24 de febrero, el grito de las urnas

La derrota del Sí podría ser fruto de la suma de gestos, de los que votan No, los que se abstienen y los que anulan o dejan en blanco la boleta. (Susana González/DPA/PA)
La derrota del Sí podría ser fruto de la suma de gestos, de los que votan No, los que se abstienen y los que anulan o dejan en blanco la boleta. (Susana González/DPA/México)

El 24 de febrero de 1895 es recordado en la historia cubana como el Grito de Baire y marca el momento en que comenzó la segunda guerra de Independencia contra España. La insurrección estalló al menos en otros 30 lugares de la Isla, pero el poblado de Baire, en el oriente del país, se impuso en el imaginario colectivo y terminó marcando la identidad del acontecimiento.

Cuenta la historia -o la leyenda- que en aquella jornada de hace 124 años una orden de alzamiento firmada por José Martí viajó dentro de un tabaco enviado a Juan Gualberto Gómez. Bajo las sucesivas capas vegetales iba el mensaje que detonó el último conflicto bélico de aquel siglo en la Isla.

Como en Fuenteovejuna, la obra de Lope de Vega, la iniciativa de rechazar el texto de la nueva Constitución ha surgido desde lo más íntimo de la gente

Este 24 de febrero no ha llegado orden de ninguna parte para que se produzca un grito. Como en Fuenteovejuna, la obra de Lope de Vega, la iniciativa de rechazar el texto de la nueva Constitución ha surgido desde lo más íntimo de la gente. Nadie tiene derecho a adjudicarse la paternidad de esa pacífica sublevación que puede ocurrir en los colegios electorales.

Por primera vez en 60 años los cubanos tendremos durante alrededor de media jornada del próximo domingo la oportunidad de remover los cimientos de la dictadura.

Son menos de 12 horas en las que deberíamos ponernos de acuerdo. No hay que inscribirse en un partido ni colocarse bajo una sospechosa sombrilla. Ni siquiera hay que suscribir con una firma. Es un acto efímero, voluntario, que puede ser público si se opta por la abstención, o anónimo si se elige votar No, pero será también un acto desafiante y decisivo del que podremos sentirnos orgullosos.

Antes de las siete de la mañana y después de las seis de la tarde cada cual podrá insistir con sus lemas prioritarios, ya sea para exigir la libertad de los presos políticos, que el Gobierno ratifique los tratados sobre derechos humanos, que se abra el mercado mayorista, que se legalice o que se prohíba el matrimonio igualitario; que bajen los impuestos y suban el salario. Pero, en el tiempo que durará el referendo, la lucha por alcanzar cada uno de estos diferentes propósitos pasa por lo que se logre en las urnas.

En el tiempo que durará el referendo, la lucha por alcanzar cada uno de estos diferentes propósitos pasa por lo que se logre en las urnas

Durante esas mágicas doce horas todo aquel que desea "hacer algo" debe apoyar las iniciativas de quedarse en su casa o de escribir los dos trazos cruzados de una X, para demostrar su voluntad de elector de no aceptar ni la irrevocabilidad del sistema ni la prevalencia del partido único.

Si la Comisión Nacional Electoral cumple lo establecido en el artículo 137 de la Constitución vigente, solo considerará ratificada la nueva Carta Magna si más de la mitad del Registro de Electores vota Sí en el referendo. De manera que la derrota del Sí podría ser fruto de la suma de gestos, de los que votan No, los que se abstienen y los que anulan o dejan en blanco la boleta.

Lo que va a ocurrir este 24 de febrero no tendrá una ubicación geográfica, será el Grito de las Urnas: un magnífico coro libertario, la aceptación de un desafío cívico, incruento, pacífico y civilizado.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35

Reinaldo Escobar

Reinaldo Escobar (1947)Periodista, nació y vive en Cuba. Se licenció en Periodismo en la Universidad de La Habana ...

Archivo