Los cambios hacia el capitalismo en la Cuba castrista

Cafetería cerrada en el aeropuerto de La Habana. (14ymedio)
Cafetería privada cerrada en las inmediaciones del aeropuerto de La Habana. (14ymedio/Archivo)

La Cuba castrista da un segundo paso –tibio, pero en una dirección inequívoca– hacia la implantación del capitalismo en su economía. Primero, dolarizó (parcialmente) las ventas de productos básicos (pero continúa pagando los salarios del trabajo en moneda sin valor); y segundo, ahora, elimina la lista de oficios, tomado de la época de la colonia española, y los sustituye por algo enrevesado, para que no se descubra qué son las "empresas privadas".

Hay mucho miedo en la cúpula dictatorial de que el pueblo cubano vea cómo, después de más de 60 años de miseria socialista, ahora las soluciones concretas, todas, son capitalistas. En esto de la conformación de las nuevas empresas, la dictadura ha comenzado a pedir, a los futuros empresarios (antes cuentapropistas) que hagan un "proyecto" sobre sus planes, para analizarlo –y autorizarlo o no– según el humor de los burócratas comunistas y envidiosos de turno.

Hay mucho miedo en la cúpula dictatorial de que el pueblo cubano vea cómo, después de más de 60 años de miseria socialista, ahora las soluciones concretas, todas, son capitalistas

Sería mucho más fácil publicar las condiciones que se imponen para poder crear las pequeñas y medias empresas. Pero eso sería, según la óptica dictatorial marxista, reconocer por escrito lo que siempre negaron. ¿Qué le decimos a los antiguos dueños de las pequeñas y medias empresas cubanas?, preguntaría Raúl en la reunión del partido convocada a "analizar" el tema.

A pesar de que el éxodo cubano de los años sesenta del siglo pasado fue constituido por lo mejor de la sociedad cubana de la época (analizado desde el punto de vista de sus condiciones emprendedoras y su capacidad y experiencia empresarial), el éxito de otros cubanos en EE UU y otros países demuestra que todavía hay talento emprendedor en la Isla, y que si la cúpula gobernante decide seriamente (tiene que ser serio, no como siempre se ha hecho), la población cubana podrá, como mínimo, desayunar, almorzar y comer, que hace 60 años no lo hace.

Quizá haya que esperar a que muera Raúl Castro para ese salto al capitalismo en la economía, pero quién sabe si la presión "de la calle" hará que el general, en sus últimos días, acepte la derrota de su ideología a cambio del bienestar de su pueblo, cosa que el Partido Comunista nunca ha priorizado. Como se sabe, la prioridad de los hermanos Castro es mantener el poder.

No se habla en este análisis de la libertad irrestricta que el pueblo cubanos persigue y merece. Se trata simplemente, como ha sucedido en China y Vietnam, de la autorización para implantar el capitalismo solamente en la economía, para paliar la ineficiencia endémica socialista. En cualquier caso y tratándose de Cuba, este sería un primer paso para la futura libertad total de los cubanos, que nunca Fidel Castro quiso aprobar, seguro de que así perdería el poder.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10

Archivo

Blog de la Redacción