Apatía popular y presiones para votar marcan las elecciones municipales en Cuba

En los municipios Centro Habana, Plaza de la Revolución, Cerro y parte de Diez de Octubre prevalecen colegios vacíos o con poca asistencia

Los comicios, que ocurren en medio de una crisis económica profunda y un éxodo masivo, han estado marcados por la apatía ciudadana. (14ymedio)
Los comicios, que ocurren en medio de una crisis económica profunda y un éxodo masivo, han estado marcados por la apatía ciudadana. (14ymedio)

"¡Vecinos, a votar!", gritaba con insistencia la mañana de este domingo una mujer en la puerta de un edificio en la barriada de Cayo Hueso, en Centro Habana. A pocos metros, en uno de los locales donde este 27 de noviembre se realizan las elecciones municipales del Poder Popular en Cuba, solo se veía a quienes trabajan en las mesas y a dos pioneritos que custodiaban las urnas.

Los colegios electorales abrieron desde las 7:00 de la mañana, para dar el pistoletazo de salida a un ciclo electoral que culminará en 2023 con una nueva legislatura en el Parlamento. Los comicios, que ocurren en medio de una crisis económica profunda y un éxodo masivo, han estado marcados por la apatía ciudadana y una intensa campaña de activistas que promueven la abstención.

Unos ocho millones de cubanos mayores de 16 años están llamados a las urnas en 23.480 colegios de 12.427 circunscripciones y para elegir entre 26.746 candidatos, según datos del Consejo Electoral Nacional (CEN). De ellos, el 70 % pertenecen al Partido Comunista o a sus juventudes, mientras que el 44 % son mujeres y sólo el 7 % son jóvenes. El número de electores puede variar significativamente pues en el último año al menos 224.000 cubanos han llegado a la frontera sur de Estados Unidos.

Los cubanos en el extranjero no pueden votar en estos comicios, según establece la Ley Electoral y dentro de la Isla las autoridades no han logrado entusiasmar a la población, totalmente concentrada en sortear las dificultades cotidianas como el desabastecimiento, los largos apagones y la falta de transporte.

La indiferencia con que muchos han acogido estas elecciones se ha venido notando desde las primeras horas de la mañana de este domingo en varios puntos de la capital cubana. En un recorrido hecho por 14ymedio en los municipios Centro Habana, Plaza de la Revolución, Cerro y parte de Diez de Octubre se repetía la escena de colegios vacíos o con muy poca asistencia.

La indiferencia con que muchos han acogido estas elecciones se ha venido notando desde las primeras horas de la mañana de este domingo. (14ymedio)
La indiferencia con que muchos han acogido estas elecciones se ha venido notando desde las primeras horas de la mañana de este domingo. (14ymedio)

"Voy a ir porque no quiero marcarme, pero anularé la boleta", contó a este diario una empleada de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE), residente en las cercanías de la calle Ayestarán y que prefirió el anonimato. "En mi casa somos cuatro con derecho al voto y todos vamos a hacer lo mismo", aseguró.

"En mi barrio todo el mundo sabe que el delegado no puede resolver ningún problema. Llevamos muchos años planteando en las reuniones que tienen que arreglar un bache enorme que tenemos en la cuadra y ni eso ha podido hacer", lamenta la empleada de la UNE.

Otros ven en la abstención una forma de enviar un mensaje de inconformidad al régimen. El activista Boris González es uno de los que ha promovido la campaña por el #YoNoVoto. "Al no votar voto. Voto porque los cubanos no se vayan del país", escribió el también periodista independiente en su cuenta de Facebook. "Voto por que Cuba sea una promotora de la democracia y el testimonio más eficiente de la deshumanidad del comunismo", añadió.

La abstención en los comicios cubanos ha ido creciendo de manera sostenida en los últimos años, un fenómeno inusual en un país donde la participación en las elecciones se promociona como un espaldarazo al modelo político y al liderazgo del partido único. En las votaciones por la nueva Constitución alcanzó un 15,6% y, más recientemente, en el referendo con el que quedó aprobado el Código de las Familias llegó al 25,88%.

Varios analistas coinciden en que los actuales comicios pueden superar el 30% de abstención debido a la emigración de miles de electores, la indiferencia de muchos más hacia los mecanismos del Poder Popular y el deseo de castigar al Gobierno cubano por su torpe gestión de la crisis económica, la inflación y la devaluación monetaria que ha hundido el poder adquisitivo de las familias.

El proyecto Inventario comparó las cifras oficiales de asistencia entre las elecciones municipales de 2017 y los comicios de este domingo. En aquel momento, los votos realizados hasta las nueve de la mañana correspondían al 29,38% del padrón electoral, mientras que en la jornada de hoy apenas ascendieron al 19,36%, más de 10 puntos de diferencia.

No han faltado tampoco las denuncias sobre la filiación de algunos de los candidatos a delegado. Pedro López, familia del prisionero político Andy García, condenado por manifestarse el 11 de julio de 2021, advirtió que en el Consejo Popular José Martí, de Santa Clara, "el represor Leandro, la persona encargada" de vigilar a su familia es uno de los nombres que aparece en la boleta de votación.

"El viernes llegó el pollo a mi barrio", explica a este diario Moraima, una jubilada residente en la barriada de La Timba en el municipio de Plaza de la Revolución. Hacía semanas que no llegaba nada a la carnicería [del mercado racionado] y qué casualidad que apareció el pollo justo antes de estas elecciones", lamenta.

En los comedores estatales que brindan alimentos subsidiados a jubilados y otras personas vulnerables, también mejoró notablemente el menú esta semana, según confirmó este diario. En varios de estos locales se vendieron almuerzos que incluían pollo, picadillo o salchicha, después de meses en que la única proteína que ofrecían en algunas ocasiones era huevo.

Varios analistas coinciden en que los actuales comicios pueden superar el 30% de abstención debido a la emigración de miles de electores. (14ymedio)
Varios analistas coinciden en que los actuales comicios pueden superar el 30% de abstención debido a la emigración de miles de electores. (14ymedio)

Junto a la mejora en las ofertas de alimentos, las autoridades también instaron a sus seguidores a reforzar "el trabajo ideológico cuadra por cuadra y motivar a los electores a ir a las urnas", según testimonios recopilados por este diario entre varios militantes comunistas y militares veteranos de la barriada de Nuevo Vedado.

"Desde que amaneció estoy tocando puertas porque no se puede quedar nadie sin votar", contó con orgullo un jubilado que en las cercanías de la avenida Rancho Boyeros se dio a la tarea de convocar a los vecinos para el colegio electoral ubicado en los bajos de un bloque de edificios. Para el anciano, insistir a los electores más morosos es vital: "Si está dormido lo despierto, pero aquí no vamos a hacerle el feo a la Revolución de una baja asistencia".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10