Crece el rechazo a la candidatura de Cuba al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Denuncian que La Habana no ha ratificado ni respeta al menos 16 tratados internacionales

El pasado 5 de agosto, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, calificó de “indignante” que el Consejo de Derechos Humanos ofrezca un asiento a La Habana. (EFE/Archivo)
El OCDH considera que el Gobierno de Cuba no está comprometido “con ninguno de los documentos que conforman la Carta Internacional de Derechos Humanos" ni con otros pactos de primer nivel. (EFE/Archivo)

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) envió a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, un documento jurídico en el que recopila exhaustivamente todos los tratados internacionales que Cuba incumple, según informó la organización este lunes en un comunicado.

El objetivo es frenar el intento de la Isla para volver a formar parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, algo que el OCDH considera “inconcebible”, pues el país no está comprometido “con ninguno de los documentos que conforman la Carta Internacional de Derechos Humanos" ni con otros pactos de primer nivel.

“La situación de no ratificación y nulo compromiso por parte de Cuba con diversos tratados internacionales de Derechos Humanos es alarmante”, reitera la ONG con sede en Madrid, que en su comunicado enumera estos compromisos, empezando por los Pactos Internacionales de 1966 de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que no han sido ratificados por la Isla desde hace más de 12 años.

"En consecuencia, no se halla sometida a la competencia de ambos órganos de tratados, para recibir y examinar comunicaciones de presuntas violaciones de derechos en su jurisdicción, ni se ha comprometido en abolir la pena de muerte", explica el organismo.

Además, reclaman que a pesar de haber ratificado la Convención contra la Tortura en 1995, La Habana no reconoce la competencia del Comité contra la Tortura, para recibir y examinar comunicaciones de otros Estados partes y posibles víctimas que aleguen incumplimientos o violaciones de la convención. 

Es el mismo caso, detalla el OCDH, de otras convenciones internacionales, ratificadas por Cuba pero "sin reconocer sus competencias para recibir y examinar las comunicaciones de posibles víctimas o investigar violaciones graves o sistemáticas en los Estados partes": la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

El OCDH señala la falta de independencia del poder judicial, supeditado al Partido Comunista

Además de enumerar otros acuerdos no firmados o ratificados por Cuba, el OCDH recuerda que la propia Constitución de la República prima sobre los tratados internacionales, y señala la falta de independencia del poder judicial, supeditado al Partido Comunista, un código penal que establece "medidas predelictivas", así como las leyes y decretos que limitan la libertad de opinión, expresión, reunión, manifestación y asociación.

Al llamado del Observatorio se unió este lunes una carta publicada por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), con sede en Argentina, firmada por varias personalidades del continente, como la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, el escritor y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez o los exministros chilenos Sergio Bitar, Mariana Aylwin, Soledad Alvear e Ignacio Walker.

En su carta advierten que en la Resolución que creó en 2006 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU está establecido que “al elegir a sus miembros se deberá tener en cuenta la contribución de los candidatos a la promoción y protección de los derechos humanos y las promesas y contribuciones voluntarias que hayan hecho al respecto; y que los miembros elegidos al Consejo deberán defender las más altas exigencias en la promoción y protección de los derechos humanos, cooperar plenamente con el Consejo y ser examinados con arreglo al mecanismo de examen periódico universal durante su período como miembros”.

Los firmantes rechazan la postulación de Cuba para entrar al Consejo “porque no es representativa de las aspiraciones democráticas y el compromiso internacional con los derechos humanos de la región”

Los firmantes rechazan la postulación de Cuba para entrar al Consejo “porque no es representativa de las aspiraciones democráticas y el compromiso internacional con los derechos humanos de la región”. 

Ni el OCDH ni CADAL son las primeras asociaciones que se pronuncian en contra de esta candidatura. El pasado 5 de agosto, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, calificó de “indignante” que el Consejo de Derechos Humanos ofrezca un asiento a La Habana, “una dictadura brutal que trafica sus propios médicos bajo la apariencia de misiones humanitarias”, en sus palabras.

A su vez, la ONG suiza UN Watch también recomendó el rechazo de la candidatura de Cuba al Consejo, basándose en su fracaso en mantener los estándares de derechos humanos.

Cuba integró el Consejo de Derechos Humanos, órgano de 47 miembros, en cuatro períodos: de 2007 a 2009, de 2010 a 2012, de 2014 a 2016 y de 2017 a 2019, y ya anunció su nueva postulación para el período 2021-2023, para el que serán elegidos 15 nuevos países. De ser designada, Cuba estará habilitada para presentarse en 2023 a la reelección y de lograrla cumplirá allí 18 de los 20 años de vida de este organismo.

_______________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35