Cuba cierra agosto con el mayor número de protestas desde el 11J

El Observatorio Cubano de Conflictos registra 361 manifestaciones de los ciudadanos en su informe mensual

Manifestación en Nuevitas, Camagüey, el pasado 18 de agosto. (Captura)
Manifestación en Nuevitas, Camagüey, el pasado 18 de agosto. (Captura)

2021. Hubo un total de 361 manifestaciones, según recoge el Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) en su último informe, hecho público este jueves, el segundo mayor número registrado por la organización con sede en EE UU desde que comenzó a contabilizarlas, en septiembre de 2020.

El principal motivo por el que los cubanos se lanzaron a la calle el mes pasado fueron los apagones: hasta 79 protestas tuvieron lugar, explica el documento, "en diferentes modalidades", 49 de ellas en forma de cacerolazos.

El OCC, que como cada mes divide las protestas de acuerdo a dos tipos de motivaciones –derechos políticos y civiles, por un lado, y derechos económicos y sociales, por otro–, explica que en esta ocasión tuvo que aplicar un "criterio selectivo" a los cacerolazos para poder clasificarlos, pues "lo que comenzó como una demanda social –la terminación de los cortes eléctricos– se radicalizó en el transcurso del mes y devino en demandas políticas".

Manifestaciones por derechos políticos hubo en agosto 219 y por derechos económicos, 142.

"Los cacerolazos aumentaron en un 145%, de 20 en julio a 49 este mes", detalla también la ONG, que refiere que Artemisa fue la provincia con mayor número de protestas de este tipo (8), seguida por Cienfuegos (7) y Holguín y Camagüey (6, ambas).

La más notoria sucedió en Nuevitas, los días 18 y 19 de agosto, cuando cientos de personas salieron a la calle a reclamar no solo el regreso de la corriente, sino también libertad.

"De persistir esa élite de poder en su inmovilismo", esta tendencia será insostenible "a corto o mediano plazo"

El informe destaca que aumentaron las protestas en las que se señala "directamente" al Gobierno por su mala gestión, de 85 de julio a 172 este mes, y que "aunque muchas de las protestas exigieron un cambio del Gobierno de Díaz-Canel, también han demandado un cambio de sistema: no más socialismo".

"Siguen produciéndose acciones violentas que nadie se atribuye", anota el Observatorio, refiriéndose a eventos en su mayor parte difundidos en redes sociales de manera anónima que enumera, como incendios de centros de recreo estatales o pedradas a vidrieras de tiendas estatales de venta en moneda libremente convertible (MLC).

Respecto a ello, la organización asevera que el Gobierno "al parecer, quiso ensayar una medida activa fabricando un supuesto atentado con bombas incendiarias a un edificio estatal. La manufactura de la desinformación presentada sobre esa supuesta operación era extremadamente burda, y la opinión pública nacional desestimó de inmediato la noticia como una maniobra policial".

Por lo demás, que se hayan incrementado las manifestaciones por motivos económicos tiene que ver, dice la ONG, no solo con los cortes de electricidad, sino con "el colapso del sistema de salud ante la epidemia creciente de dengue, la escasez de alimentos y medicamentos, así como la inflación y la recogida de basura".

En su análisis mensual, la organización refiere que las protestas "han asumido una gran diversidad de formatos", desde manifestaciones callejeras hasta plegarias masivas en lugares públicos", así como cacerolazos, pintadas, campañas cívicas con volantes y carteles, misas contestatarias e incluso el hackeo de sitios oficiales y "hoteles extranjeros asociados al grupo militar-empresarial Gaesa".

Además, subraya que el "desastre" del incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas puso en primer plano "la falta de previsión de la dirigencia y la ineficiencia del sistema de gobernanza para proveer estabilidad interna, lo cual agudizó la crisis de legitimidad y credibilidad del Gobierno".

El OCC argumenta que "si bien las expresiones de descontento o disidencia respecto a las políticas en curso son de variado nivel, lo cierto es que nunca antes, desde 1959, habían alcanzado tal amplitud, permeando las más diversas capas sociales, con excepción de una oligarquía minúscula que es su beneficiaria". Y concluye que "de persistir esa élite de poder en su inmovilismo", esta tendencia será insostenible "a corto o mediano plazo".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0