Canadá condena las "severas sentencias" contra los manifestantes del 11J en Cuba

Al tuit de repudio han respondido numerosas personas que agradecen el gesto pero piden que haya más pasos que respalden la declaración

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, en el Palacio de la Revolución con Raúl Castro. (EFE/Enrique de la Osa)
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, en el Palacio de la Revolución con Raúl Castro en su visita de 2016. (EFE/Enrique de la Osa)

Canadá ha reaccionado a las sentencias que la Justicia cubana está aplicando a los manifestantes del 11 de julio. A través de un mensaje en la cuenta de twitter de su Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno condena las penas y expresa su apoyo a la oposición.

"Canadá condena las severas sentencias impuestas por las protestas del 11 de julio. Canadá aboga firmemente por la libertad de expresión y el derecho a la reunión pacífica libre de intimidación. Apoyamos al pueblo cubano en sus aspiraciones democráticas", dice el mensaje.

Al tuit han respondido numerosas personas que agradecen el gesto pero piden que haya más pasos que respalden la declaración.

Desde hace años, la comunidad cubana en el exilio y particularmente en Canadá reprocha al Gobierno de Ottawa que los hechos no acompañen a las palabras. En 2009, Peter Kent, entonces ministro de Asuntos Exteriores, dijo que en Cuba había una "dictadura, no importa cómo se le dé la vuelta". El propio primera ministro Justin Trudeau, cuya familia tuvo excelentes relaciones con Fidel Castro, fue preguntado en 2016 si el líder de la Revolución era un dictador y respondió que sí.

"Canadá aboga firmemente por la libertad de expresión y el derecho a la reunión pacífica libre de intimidación. Apoyamos al pueblo cubano en sus aspiraciones democráticas"

También en los organismos multirlaterales Canadá se ha manifestado en este sentido o emitido recomendaciones sobre derechos humanos. En las mismas manifestaciones del 11 de julio el ministro de Asuntos Exteriores, Marc Garneau, se reunió con su homólogo cubano para expresarle la "profunda preocupación de Canadá por la violenta represión de las manifestaciones en Cuba.

Sin embargo, las relaciones bilaterales siguen siendo cordiales y hay ayudas financieras tanto directas como indirectas. La canadiense  Sherritt  International Corporation es la  mayor  inversionista directa en  Cuba y, además del níquel, produce un tercio del petróleo extraído en la Isla. El comercio bilateral supera los 1.000 millones de dólares anuales y Canadá no ha impuesto nunca sanciones al régimen, a diferencia de lo que ha hecho en otros casos, como el norcoreano, nicaragüense o, incluso el venezolano.  

Además, aún es el primer país en emisión de turistas a Cuba a pesar de que, con la pandemia, el número de visitantes canadienses está en mínimos y ha sido sobrepasado por los viajeros rusos. Esto permite el ingreso de miles de dólares a las arcas del Estado cubano y, aunque no es una decisión directamente gubernamental, nunca se ha desincentivado, más bien al contrario, ese flujo de viajeros.

Algunos diplomáticos destinados en la embajada canadiense en La Habana sufrieron síntomas vinculados al "síndrome de La Habana", varios de los cuales advirtieron de que el Gobierno no había atendido sus casos adecuadamente o, al menos, como lo había hecho el Gobierno de EE UU con sus funcionarios.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26