Baches en carreteras y 167 despidos por el cierre de una planta de asfalto en Cuba

La falta de áridos y de combustible obligó a parar la fábrica espirituana de Chambelón

Planta de fabricación de asfalto en el barrio de Chambelón, en Sancti Spíritus. (Escambray)
Planta de fabricación de asfalto en el barrio de Chambelón, en Sancti Spíritus. (Escambray)

Hay baches que parecen piscinas, otros donde los animales beben agua después de la lluvia y algunos que han enviado al hospital a varios motociclistas incautos. Los huecos que "adornan" las calles de Sancti Spíritus se multiplican y se hacen más profundos, en especial desde el cierre de la planta de asfalto de la ciudad.

La industria, ubicada en el barrio de Chambelón, está equipada de una vieja maquinaria, modelo DK-117 de fabricación ucraniana, que llegó a la Isla durante los años del subsidio soviético. Con el paso de los años, el deterioro y la escasez de piezas le han pasado factura a la planta de asfalto, pero el puntillazo final se lo ha dado la falta de materia prima y combustible.

"Desde abril del año pasado comenzó a mermar la producción porque no teníamos materiales para el proceso, aunque solo hace unos días, al inicio de este año, se anunció que iba a dejar de producir", cuenta a 14ymedio uno de los empleados que, tras el cierre de la fábrica, ha pasado a ser "trabajador interrupto", el eufemismo oficial para los desempleados.

"Somos en total 167 trabajadores los que hemos quedado en la calle y aunque ahora nos están pagando un porcentaje de nuestro salario eso es solo por unos pocos meses", detalla. "Esta planta funcionaba porque nosotros mismos hemos reparado las piezas, algunas de ellas que estaban ya desahuciadas por su desgaste, pero no podemos inventar la materia prima, si no hay no hay".

"Esta planta funcionaba porque nosotros mismos hemos reparado las piezas, algunas de ellas que estaban ya desahuciadas por su desgaste, pero no podemos inventar la materia prima"

La falta de áridos y de combustible obligó a parar la industria espirituana y ha significado un duro golpe para los programas de pavimentar calles y carreteras en la provincia. José Luis, de 58 años, conductor de un vehículo que transporta productos agrícolas entre la zona de Banao y la capital espirituana, lo resume con dolor: "Nos están destrozando los camiones, por mucho que logremos invertir en mantenimiento, con estos huecos no hay quien pueda".

"La carretera hacia Trinidad, que es una vía importante porque tiene mucho tránsito y además va hacia un polo turístico, está en un estado pésimo", explica a este diario José Luis. "A falta de asfalto, lo que están haciendo es poner gravilla en los baches, luego le echan encima un poco de chapapote pero eso no resuelve el problema. Con el calor la mezcla se ablanda y los carros se llevan las piedras pegadas a las ruedas".

En abril pasado, Concepción González Castañeda, inversionista en la Dirección Provincial de la Agricultura, detalló a la prensa oficial que las labores de reparación vial se habían visto limitadas no solo por la falta de recursos sino también por no contar con financiamiento para cubrir los pagos de unos empleados que laboran bajo el sol, expuestos al intenso calor y los malos olores de las mezclas asfálticas y, muchas veces, alejados de sus lugares de residencia.

Orestes, chofer de un viejo Chevrolet que antes de la pandemia se dedicaba al traslado de turistas, cree que "se ha desatendido el problema de las carreteras". Este conductor que ahora mueve fundamentalmente clientes nacionales, explica que "hay que transitar a velocidades muy bajas, lo que se puede hacer en menos de una hora puede demorar hasta dos con todos estos baches". El cuentapropista relaciona también el mal estado de las vías con parte de los accidentes de tránsito que ocurren en la provincia.

"Hay que transitar a velocidades muy bajas, lo que se puede hacer en menos de una hora puede demorar hasta dos con todos estos baches"

Sin embargo, las autoridades locales insisten que los 314 accidentes, con 19 fallecidos y 267 lesionados que ocurrieron en Sancti Spíritus a lo largo de 2022 se concentraron mayoritariamente "en los tramos de rectas e intersecciones en las carreteras, con las vías en buen estado técnico y total cobertura de señalización", una afirmación que contrasta con la opinión de los choferes y con las cifras del deterioro vial que se han hecho públicas en los últimos meses.

Recientemente, Arlet Castro Ramírez, director de Vialidad en Sancti Spíritus, aseguró al diario local Escambray que en la provincia se encuentran en mal estado técnico 767 kilómetros de carreteras y calles de ciudades y poblados. El funcionario reconoció que en el pasado año, debido a los problemas energéticos y la escasa disponibilidad de combustible, solo se pudo ejecutar el 5,6% del plan de reparaciones de carreteras y calles.

Este año, aunque se cuenta con el "presupuesto y recursos aprobados para erradicar los más de 70 badenes y baches existentes en la carretera que une a Sancti Spíritus con la ciudad de Trinidad y otras importantes vías de interés nacional", queda por ver si estará disponible la materia prima para volver a echar andar la industria enclavada en el municipio cabecera.

Solo para cumplimentar lo proyectado se necesitan 10.000 toneladas de asfalto caliente destinados al tramo de la Autopista Nacional y 3.000 toneladas para la Carretera Central, los dos viales más importantes del país porque enlazan la zona oriental con el occidente. Para las vías urbanas y rurales de interés local, harán falta otras 15.500 toneladas de mezclas asfálticas calientes.

Pero mientras la planta del barrio de Chambelón guarde silencio, la mayoría de esos planes quedarán sobre el papel y no llegarán a materializarse en esas vías repletas de baches que son ahora la preocupación principal de los conductores y el peligro mortal de los motociclistas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0