La diócesis de Santa Clara lamenta la colocación de una bandera rojinegra en una iglesia

El municipio de Corralillo fue sede de las celebraciones oficialistas de este 26 de julio, marcado por la fuerte vigilancia policial

Durante el evento conmemorativo por el oficialista Día de la Rebeldía, la iglesia de Corralillo fue ataviada con dos gigantestas banderas: la enseña nacional y la alusiva al Movimiento surgido tras el ataque al Cuartel Moncada. (Facebook)
Durante el evento conmemorativo por el oficialista Día de la Rebeldía, la iglesia de Corralillo fue ataviada con dos gigantestas banderas: la enseña nacional y la alusiva al Movimiento surgido tras el ataque al Cuartel Moncada. (Facebook)

La colocación de una bandera rojinegra, del Movimiento 26 de Julio, sobre la fachada de una iglesia en Corralillo (provincia de Villa Clara), molestó a los feligreses de la parroquia y obligó al obispado de la diócesis a publicar una nota lamentando lo ocurrido y llamando a que los templos no sean involucrados en "actos políticos".

Corralillo fue, este 26 de julio, la "sede" de las celebraciones oficialistas de Villa Clara, con la visita de las máximas autoridades provinciales del Partido, que repitieron el modelo de la conmemoración en La Habana, dedicada a tareas productivas o visitas a centros de valor económico, como el trabajo voluntario en que participó Miguel Díaz-Canel en un huerto urbano.

"Es principio de la Iglesia que nuestros templos no sean involucrados, bajo ninguna circunstancia, en actos políticos"

Durante el evento conmemorativo por el oficialista Día de la Rebeldía, la iglesia de Corralillo fue ataviada con dos gigantescas banderas: la enseña nacional y la alusiva al Movimiento surgido tras el ataque al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953, una fecha en la que murieron decenas de jóvenes al mando de Fidel Castro.

Tras difundirse en los medios locales la imagen del templo con las dos banderas, la oficina de prensa del obispado de la provincia, radicado en Santa Clara, se vio obligada a publicar un texto en el que subraya que "es principio de la Iglesia que nuestros templos no sean involucrados, bajo ninguna circunstancia, en actos políticos".

La nota señala que la colocación de la bandera rojinegra generó "la preocupación de muchos por este inusitado hecho". El texto aclara que "la congregación religiosa a cargo de este templo está compuesta por consagradas extranjeras, recientemente instaladas en el lugar", como una explicación del por qué tardaron en darse cuenta del carácter político de la enseña.

Acto político con motivo del 26 de julio en Corralillo, Villa Clara. (CMHW)
Acto político con motivo del 26 de julio en Corralillo, Villa Clara. (CMHW)

"En comunicación con la madre superiora, nos hace saber que le fue solicitada autorización para colocar la bandera cubana, sin mencionarle ningún otro símbolo". La nota continúa recordando que "en la Diócesis, la autoridad competente para autorizar un asunto de esta naturaleza es solamente el obispo diocesano, quien no tenía conocimiento de este asunto".

"Lamentamos lo ocurrido, y confiamos en que no se repitan hechos como este", concluye el documento firmado por el vicario general de la diócesis de Santa Clara, Arnaldo Fernández Berroa. La nota, publicada en la página de Facebook de la diócesis, va acompañada por una foto tomada de la prensa oficial local.

"Más que el Día de la Rebeldía Nacional parece el día de la tristeza nacional", dice una vecina de Centro Habana mientras contempla la puerta de La Época vacía de sus habituales colas

La bandera del M-26-7 ha representado por décadas a un movimiento de corte político, involucrado en varios eventos violentos en La Habana y de lucha armada en las montañas del oriente cubano. Esta enseña se coloca con frecuencia en entidades oficiales y partidistas, además de en sitios públicos durante la conmemoración de la efeméride.

Este lunes las celebraciones han sido atípicas, apenas dos semanas después de las protestas que tuvieron lugar en más de 40 ciudades en toda la Isla y la consecuente represión. "Más que el Día de la Rebeldía Nacional parece el día de la tristeza nacional", dice una vecina de Centro Habana mientras contempla la puerta de La Época vacía de sus habituales colas.

El oficialismo convocó a sus seguidores a colocar banderas cubanas y del M-26-7 en balcones y fachadas, pero, en un recorrido por varios municipios, este diario atestiguó que la presencia de la enseñas era escasa, en parte porque por décadas solo se podían comprar en pesos convertibles o se regalaban a funcionarios y altos cargos.

"En mi cuadra solo una familia sacó una bandera y pusieron música con unas bocinas en el balcón, pero nadie les siguió la rima", comentó a este diario un residente de Cayo Hueso en la capital cubana. "La gente está muy callada y sin ánimo para celebrar".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0