Cuba y Rusia hablan de usar el rublo en lugar del dólar para eludir las sanciones internacionales

En la Feria Internacional de La Habana, los altos cargo del Gobierno intentan atraer más inversores 

Los altos cargos del Gobierno han desfilado por cada pabellón, en un intento de seducir a los inversores veteranos y supervisar a los empresarios locales. (Cubadebate)
Si bien los ministros y funcionarios se concentran en las grandes inversiones, los empresarios locales deben cerrar tratos personales, en sus propios sectores. (Cubadebate)

La Habana y Moscú negocian la posibilidad de realizar transacciones en rublos y criptomonedas, con el objetivo de esquivar las sanciones internacionales y facilitar los "pagos mutuos", comentó este lunes Boris Titov, comisionado presidencial de Rusia para los Derecho de los Trabajadores. Titov, invitado a la Feria Internacional de La Habana (Fihav), afirmó que también se valoran "mecanismos de compensación" y otras opciones "privadas" como alternativa al pago en dólares.

El Gobierno cubano no ha sido tímido a la hora de reconocer sus intenciones en la Fihav. Que los "empresarios foráneos conozcan nuestro potencial y se motiven a invertir en Cuba", deseó este miércoles, con lenguaje llano, el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa. Eso, que les extiendan los plazos de las deudas y presentarse como un mercado flexible y tolerante, con tal de atraer inversiones, han sido las directrices del régimen.

Durante la Fihav los altos cargos del Gobierno han desfilado por cada pabellón, en un intento de seducir a los inversores veteranos y supervisar a los empresarios locales, pero sobre todo para conversar con los que "montaron su stand por primera vez".

La prensa oficial también ha debido ponerse las pilas y difundir la imagen de una Cuba moderna, abierta a los negocios y lista para "expandir las fronteras comerciales" en medio de un posible deshielo con EE UU. Cubadebate, por ejemplo, difundió este miércoles las complacidas declaraciones de varios empresarios sobre la "excelente oportunidad" de que su dinero se quede en la Isla.

El reverso de la moneda lo integran las empresas estatales, las mipymes "elegidas" y otros negociantes cubanos que el Gobierno ha admitido entre los pabellones

El reverso de la moneda lo integran las empresas estatales, las mipymes "elegidas" y otros negociantes cubanos que el Gobierno ha admitido entre los pabellones y que tienen un importante rol en el juego: si bien los ministros y funcionarios se concentran en las grandes inversiones, los empresarios locales deben cerrar tratos personales, en sus propios sectores, mediante conversaciones directas con los extranjeros.

El oficial Grupo Empresarial de la Industria Sidero Mecánica (Gesime), que agrupa a 52 empresas a lo largo de la Isla, ha logrado tratos con Costa Rica, México y Jamaica, pero ahora apunta a mercados más remotos, como Bielorrusia y Eslovaquia. Con ambos países intentan desarrollar proyectos conjuntos con la Empresa de Envases y Recipientes Metálicos, Envamental.

El Gesime aspira también a la inversión de la canadiense Terracam, perteneciente al Grupo Lussier y dedicada a la comercialización y reparación de camiones. El conglomerado "tiene excelentes relaciones comerciales con clientes cubanos, de ahí las potencialidades, pues tienen líneas de trabajo afines", expusieron los directivos cubanos a Cubadebate.

Soldarap –la primera mipyme estatal creada dentro del Gesime– se estrena en la Feria con la intención de explorar "las potencialidades para entrar en el mercado de la reparación de equipos de soldar". Aunque recibieron la bendición del régimen durante la Feria de Transporte, ahora tienen claro a qué vienen: un contrato con la panameña Romysen, que ya es proveedor habitual del Gesime, haría indispensable a Soldarap entre las mipymes favorecidas por el Gobierno.

Avangenio, una consultoría de "soluciones informáticas" y Noswork, un "espacio de trabajo colaborativo en tiempo real", intentan aportar modernidad al precario horizonte digital cubano

Los negocios potenciales no se concentran solo en el sector industrial. Avangenio, una consultoría de "soluciones informáticas" y Noswork, un "espacio de trabajo colaborativo en tiempo real que se almacena en la nube", intentan aportar modernidad al precario horizonte digital cubano. Noswork, remedo de Zoom, aspira a convertirse en una aplicación de uso habitual entre los empresarios, mientras que Ataja prevé la fabricación de sistemas de localización de vehículos, incluyendo motos y bicicletas eléctricas.

"A través de este sistema se puede conocer la ubicación de tu vehículo, establecer límites virtuales para saber si la moto, por ejemplo, sale del área previamente preestablecida", expuso René Pérez Masola, especialista en marketing de Ataja, que desde el nombre parece sugerir sus intenciones. "En caso de cambio de posición, activación de la alarma, manipulación de dispositivos o pérdida de la señal del GPS, envía una alerta al móvil del usuario".

Por último, Cubadebate solo recabó la opinión de una empresa extranjera. Los directivos de la italiana Pasta Lori Puglia –presentes ya en Brasil, EE UU y Europa– sueñan con que el Gobierno cubano les compre arroz, aceite de oliva, puré de tomate y todo tipo de pastas alimenticias. "Estamos muy interesados", expuso con entusiasmo Victoria del Rey, la representante de la empresa, que aspira a que en la Isla interesen sus más de 70 tipos de producto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 107