La intervención de Cuba en Venezuela: la alianza de dos "naciones cautivas'" del comunismo

El mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, junto al gobernante venezolano Nicolás Maduro y Raúl Castro en La Habana. (Martí Noticias)
El mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, junto al gobernante venezolano Nicolás Maduro y Raúl Castro en La Habana. (Martí Noticias)

Un informe reciente sobre Venezuela por parte de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos confirmó cómo el chavismo neutraliza, reprime y criminaliza la oposición y la disidencia; también reportó sobre la militarización de las instituciones estatales, las restricciones al espacio democrático, el desmantelamiento de los controles y balances institucionales, la creciente reducción de espacio de los medios de comunicación independientes y patrones de graves violaciones de los derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y otros abusos. 

La creciente crisis económica y humanitaria en Venezuela está constantemente en las noticias. Al menos el 87% de los venezolanos viven ahora en la pobreza, los servicios sociales han colapsado, hay hambre y mueren los ciudadanos en los hospitales por falta de suministros. Más de 4 millones de venezolanos han huido del país y el éxodo masivo continúa.

La devastación de Venezuela se debe a la transferencia progresiva del modelo "revolucionario" sociopolítico y económico cubano

La devastación de Venezuela se debe a la transferencia progresiva del modelo "revolucionario" sociopolítico y económico cubano. Deriva de un comprensivo plan de integración forjado por Hugo Chávez y Fidel Castro de naturaleza ideológica, política, militar, de seguridad, económica, judicial y sociocultural que también abarca información y comunicaciones. Con el desconocimiento de los venezolanos, Cuba había conspirado durante décadas para ocupar el papel dominante. 

Venezuela también adoptó el prototipo cubano de socialismo que impone la pobreza al pueblo mediante la planificación central de la propiedad "social" de los medios de producción y distribución pero con un capitalismo cautivo ("capitalismo de estado") para el disfrute exclusivo de la élite en el poder. Los venezolanos bolivarianos, sin embargo, han llevado el saqueo y la ostentación a su máxima expresión, probablemente más allá de cualquier precedente histórico. 

La investigación, con 800 fuentes bibliográficas, describe cómo Cuba ha ocupado esencialmente a Venezuela no con una fuerza militar tradicional sino por medios asimétricos, colocando activos estratégicamente para controlar su economía, fuerzas de seguridad, información, comunicaciones y la sociedad en general.

Es imposible determinar con fuentes confiables cuántos cubanos hay en Venezuela al servicio del Estado cubano, muchos no han pasado controles de migración y se hacen pasar por venezolanos.

Es imposible determinar con fuentes confiables cuántos cubanos hay en Venezuela al servicio del Estado cubano, muchos no han pasado controles de migración y se hacen pasar por venezolanos. Las fuentes oficiales cubanas (aunque nunca confiables) han informado que hay unos 46.000 "colaboradores" cubanos trabajando allí en "más de 200 proyectos", 21.500 de los cuales están en el sector salud; eso oficialmente dejaría al menos 24,500 en funciones no especificadas (probablemente en defensa y seguridad). Otras fuentes creen que el número es mucho mayor. Sin embargo, la medida del rol de Cuba no se basa en el número de cubanos en Venezuela, sino en el influyente y amplio control que ejercen sobre toda la sociedad y el quehacer venezolanos, tanto dentro de Venezuela como, de manera importante, desde Cuba. 

Mi estudio atribuye la colonización por parte de Cuba de una Venezuela mucho más grande y más rica a las competencias o ventajas comparativas del régimen militar cubano que le permite la naturaleza totalitaria del sistema. El aparato de inteligencia y propaganda de Cuba es formidable, además el Estado puede explotar a sus ciudadanos sin restricciones o controles por medio de la migración forzada y como trabajadores expatriados o exportados (en un gran negocio de trata de personas) aparte de que también participa en actividades criminales transnacionales.

La integración Cuba-Venezuela es parte de un plan continental y se sustenta en redes criminales internacionales que comparten

La integración Cuba-Venezuela es parte de un plan continental y se sustenta en redes criminales internacionales que comparten. Esta alianza, similar a dos Estados mafiosos unidos, está involucrada en todo tipo de actividades ilegales (tráfico de drogas, minería ilegal, lavado de dinero, etc.) conjuntamente con actores transnacionales que son enemigos de la democracia liberal y comparten intereses nefarios: Estados como Irán, China y Rusia, y otros no estatales como los carteles mexicanos y colombianos de la droga, las mafias rusas, Hezbolá, ELN y FARC. 

Esta situación no sólo afecta a los ciudadanos de Venezuela y Cuba, sino que además plantea graves amenazas de seguridad, especialmente para la región.

 ______________________________________________________________

Nota de la Redacción: La intervención de Cuba en Venezuela: una ocupación estratégica con implicaciones globales, por Maria C. Werlau, ya está disponible en inglés en Amazon y se publicará en español dentro de unas semanas.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6

Archivo

Blog de la Redacción