Desde hoy los cubanos pueden comprar 100 dólares en las Cadeca al cambio de 123,60 pesos

Cada sucursal solo podrá vender las pocas divisas que compró a los clientes el día anterior

Las casas de cambio de los aeropuertos y hoteles, que captan más dólares, no podrán venderlos al público

Un reporte sitúa la inflación en Cuba como la segunda peor del mundo

 La compra se podrá hacer en 36 casas de cambio y una sucursal del Banco Popular de Ahorro en Isla de la Juventud. (14ymedio)
La compra se podrá hacer en 36 casas de cambio y una sucursal del Banco Popular de Ahorro en Isla de la Juventud. (14ymedio)

El Gobierno cubano anunció este lunes que iniciará la venta de dólares a la población este 23 de agosto a un precio de 123,60 pesos por dólar.

Los 37 locales autorizados para hacer esta operación –36 casas de cambio (Cadeca) y una sucursal del Banco Popular de Ahorro en Isla de la Juventud– informarán diariamente el número de personas que puedan comprar "en dependencia de la disponibilidad de divisas", dijo la ministra presidenta del Banco Central de Cuba (BCC), Marta Sabina Wilson González en el programa Mesa Redonda. La venta de divisas oficial nace con la restricción de depender del proceso de compra del día anterior; es decir, se venderá solamente la cantidad que la Cadeca haya recaudado el día previo.

Además, una persona podrá comprar solo 100 dólares o su equivalente en otras divisas, si bien Wilson González no especificó cada cuánto tiempo puede realizar esa operación.

La funcionaria dijo que tanto el tipo de cambio, por ahora 120 CUP por un dólar, y los márgenes, "se ajustarán" de ser necesario. Además, el límite de compra de 100 dólares por persona "se puede ampliar" más adelante.

"Si el dólar es la moneda que más dificultad tenemos para exportarla, entonces la idea es que las personas demanden esa moneda y favorecemos que la compra sea fundamentalmente de los dólares que tengamos en existencia en cada una de las casas de cambio", advirtió la ministra presidenta del BCC.

"Si el dólar es la moneda que más dificultad tenemos para exportarla, entonces la idea es que las personas demanden esa moneda"

Las autoridades cubanas aseguraron que el euro es la moneda que más ha ingresado en el mercado cambiario oficial desde que a inicios de mes implementaron la nueva tasa de cambio, seguido del dólar, la libra esterlina y el peso mexicano.

El ministro de Economía Alejandro Gil, por su parte, reconoció en el espacio oficialista que "hay una demanda de dólares en efectivo" en la Isla, ya sea para emigrar, para ir de compras al extranjero o hacer otro tipo de operaciones. No obstante, aclaró que ahora mismo la única salida que tienen esos dólares es venderlos en el mercado cambiario.

Los cubanos compran dólares para emigrar, hacer transacciones domésticas y apalancar sus pocos ahorros ante el desplome del poder del peso cubano para convertirse en bienes y servicios. La inflación y la falta de productividad ha despeñado a la moneda nacional hacia abismos nunca antes vistos.

"No vamos a caerle atrás al tipo de cambio del mercado informal", sentenció Gil para quienes esperan que la tasa oficial compita con las redes ilegales. "El primer paso es retomar el control por el Estado del valor de la divisa", aclaró el ministro. "Esto no es una economía de mercado", subrayó el titular del ramo.

"Poco a poco el Estado irá avanzando en el control del mercado cambiario", reafirmó Gil. Pero "si tienes un mercado parcialmente dolarizado", siempre se tendrá una demanda en divisas. "Llegaremos a un momento de menor demanda de divisas cuando tengamos más ofertas en pesos cubanos".

"No vamos a caerle atrás al tipo de cambio del mercado informal", sentenció Gil para quienes esperan que la tasa oficial compita con las redes ilegales

El ministro, que repitió varias veces la palabra "desafío" para describir el mercado cambiario, advirtió de la necesidad de relanzar la industria cubana para lograr sostener el pulso con la divisa y reiteró su crítica a la visión "voluntarista" de la economía. "La fortaleza de la economía es lo que nos permitirá estabilizar el tipo de cambio", explicó. "Hay que poner los pies en la tierra y entender el sentido de la urgencia", confesó.

"Esto no es para los nuevos ricos", se defendió Gil. "Esto no es una medida para quien recibe divisas", dijo en un discurso que intentó reforzar la idea de que hay un guion oficial que comprende, a mediano y corto plazo, una mejora de la vida cotidiana. "No es una improvisación, nada de lo que hacemos es improvisado", aseguró en medio de un clima de elevada crítica social.

Las reacciones sobre el nuevo anuncio inundan las redes sociales. El economista cubano Mauricio De Miranda Parrondo ironizó en Twitter: "Creo que la próxima decisión del Gobierno será vender divisas por la libreta en Cuba. Dice Randy que repartirán turnos. Me imagino que terminarán poniendo citas telefónicas".

El economista cubano Pedro Monreal opina que el mercado cambiario estatal anunciado este lunes "pudiera favorecer, paradójicamente, el mercado informal". "Al 'piso' de compra del USD a 110.4 se le ha agregado hoy como referente un diferencial de compraventa muy alto de 10.7%", argumentó.

En un post publicado en Facebook, el firmante Pucho Oroza arremete contra el nuevo anuncio declarando que "el impacto real de esta medida" es "ninguno". "El mercado cambiario es una contramedida al desarrollo de un mercado informal de divisas que toma auge ante la necesidad imperiosa de la población de buscar una alternativa para obtener bienes y servicios que le son imposibles en moneda nacional", explica el autor, quien prosigue: "El mercado dolarizado de tiendas en MLC [moneda libremente convertible] desconecta la economía interna porque establece una barrera entre la retribución por el trabajo y el consumo en MN [moneda nacional] que debería estar asociado a esa retribución-trabajo. Una incoherencia que no tiene una solución real, y que ha imposibilitado que el peso cubano aumente su valor y se convierta en medio de pago y de ahorro, lo cual era un objetivo de la Tarea Ordenamiento".

Oroza también critica que la venta de divisas se realice solamente en las cabeceras provinciales, discriminando a la población "no citadina" que, "a su vez, es la que más sufre el proceso de desabastecimiento".

"El colapso económico no conoce barreras en el paraíso comunista de Cuba", comenta en un tuit Hanke, profesor de Economía en la Universidad Johns Hopkins

"Si se ha informado que la mayor parte de las transacciones de compra se realizan en las Cadecas de Aeropuertos y Hoteles, que a su vez no participarán en las operaciones de venta, entonces, ¿qué por ciento de la divisa que entra al país se va a destinar a vender en este mercado? Ínfima", argumenta.

Y concluye: "Seguimos jugando al cuento de la buena pipa, deambulando por caminos sinuosos cuando lo que en realidad necesitamos es aumentar la productividad y la producción nacional, recuperar la industria invirtiendo en ella y no en el turismo, para lograr valorizar el peso cubano y tener un mercado minorista en la moneda del cubano".

Este domingo, el economista estadounidense Steve Hanke dio a conocer que Cuba se encuentra en el segundo lugar en el ránking de países inflacionarios, solo por detrás de Zimbabue, en África. "El colapso económico no conoce barreras en el paraíso comunista de Cuba", comenta en un tuit Hanke, profesor de Economía en la Universidad Johns Hopkins, quien cada semana publica una tabla de elaboración propia sobre la inflación en el mundo. "El 18 de agosto, medí la inflación de Cuba en un impresionante 135%", detalló.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26