosas. No puede haber justicia donde no hay libertad, donde te imponen qué debes pensar y qué debes hacer, así de simple.

Todos queremos una patria más próspera, vamos a unirnos más como nación, vamos a ofender menos y ser más justos y objetivos. Las injusticias y malos actos están mal, venga de quien venga. Las redes y la información son una bendición, pero hay que usarlas con responsabilidad. ¡Feliz 2020 a todos!

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7

Archivo

Blog de la Redacción