Se retrasa la entrega de pasaportes para miles de cubanos ansiosos de emigrar

Una empleada de la oficina de migración confirmó que Sepsa, encargada de custodiar y entregar los documentos, no tiene combustible para sus vehículos 

Cubanos hacen fila afuera de una oficina de la DIIE para sacar el pasaporte. (14ymedio)
Cubanos hacen fila afuera de una oficina de la DIIE para sacar el pasaporte. (14ymedio)

Este martes, Liliam y Jorge fueron por tercera vez a la oficina de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) en Centro Habana y su pasaporte no estaba listo aunque tienen boletos para viajar a Nicaragua el próximo sábado. El éxodo masivo, unido a la crisis económica, está retrasando, los plazos de entrega de los documentos de viaje.

"Logramos reservar los boletos, pagando más de mil dólares por cada uno, pero si no nos entregan los pasaportes en los próximos días podemos perder ese dinero", explica a 14ymedio la madre de dos niños, que también viajarán a Managua. "Debieron entregarnos todo el 25 de octubre y nada todavía".

El retraso en las entregas lo confirma una empleada de esa oficina ubicada en la calle Castillejo, esquina con Jesús Peregrino. "Nosotros no confeccionamos los pasaportes aquí, tenemos que esperar a que los traiga Sepsa (Empresa de Servicios Especializados de Protección, S.A.), pero no tienen combustible para sus vehículos", cuenta a este diario.

"Deben viajar en ese tipo de vehículo seguro porque estamos hablando de documentos muy sensibles, que deben estar seguros y custodiados hasta que lleguen a su destino", agrega, como el dinero de los bancos o las casas de cambio.

"Eso ha prolongado el plazo entre que se solicita el pasaporte o el carné de identidad y que se puede recoger", añade la empleada. "Ahora está demorando unos 30 días hábiles, donde antes eran dos semanas, pero eso puede ser más en dependencia de cómo se comporte el tema del transporte y la cantidad de solicitudes de nuevos documentos".

"Ahora está demorando unos 30 días hábiles, donde antes eran dos semanas, pero eso puede ser más en dependencia de cómo se comporte el tema del transporte"

El local está repleto de personas cada día y en sus dos plantas es difícil encontrar un espacio vacío donde sentarse debido a la avalancha de solicitantes. La mayoría de los que acuden a la oficina lo hacen para comenzar los trámites para un nuevo pasaporte, aunque también llegan los que buscan hacer la prórroga obligatoria de ese documento cada dos años y otros que necesitan un carné de identidad.

"Acabo de jubilarme y tengo parado todo el trámite de la pensión porque se me perdió el carné de identidad y aunque hace cuatro semanas solicité uno nuevo, todavía no lo he recibido", lamentaba Rodolfo, vecino de la cercana calle Salud que sigue esperando para iniciar varias gestiones oficiales. "Me dieron un papel que supuestamente sustituye al carné pero en muchos lugares no me lo aceptan".

Nada más abrir las puertas, en la oficina de Castillejo una trabajadora manda a pasar el primer grupo. Los que entran se ubican en filas de asientos hasta que son llamados, uno por uno, para pasar por una mesa donde otra empleada frente a una computadora anota los datos de la persona para llamarla posteriormente. En el piso superior están las áreas para tomar las huellas dactilares y la fotografía.

"Pueden tener todo muy bien organizado, pero de qué vale si luego los tiempos de entrega no se cumplen", se queja Rodolfo. "Desde que llegué hoy he visto aquí hasta gente llorando porque tenían todo preparado para salir del país creyendo que les iban a entregar el pasaporte a tiempo, pero se han encontrado con la situación de que hay serios retrasos en la entrega".

Frente al local, Idania mira desde su ventana a quienes empiezan a entrar en la segunda vuelta de llamadas, tras la obligada pausa de 11 de la mañana a 1:30 de la tarde para ahorrar electricidad en los locales estatales. "Yo vivo aquí desde que nací y yo nunca había visto tanta cola. Vienen familias completas para sacarse el pasaporte y emigrar", cuenta a este diario.

"Y no es solo aquí, la oficina de la calle 17, en El Vedado, está en las mismas: con cola permanente y las fechas de entrega de más de un mes y contando"

"En estos días que hay tanta tardanza en la confección de los documentos he visto gente que ha tratado de dar hasta dinero para que le agilicen el trámite pero los empleados no pueden hacer nada", opina. "Este no es el lugar donde los hacen, ellos tienen que esperar que se los traigan, y si no hay gasolina para los carros no hay manera".

"Y no es solo aquí, la oficina de la calle 17, en El Vedado, está en las mismas: con cola permanente y las fechas de entrega de más de un mes y contando", dice. "Hay gente que llega desde otros municipios con la ilusión de que aquí sea más rápido pero es un problema general, nadie se salva".

Idania calcula que cada mañana, cuando la oficina de la DIIE comienza su horario de atención al público, ya hay "más de cien personas afuera esperando para entrar". A lo largo del día esa cifra puede seguir multiplicándose varias veces. "En este local, tranquilamente, están atendiendo a más de cinco mil personas a la semana y si solo la mitad viene para pedir su pasaporte nuevo, entonces estamos hablando de mucha gente".

En silencio, para no incomodar a los empleados ni meterse en problemas que retrasen el trámite, medio centenar de personas esperan en la planta baja, ya sentados y con la cartilla leída por una trabajadora con tono marcial: "Aquí no se puede usar el móvil, para llamar o recibir llamadas tienen que salir. Deben estar pendientes de la persona que tienen delante para que no se les pase el turno y tampoco se permite hablar en voz alta".

Tras las indicaciones, hay unos minutos de silencio que se rompen cuando un joven baja las escaleras y grita con molestia: "¡Llevo más de un mes en esto y nada, otro día perdido y sin pasaporte!". Un murmullo de indignación recorre el salón y varias personas salen hasta la acera para usar el móvil. "No nos vamos a poder ir el viernes. Todavía no están entregando los pasaportes que debían estar en la segunda mitad de octubre", se escucha decir a una.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10