Piden esconder las confituras de las vidrieras para no hacer llorar a los niños

Guantanameros hacen una petición a una tienda de venta en divisas

En la nota se pide colocar otros productos en la vidriera porque las confituras "llaman mucho Ia atención de los niños”. (Facebook)
En la nota se pide colocar otros productos en la vidriera porque las confituras "llaman mucho Ia atención de los niños”. (Facebook)

Un comentario publicado en el periódico oficial Venceremos de Guantánamo era, como la sección que la acoge, una instantánea. Y, como muchas fotografías de un momento, la imagen dice mucho más que lo que se se lee en sus breves palabras. Lo que se intuye en tan cortas líneas habla de diferencias sociales, indignación y el fin de una época de falso igualitarismo en Cuba.

Así la nota, escrita con lenguaje preciso y formal, advierte que los "guantanameros sugieren a la gerencia de Ia tienda de productos en MLC situada en las calles Los Maceo esquina a Prado, se valore Ia posibilidad de cambiar de lugar las confituras visibles a través de Ia cristalería que da para esta última arteria".

Se pide "colocar otros productos, porque llaman mucho Ia atención de los niños, y es complejo explicarles la imposibilidad de los padres para comprarlos por no tener acceso a esa moneda, cuestión que ante Ia incomprensión de los pequeños, por lo general, les provoca el llanto".

Días después de su publicación, el pequeño texto fue compartido en redes sociales hasta hacerse viral y precipitó una multitud de críticas de cubanos residentes en toda la Isla, que concuerdan con el reclamo. Una chispa prendida en medio de la hierba seca de la molestia que ha provocado la apertura en julio pasado de tiendas en divisas para comprar alimentos y productos de aseo.

Días después de su publicación, el pequeño texto fue compartido en redes sociales hasta hacerse viral y precipitó una multitud de críticas de cubanos residentes en toda la Isla

Los infantes no pueden comprender que los caramelos -a través del cristal- solo pueden comprarse con una moneda que no reciben sus padres en el salario. Como en el pasado ocurrió con las llamadas diplotiendas destinadas solo a extranjeros, las "casas del oro y la plata" o las primeras shoppings, en las que solo se podía pagar en dólares, los mercados en divisas no encajan en la narrativa oficial de "los humildes y para los humildes".

Después de décadas de apartheid monetario, los cubanos habían llegado a un punto en que podían comprar casi lo mismo en pesos cubanos que en pesos convertibles, salvando la dura diferencia de 1X24 entre los chavitos y esos billetes que llevan rostros de héroes nacionales. Así, hasta que el pasado año y en medio de una dura crisis bautizada como “La Coyuntura” el dólar volvió a irrumpir con todo su poder en la economía nacional.

Esta semana la molestia popular ha alcanzado un nuevo grado y, usando las nuevas tecnologías, se ha difundido una petición en la plataforma Avaaz que exige "el cierre inmediato" de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) porque "generan segregación económica y exclusión social violando los derechos garantizados al pueblo".

Las iniciativas de denuncia o reclamo por la desigualdad monetaria son ya comunes en una realidad dividida por el tipo de dinero que se lleva en los bolsillos, pero la novedad radica en que la prensa oficial -controlada por el Partido Comunista- refleje y difunda la voz de quienes ya se saben excluidos de los nuevos comercios estatales en fulas. Algo que viene a convertirse en una crónica popular y diaria que niega el discurso que se promueve desde las tribunas. 

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24