Sólo dos heridos del hotel Saratoga de La Habana permanecen en estado grave

Las autoridades no han revelado ningún detalle sobre la investigación en torno al accidente

Además de la destrucción de gran parte del hotel, el impacto de la onda expansiva dañó otros 17 edificios colindantes que son sometidos a una evaluación para determinar si pueden recuperarse o deben ser demolidos. (14ymedio)
El impacto de la onda expansiva dañó otros 17 edificios colindantes, como este, en la parte de atrás de la manzana del hotel. (14ymedio)

El Ministerio de Salud Pública de Cuba redujo este martes de cuatro a dos el número de heridos graves por la explosión del hotel Saratoga, y mantuvo en 12 el número de ingresados.

Diez de los hospitalizados, de los que cuatro son menores de edad, están clasificados como "con reporte de cuidado" y un total de 41 personas han recibido el alta desde el accidente, según el informe diario oficial.

El ciudadano español César Román Santalla, pareja de Cristina López-Cerón –de la misma nacionalidad y una de las 46 personas fallecidas–, continúa en la lista de hospitalizados graves, aunque su vida no corre riesgo por el momento.

Santalla salió de la UCI la semana pasada y fuentes familiares han contado a La voz de Galicia que, de seguir la mejoría, el joven, que está acompañado por varios familiares, podría regresar a España para seguir con la recuperación.

Tampoco se sabe si habrá indemnizaciones para las víctimas y sus familias, ya que el Gobierno anunció pensiones pero no una compensación por la posible responsabilidad de la empresa

Ahora, según el medio local, ha vuelto a caminar y la recuperación de las lesiones es más rápida de lo inicialmente previsto. Fuentes del Gobierno español dijeron que esperan que la próxima semana haya novedades sobre Román.

La explosión del hotel fue atribuida a un escape de gas licuado cuando un camión recargaba un depósito de la instalación turística, situada en el centro histórico de la capital, aunque aún se esperan más detalles de la investigación que por el momento las autoridades no han ofrecido.

Tampoco se sabe si habrá indemnizaciones para las víctimas y sus familias, ya que el Gobierno anunció pensiones pero no una compensación por la posible responsabilidad de la empresa estatal que abastecía de gas al hotel.

Además de la destrucción de gran parte del hotel, el impacto de la onda expansiva dañó otros 17 edificios colindantes que son sometidos a una evaluación para determinar si pueden recuperarse o deben ser demolidos.

El Saratoga fue construido en 1880 y desde 1911 funcionaba como un hotel. Su última restauración tuvo lugar en 2005, cuando se reformó el edificio en profundidad.

Este alojamiento de lujo, con categoría de cinco estrellas, está enclavado en la icónica avenida Paseo del Prado, en el centro histórico de la capital cubana, la zona más visitada por los turistas que llegan a la Isla. Aunque estaba cerrado el día de la explosión, apenas faltaban cuatro días para su reapertura, el 10 de mayo, motivo por el que muchos trabajadores se hallaban en su interior preparando la jornada cuando se produjo la explosión.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4