Cimex culpa al fabricante vietnamita por la escasez de pañales en Cuba

Casi el 95% del producto se distribuye en la capital por la falta de combustible

El comercio estatal La Borla sacó a la venta pañales este viernes. (14ymedio)
Colas para comprar pañales, que se agotan en horas. (14ymedio)

Por la falta de combustible, la casi totalidad de los pañales desechables producidos en Cuba se distribuyen en La Habana y un mínimo porcentaje en las provincias vecinas. El dato lo revela la directora de ventas minoristas de Cimex en un artículo de Cubadebate dedicado a la escasez de este producto básico.

El texto recuerda que los pañales desechables comenzaron a producirse en Cuba en 2019 a través de una empresa vietnamita cuya fábrica se ubica en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel. La planta tenía previsto producir 120 millones anuales de pañales, pero los padres siguen sin encontrarlos y "cuando aparecen se acaban a la media hora o lo compran los revendedores", denuncia una madre que señala que, en cambio, nunca "faltan en MLC".

El pasado febrero, 14ymedio contó que había que acreditar tener hijos para comprar pañales en las tiendas en moneda nacional, lo que provocó disputas entre los clientes que se habían acercado al comercio sin llevar encima la tarjeta y los empleados que la exigían.

La planta tenía previsto producir 120 millones anuales de pañales, pero los padres siguen sin encontrarlos y "cuando aparecen se acaban a la media hora o lo compran los revendedores"

La empresa Thai Binh Global Investment Corporation se comprometió ese mismo mes a seguir produciendo pañales, toallas húmedas y protectores y venderlos en moneda nacional. En su página de Facebook se informa cada semana de las tiendas donde se van a comercializar y las tallas disponibles, pero muchos dudan de que la información sea cierta, ya que cuando acuden no encuentran lo anunciado.

Yusleydi Lezcano Palmero, directora de ventas minoristas de Cimex asegura que la situación ha mejorado, ya que en el primer trimestre del año hubo un 94,3% más de pañales que en el mismo período del año anterior y que, incluso, la cadena ha reducido las importaciones para "potenciar al proveedor de Mariel". Sin embargo, el problema, según la funcionaria, es que hay "sobredemanda", un concepto que Cubadebate se ve obligado a traducir al final del texto.

"En Economía se entiende por sobredemanda la situación en que la cantidad demandada (demanda) de un producto o servicio excede a la cantidad ofrecida (oferta). Esto es lo opuesto a un exceso de oferta", dice en un alarde didáctico el diario oficialista, que ha copiado la explicación de wikipedia del término "exceso de demanda", pero omitiendo la primera definición que aparece: escasez.

"Cimex no interviene. Es una entrega directa a tienda. Los culeros no pasan por ningún almacén, teniendo en cuenta la necesidad de las familias cubanas"

Lezcano Palmero cuenta que este abril el plan era de 91.297 paquetes, de los que se han entregado 85.442. Todos se vendieron en menos de 72 horas, explica la funcionaria, que recuerda el control con carné para la venta. Esto refleja cómo, pese al aumento de la producción, la escasez es notable.

Lezcano Palmero señala que las dificultades para adquirir materia prima "debido a la crisis provocada por la pandemia" han influido, pero se desliga del asunto y responsabiliza a la empresa vietnamita fabricante.

"Cimex no interviene. Es una entrega directa a tienda. Los culeros no pasan por ningún almacén, teniendo en cuenta la necesidad de las familias cubanas", dice. La funcionaria admite que ha habido también problemas con la distribución, culpa, también, de Thai Binh, que distribuye, según el contrato.

"A veces hemos tenido baches, porque por un tema logístico interno de la empresa vietnamita, los culeros llegan minutos o horas después o no llegan el día acordado", justifica. Pero cuando se le pregunta por qué hay lugares en los que nunca aparecen, admite el privilegio de la capital.

"La prioridad ha sido un 94,5% La Habana, luego el resto de las provincias cercanas, lo cual tiene que ver con el tema logístico debido a la situación con el combustible, que hoy afecta a todos", reconoce.

"La prioridad ha sido un 94,5% La Habana, luego el resto de las provincias cercanas, lo cual tiene que ver con el tema logístico debido a la situación con el combustible, que hoy afecta a todos"

Isla de la Juventud, según cuenta, tiene un trato "diferenciado", pero tampoco le han llegado últimamente por "la situación meteorológica".

Los primeros culeros desechables que se vendieron en Cuba llegaron con la apertura económica de los años 90 y la dolarización de la economía. Hasta entonces solo existían los de tela, que se lavaban después de cada uso. Pero la venta era solo en dólares o en pesos convertibles, lo que los convirtió en un elemento segregador entre quienes no podían permitírselos y quienes recibían remesas o tenían entradas económicas en moneda extranjera.

La empresa vietnamita, que ya llevaba décadas en Cuba, anunció en 2018 la construcción de una planta para producir pañales y su propósito de "brindar a los consumidores locales artículos hechos en Cuba y de alta calidad".

Pero tres años después del inicio de sus operaciones se ha dado un paso atrás y los desechables han vuelto a ser la frontera entre quienes pueden tener divisas y quienes no.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13