Condenado a 30 años por "espionaje", el exasesor de Alarcón se está muriendo en la cárcel

La familia de Miguel Álvarez denuncia que no le permiten comunicarse con él

Miguel Álvarez, exasesor de Ricardo Alarcón, condenado a 30 años de cárcel por “espionaje” en 2012.
Miguel Álvarez, exasesor de Ricardo Alarcón, condenado a 30 años de cárcel por “espionaje” en 2012. (EFE)

El hijo de Miguel Álvarez, exasesor de Ricardo Alarcón, condenado a 30 años de cárcel por "espionaje" en 2012, denunció que su padre se está muriendo y que no le permiten tener comunicación con su familia.

"Mi padre tiene cáncer hace ya un tiempo, hace un par de meses lo llevaron desde la prisión de Guanajay, donde estaba cumpliendo su condena en la sala de presos del Hospital Nacional, porque su condición, producto de la metástasis, ha ido empeorando", denunció en sus redes Noel Álvarez. El exasesor de Alarcón fue detenido hace ocho años junto a su esposa, Mercedes Arce, condenada a 15 años por la misma pena.

Noel dice que el juicio fue secreto y militar, "para que nadie pudiera cuestionar". "Un proceso donde no se presentaba prueba alguna sobre la culpabilidad de los acusados", señala. "Ellos no solo nunca han reconocido ni han aceptado ninguna de las acusaciones que les hicieron, sino que todo el tiempo hemos estado apelando según lo permite la ley cubana", recuerda.

En 2013 Ricardo Alarcón fue relevado de su cargo como presidente de la Asamblea Nacional de Cuba. El caso de sus asesores no trascendió en la prensa oficial, pero en los sectores bien informados de Miami se comentó que su salida estaba vinculada al arresto de Miguel Álvarez y su esposa.

En un post publicado en su muro de Facebook, el hijo de Álvarez cuenta que hace dos años su padre envió una carta a Miguel Díaz-Canel, pero no recibió respuesta. "Hemos hecho múltiples gestiones con todas las instancias políticas y jurídicas de Cuba con un total silencio por respuesta", apunta.

"Va a morir completamente solo, nadie cercano de la familia que está allá va a poder acompañarlo", denuncia su hijo Noel Álvarez

Noel explica que vive en México, al igual que sus hermanos, y que dado que las fronteras están cerradas, pidieron que los dejaran comunicarse con su padre a través de una llamada telefónica, "para poder de alguna manera despedirnos".

Explica que han recibido ayuda para algunas gestiones, de "amigos muy cercanos". "Nuestras cartas, sabemos que han llegado a los más altos niveles. Siempre y en todos los casos, sin respuesta. ¿Dónde está el humanismo de la Revolución?, se pregunta.

"Mi padre está mal, puede morir en cualquier momento. Va a morir completamente solo, nadie cercano de la familia que está allá va a poder acompañarlo, va a morir sin haber podido hablar con sus hijos, solo porque alguien, ¡no sé quién!, no tomó la decisión".

El hijo de Álvarez asegura que lo hace público porque no le queda otra salida ante la ausencia de respuesta oficial. "Es una muy oscura página en la historia de los procesos jurídicos dentro de la revolución, pero como dice el refrán, la mentira puede recorrer mil años, la verdad la alcanza en un día", concluye.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26