El futuro electoral de Colombia

Los aspirantes a la presidencia de Colombia este 2018, Humberto de la Calle, Sergio Fajardo, Gustavo Petro, Germán Vargas Lleras e Iván Duque. (Twitter)
os aspirantes a la presidencia de Colombia este 2018 en primera vuelta eran Gustavo Petro, Iván Duque, Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Germán Vargas Lleras. (Twitter)

El 17 de junio se celebrará la segunda y definitiva vuelta de las elecciones presidenciales colombianas tras la primera realizada el pasado 27 de mayo. En ella se enfrentarán Iván Duque, candidato de la Gran Alianza por Colombia, apoyado por los ex presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, y el izquierdista Gustavo Petro, de Colombia Humana. Si Duque obtuvo casi siete millones 600.000 votos (39,14%), Petro conquistó cuatro millones 850.000 (25,08%). A menos de 300.000 votos o de 0,35% del segundo se situó Sergio Fajardo, de Compromiso Ciudadano, la gran sorpresa electoral.

Fajardo era la mejor opción del centro, tras la caída en las encuestas del candidato liberal Humberto de la Calle, al estar muy asociado a la figura de Juan Manuel Santos. Y si bien solo 65% se inclinó por una de las dos opciones más votadas y al elevado número de abstenciones, pese a que la participación fue muy importante para los estándares colombianos, mucho se ha insistido en la polarización de la vida política. Pero, si Fajardo y De la Calle hubieran ido coaligados, la segunda vuelta se haría con otro protagonista, aunque también en ese caso es bastante probable que se siguiera hablando de polarización, un concepto que intenta explicarlo todo y en realidad explica poco o casi nada.

Al margen de la escasa diferencia de votos entre el centrismo de Fajardo y el populismo izquierdizante de Petro habría que resaltar otros dos puntos que cuestionan la idea de la polarización.

Más allá de esta discusión, parece que prácticamente todo lo que se podía decidir de cara al balotaje ya se ha decidido y que Duque camina seguro rumbo a la victoria

Por un lado, la fragmentación del Parlamento elegido en marzo pasado, donde sólo en la Cámara de Representantes seis partidos suman 152 diputados de los 172 posibles. Por el otro, es lógico que prime una opción binaria en una segunda vuelta con un enfrentamiento entre únicamente dos candidatos.

Más allá de esta discusión, parece que prácticamente todo lo que se podía decidir de cara al balotaje ya se ha decidido y que Duque camina seguro rumbo a la victoria. Casi todos los partidos y sus líderes se han manifestado en una u otra dirección. Incluso De la Calle, Fajardo y algunos destacados miembros de su coalición anunciaron que votarían en blanco. Si los partidos Conservador, Liberal y Cambio Radical se han decantado por Duque, Petro, por su parte, solo ha obtenido el respaldo de algunos sectores importantes de la coalición de Fajardo y de unos pocos dirigentes liberales.

Pese a enarbolar la bandera de la paz, Petro genera un importante rechazo social. Su respaldo a Hugo Chávez y a la revolución bolivariana, de la que ahora busca distanciarse, son una mala carta de presentación. Y si bien se ha esforzado en denunciar la corrupción también le juega en contra el apoyo de Ernesto Samper. En una encuesta reciente Duque recibe 55% de los votos, Petro 35% y en blanco 10%. La cuesta a remontar parece excesiva para el candidato de Colombia Humana. Su triunfo sería una auténtica sorpresa en Colombia, cuyo sistema político busca renovarse tras el acuerdo de paz con las FARC.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4

Archivo

Blog de la Redacción