Congeladores japoneses para conservar las vacunas cubanas

El país asiático, que envía equipos de refrigeración a la Isla, celebra con Unicef su colaboración con el Gobierno de la Isla en materia de salud

Hirata Kenji, embajador japonés en Cuba, junto a representantes de Unicef yel Gobierno cubano. (Unicef)
Hirata Kenji, embajador japonés en Cuba, junto a representantes de Unicef y el Gobierno cubano. (Unicef)

Las vacunas contra el covid-19 que el Gobierno aplica a la población cubana se conservan en refrigeradoras y controladores de temperaturas donados por Japón a través de un proyecto ejecutado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Diplomáticos de Japón y representantes de Unicef, junto a las autoridades de Salud, brindaron un balance del primer año de ejecución del proyecto llamado "Fortalecimiento de la capacidad del sistema nacional de salud para la crisis de covid-19", durante la entrega de equipos para mantener la cadena de frío del policlínico Lidia y Clodomira, ubicado en el municipio habanero de Regla y que atiende en promedio a 44.000 personas.

En una nota publicada por 'Cubadebate' se explica que la donación de Japón beneficia a más de seis millones de cubanos, de ellos 1,2 millones de niños

En una nota publicada por Cubadebate se explica que la donación de Japón beneficia a más de seis millones de cubanos, de ellos 1,2 millones de niños. El proyecto contempla la entrega de insumos para el desarrollo de vacunas en los laboratorios de BioCubaFarma, el Instituto Finlay de Vacunas, y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Los equipos benefician a 13 hospitales, así como a 255 instituciones de la atención primaria de Salud en las provincias de Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Camagüey, Granma, Santiago de Cuba, Guantánamo y el municipio especial de Isla de la Juventud.

Unas 447 refrigeradoras calificadas por la Organización Mundial de Salud (OMS), controladores de temperatura, bolsas de hielo y congeladores son algunos de los equipos donados al Gobierno cubano. El embajador de Japón en la Isla, Hirata Kenji, aseguró que tienen pendiente la entrega de más insumos que aún no han llegado a Cuba y que, además de reforzar la cadena de frío, tienen "un impacto positivo para la campaña de vacunación de otro tipo, así como para la investigación científica y tecnológica".

Cuba detectó su primer caso de covid-19 a inicios de marzo de 2020 y, desde entonces, los contagios mantuvieron la tendencia al alza, como en el resto de países. El Gobierno desarrolló dos antídotos contra el virus que ha aplicado a más del 90% de la población, Abdala y Soberna, pero ninguna cuenta con la aprobación del uso de emergencia de la OMS –según La Habana por problemas bancarios–, a pesar de que el proceso de certificación de Abdala se inició en abril de 2022.

Los dos sueros están basados en el antígeno RBD, por lo que requieren menor cantidad de frío que las de ARN mensajero (entre 2 y 8 grados frente a los -70 de Pfizer o -20 de Moderna).

La viceministra primera del Ministerio de Comercio Exterior, Ana Teresita González Fraga, aseguró que más del 90 % de la población está inmunizada contra el virus, incluyendo a los niños mayores de dos años. "Es un logro que nos permite hoy estar en las condiciones que estamos", aseguró la funcionaria que también participó en la entrega de la donación japonesa.

"Para orgullo de Cuba nuestros niños hoy son inmunizados contra 13 enfermedades; ocho de esas vacunas se producen en nuestro país, en nuestros centros científicos", agregó González Fraga, que no perdió la oportunidad de culpar al embargo estadounidense por las carencias en el sistema de salud.

"A Cuba le hubiera sido imposible adquirir vacunas para toda la población, las transnacionales farmacéuticas no nos las hubieran vendido. No para inmunizar a todos"

"A Cuba le hubiera sido imposible adquirir vacunas para toda la población, las transnacionales farmacéuticas no nos las hubieran vendido. No para inmunizar a todos", agregó. Sin embargo, las autoridades no solo rechazaron formar parte del Fondo de Acceso Global para Vacunas (Covax), sino que defendieron su estrategia alegando que la fabricación nacional les ha permitido una inmunización más amplia y en menor tiempo que la de la mayoría de países.

La viceministra recordó que la cooperación del Gobierno japonés llegó en un momento de "mucha tensión" en el sistema nacional de salud por un pico de contagios y el rompimiento de la fábrica de oxígeno.

Antes de la pandemia, Japón a través de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA) realizaba donaciones al Ministerio de Salud de equipos médicos y piezas de repuestos de equipos usados en anatomía patológica, imagenología y endoscopia. El país asiático también ha contribuido a través del mismo organismo en el área de transporte.

Asimismo, la agencia de Naciones Unidas aporta cada año con la donación del 70% de dosis de vacuna PRS -triple viral que inmuniza contra las paperas, la rubéola y el sarampión-, que se administra a los niños cubanos, señaló Carilda Peña García, viceministra de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4