Buscado por todos, cazado por pocos, el arroz cubano ahora se vende en dólares

'Juventud Rebelde' se ufana de la veloz venta de tres toneladas del grano en una tienda virtual en divisas

Según el texto, el arroz nacional a la venta cuenta "con gran aceptación en el mercado nacional e internacional". (TNC)
Según el texto, el arroz nacional a la venta cuenta "con gran aceptación en el mercado nacional e internacional". (TNC)

Hasta hace poco las cafeterías anunciaban "arroz con bistec", "congrí y yuca", "arroz amarillo con salchicha" y otras combinaciones donde el cereal reinaba, como lo hace en cada mesa cubana. Pero el producto, desaparecido de la venta liberada, solo se encuentra ahora en el mercado negro y en las tiendas en dólares.

Un artículo publicado este lunes en el diario Juventud Rebelde ha echado sal en la herida del desabastecimiento de arroz, al ufanarse de que en menos de 24 horas se vendieron casi tres toneladas del grano de producción nacional a través de una tienda virtual en divisas. La página que albergaba el texto lleva todo el día arrojando un error, lo que hace suponer que las críticas hayan forzado la retirada del artículo.

El arroz cosechado en la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, en Sancti Spíritus, se comercializó en un portal destinado a la compra desde el extranjero para su entrega en la Isla, un canal frecuentemente usado por los emigrados para ayudar a sus familias con productos desaparecidos de la red de tiendas estatales.

El funcionario considera que se trata de una oportunidad para que los emigrados puedan "adquirir el cereal para que sea consumido por residentes en territorio nacional"

Así lo explica sin ocultar su orgullo al periódico de la juventud comunista, Orlando Linares Morell, director general de una de las mayores empresas productoras de arroz del país. El funcionario considera que se trata de una oportunidad para que los emigrados puedan "adquirir el cereal para que sea consumido por residentes en territorio nacional".

Según Linares, el grano que se comercializa es de la Marca Galano 1967, registrada en la Oficina Cubana de Propiedad Industrial, "con gran aceptación en el mercado nacional e internacional". Un kilo del producto, vendido por la estatal Fruta Selecta, se oferta en varios sitios digitales al costo de 1,78 dólares más gastos de envío al domicilio.

En las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) que desde julio pasado venden alimentos y productos de aseo, el arroz que se comercializa es mayoritariamente importado y un kilogramo de la variante conocida popularmente como "bolito" puede superar los 4,50 dólares, con origen fundamentalmente en España.

Con la cercanía de la Navidad y sus tradicionales cenas a base de arroz, frijoles, cerdo, yuca y ensalada de vegetales, la demanda del cereal se ha disparado y es común que escasee incluso en los comercios en divisas, a pesar de sus elevados precios. En el mercado negro, el precio también va al alza y roza los 50 pesos la libra, una cifra que puede crecer en la medida en que se acerca el fin de año.

En sus declaraciones de este lunes, Linares puntualizó que por el momento la oferta de Granos del Sur del Jíbaro solo está disponible en Sancti Spíritus, pero se ampliarán a La Habana a través del Grupo Excelencias y la Industria Alimentaria. No precisó, sin embargo, si existían regulaciones para la cantidad que puede comprar cada cliente.

Los usuarios de estos portales de venta de alimentos son prácticamente en su totalidad personas que viven fuera de la Isla, puesto que los residentes en el país no cuentan con tarjetas de crédito o débito que puedan ser usadas

Los usuarios de estos portales de venta de alimentos son prácticamente en su totalidad personas que viven fuera de la Isla, puesto que los residentes en el país no cuentan con tarjetas de crédito o débito que puedan ser usadas en el comercio digital. Para ellos, la alternativa es la tienda TuEnvio.cu, marcada por los problemas tecnológicos, los retrasos en las entregas y el déficit de mercancías.

Para aliviar la escasez del grano, muchos negocios privados han reemplazado las guarniciones de moros y cristianos o arroz blanco por otras de vianda frita, verduras salteadas o pan. "No tenemos arroz pero le puedo acompañar las masas de cerdo con unos tostones de plátano macho", explica vía telefónica uno de los más populares servicios de entrega de comida a domicilio en La Habana.

"No da negocio vender platos con arroz porque cada día cuesta más cara cada libra", dice a este diario la propietaria de Sabor a ti, un pequeño comercio que ofrece una sencilla cantina de lunes a viernes para clientes en la capital cubana. "Todos nuestros platos están saliendo ahora con yuca, malanga o plátano pero no podemos garantizar el arroz".

En las casas, el panorama se repite. "Mi familia consume poco arroz y me alcanza, pero por ejemplo en casa de mi madre es imposible, pasados los primeros 10 días del mes ya ella tiene que salir a buscar el producto en la calle", dijo a 14ymedio Mayelin Ramírez, residente en el municipio de Plaza de Revolución.

"Ojalá llegue esa oferta a La Habana, mi madre está sacando de donde no hay para tener arroz todo el mes, ella no tiene tarjeta en MLC pero mi hermano que vive fuera puede comprárselo sin problemas", explicó.

En las tiendas en MLC el arroz que se comercializa es mayoritariamente importado. (Collage)
En las tiendas en MLC el arroz que se comercializa es mayoritariamente importado. (Collage)

Ramírez considera que lo que pasa es que también "faltan otros productos" y que por eso el arroz se vuelve el plato principal en muchos hogares. "No hay una vianda, no hay pastas, cada día son menos las opciones", lamenta la mujer, madre de una pequeña. "En casa solo somos tres, con mi marido y mi hija, y siempre estoy inventando. Me gusta balancear nuestra dieta, pero todo el mundo no tiene esa posibilidad porque están muy apegados a la costumbre de comer siempre con arroz".

La venta liberada del grano se suspendió en el país al inicio de la pandemia. Según cálculos de fuentes oficiales, de las 700.000 toneladas necesarias para asegurar el reparto de la canasta básica, este año se producirá en la red de empresas arroceras menos de 163.000 toneladas. En este contexto se pueden comprar, en el mercado racionado, cinco libras de arroz mensuales por cada consumidor a un precio subsidiado y otras dos adicionales, sin subsidio. Este verano se sumaron tres libras adicionales como parte de un grupo de medidas anunciadas "para aliviar el impacto" dejado por la pandemia en la alimentación.

La versión oficial, difundida por los medios, sostiene que el 'bloqueo', el clima y la crisis internacional que ha seguido a la pandemia, junto con los problemas financieros de la Isla, son las causas de la escasez.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 48