Argentina se desploma sorpresivamente ante el equipo saudí en el Mundial de Fútbol

Los asiáticos son ahora candidatos para avanzar a los cruces, algo que solo lograron en 1994

Messi campeó a sus anchas durante toda la primera parte, volviéndose un “dolor de muelas” para la defensa saudí. (EFE)
Messi campeó a sus anchas durante toda la primera parte, volviéndose un “dolor de muelas” para la defensa saudí. (EFE)

Europa Press.- La selección argentina cayó (1-2) de manera sorpresiva este martes ante la "cenicienta" Arabia Saudí, en un debut para olvidar en el Mundial de Catar, después de que el combinado asiático, con más carácter y esfuerzo, remontara el primer tanto de Leo Messi, de penalti, con los goles de Alshehri y Aldawsari, para completar su milagro mundialista.

Como ya ocurrió en 2018, los albicelestes no pudieron celebrar un triunfo en su estreno en Catar, después de una primera parte en la que jugaron de forma muy superior, con dos goles anulados a Lautaro Martínez. Messi abrió el camino de penalti, pero tras no sentenciar antes del descanso sufrió en sus carnes la electricidad y el compromiso de un combinado de Hervé Renard que creyó en la remontada.

Como estaba previsto, Argentina fue dueña y señora del balón, en un sistema con Paredes como ancla y con total libertad para Alejandro Papu Gómez y De Paul en la creación, casi a la altura de los delanteros. Messi campeó a sus anchas durante toda la primera parte, volviéndose un "dolor de muelas" para la defensa saudí.

Tras un primer y tempranero aviso, Messi arrancó su quinto mundial con gol. El crack del París Saint-Germain convirtió un penalti después de que el colegiado Vincic revisara en el VAR un "abrazo" a Paredes del jugador saudí Abdunhamid. Messi lo tiró con mucho temple y encaminó un triunfo potencial para Argentina.

Los albicelestes intentaron anotar varias veces, con el objetivo de dejar sentenciado antes del descanso el partido más "seguro" al que se enfrentaba el grupo, pero Arabia Saudí se salvó

Primero con un golazo de Lautaro Martínez, tras un pase de fantasía filtrado por Papu, que el delantero picó con delicadeza y elegancia, pero en posición adelantada y, después, con el del Inter de Milán de nuevo como protagonista, cuando el atacante, de nuevo en posición antirreglamentaria, mandó a la red un buen envío de Messi.

Los albicelestes intentaron anotar varias veces, con el objetivo de dejar sentenciado antes del descanso el partido más "seguro" al que se enfrentaba el grupo, pero Arabia Saudí se salvó de la goleada en la primera mitad. Quizá por ello, los de Hervé Renard salieron enchufados al segundo envite, y tras encajar muchos golpes, aunque sin KO, dieron un gol de Alshehri a los argentinos.

Con Argentina incómoda y más espesa por el 1-1, los saudíes, mucho más frescos que los latinoamericanos, aprovecharon la inercia y de las botas de su jugador más talentoso salió el 1-2. Aldawsari caracoleó dentro del área, con un par de buenos recortes, y desde la parte izquierda disparó con potencia y colocación a la escuadra derecha de la portería de Dibu Martínez, que no pudo palmear de lleno.

Scaloni quiso despertar a su equipo con tres cambios de golpe, dando entrada a Lisandro, Enzo y Julián Álvarez, pero no consiguió el efecto deseado. Tagliafico tuvo la más clara pasada, con un remate de cabeza a bocajarro en el área pequeña que sacó con reflejos el meta saudí Alowais. Di María y el delantero del City protagonizaron otros acercamientos, aunque menos peligrosos que en la primera mitad.

Arabia Saudí completó la recta final parapetada en su campo, celebrando cada robo y ocasión salvada como si fuera un triunfo. Julián Álvarez tuvo el empate de cabeza pero Alowais siguió inconmensurable. No pudo rescatar un punto Argentina, que ahora se ve obligada a tirar de épica para tener una plaza en los octavos de final. Los asiáticos son ahora candidatos para avanzar a los cruces, algo que solo lograron en 1994, gracias a su primera victoria a un equipo sudamericano.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0