Fútbol en España: la obsesión nacional

El fútbol es el deporte más seguido en España.
El fútbol es el deporte más seguido en España.

Que el fútbol es el deporte por excelencia en España no es ninguna novedad. Pero para muchos es algo que va más allá del deporte, convirtiéndose casi en una obsesión. La pasión con la que se viven los encuentros en las ligas locales y con la selección española hace que los aficionados al fútbol en España sean muy diferentes al de otros países europeos.

¿Por qué el fútbol es tan importante en España?

Para entender un poco más sobre la pasión por el fútbol en España hay que hablar de su historia. Todo se inició cuando, en la ciudad de Huelva, unos obreros ingleses comenzaron a jugar a este deporte. Allí crean lo que fue el primer club en España llamado Real Club Recreativo.

Pero hubo que esperar hasta el año 1890, cuando realmente el fútbol se convirtió en un deporte oficial. Y allí fue donde se realizó el primer partido entre Huelva y Sevilla. Tras ello, comenzó a expandirse por todo el país haciendo que unos años después se creara la Federación Española de Clubes.

Hoy en día, únicamente cuatro de los clubes mantienen la estructura original de aquellos tiempos:

  • Real Madrid
  • Fútbol Club Barcelona
  • Atlético de Madrid
  • Atlético Osasuna

Esta pasión es tan grande que hace que quienes ven fútbol constantemente quieran probar sus habilidades incluso para ganar un dinero extra. Es el caso de quienes deciden apostar en sitios de apuestas deportivas aprovechando las ofertas o los bonos como el 20bet bono que da mayor oportunidad de apuestas y de ganancias. Está claro que el fútbol es una pasión y obsesión que no sólo se vive en un estadio de fútbol y que ahora también es parte de los dispositivos móviles y de las estrategias diarias.

La pasión por el fútbol en España

Es difícil de responder a la pregunta de por qué el fútbol es una obsesión y pasión para los españoles. Muchos lo ven como algo un tanto poético. Si vemos la similitud que hay con los países latinoamericanos, entendemos que tiene que ver con la simpleza del mismo. Para jugarlo únicamente se necesita un balón, una pelota. Y eso hace que cualquier niño o persona, sin importar su clase social pueda acceder a este deporte. Algo muy diferente a otros deportes más costosos como lo son el tenis, golf o la natación.

El fútbol se puede jugar en cualquier sitio, de ahí que se ve cómo los niños de las clases bajas están todo el día con un balón. Justamente, alguno de los mejores jugadores del mundo provienen de estos sectores y fueron descubiertos por cazadores de talentos que recorren barrios humildes buscando al nuevo Messi.

Por otro lado, el fútbol hace que como aficionado todo se equipare. Esto quiere decir que no importa de dónde provengas, en el momento de alentar a un equipo, tanto el rico como el pobre son lo mismo y se convierten en hermanos. Se elimina cualquier barrera ya sea de religión, política, raza o similar.

Para otros, el motivo por el que el fútbol se convierte en una pasión y obsesión es por la adrenalina que se vive al meter un gol. Si se compara con otros deportes, por ejemplo el baloncesto, la emoción se vive en los últimos segundos. Mientras que en el fútbol son 90 minutos en donde de un momento a otro puede aparecer un gol y determinar la victoria. Es esa espera lo que hace que la adrenalina y el suspense sea aún mayor.

La mejor liga profesional del mundo

Para muchos, la mejor liga profesional del mundo del fútbol es la liga española. Así lo demuestran las visualizaciones en TV junto con la cantidad de personas que van a cada encuentro. Eso ha hecho que cada partido sea un evento en sí mismo donde la tecnología ha tenido mucho que ver dando la oportunidad de que personas de todo el mundo vean el partido a disputar y así ver el talento de sus jugadores favoritos.

El dinero que mueve el fútbol en España permite que sus clubes manejen grandes presupuestos y que por ello tengan a los mejores jugadores del mundo en sus equipos. Con lo cual, podríamos decir que son varios los ingredientes que hacen que el fútbol en España se viva como una obsesión. Y todo ello sumado a los rituales como lo es el ir a tomar una caña al bar antes de ir al estadio, o bajar para compartir con otros el ver el fútbol en la televisión del bar mientras se toma una cerveza.

Es el folclore del propio deporte lo que lo hace único y diferente al resto y lo que incita a que la pasión crezca año tras año. No en vano, es algo que se pasa de generación en generación, pues en la mayoría de los hogares los niños son aficionados del mismo equipo de fútbol que sus padres. Y por supuesto, el orgullo que muchos de ellos sienten al ser socios del club que alentaban desde pequeños y del que sus abuelos o bisabuelos también lo eran.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0