Un tribunal cubano condena de 1 a 15 años de prisión a los tres miembros de Clandestinos

Los condenados pueden interponer un recurso de apelación

Rodríguez Baró, recibió una sanción de 15 años de privación de libertad, Prieto Tamayo de nueve y Pérez García de un año. (Captura)
Rodríguez Baró recibió una sanción de 15 años de privación de libertad, Prieto Tamayo de nueve y Pérez García de un año. (Captura)

El Tribunal Provincial Popular de La Habana dio a conocer este martes la sentencia de los tres acusados de pertenecer al grupo Clandestinos tras el juicio que se realizó el pasado 21 de diciembre. Los imputados recibieron penas de entre uno y 15 años de cárcel.

A Panter Rodríguez Baró (43 años), Yoel Prieto Tamayo (29 años) y Jorge Ernesto Pérez García (43 años) se les imputó delitos de "difamación de las instituciones y organizaciones y de los héroes y mártires de carácter continuado" y "daños al patrimonio cultural", por haber cubierto de sangre de cerdo bustos de José Martí en la capital y en Santiago de Cuba.

Rodríguez Baró recibió una sanción de 15 años de privación de libertad, Prieto Tamayo de nueve y Pérez García de un año. A diferencia del primero, por el que la Fiscalía había solicitado 12 años de prisión, los restantes acusados recibieron menos tiempo tras las rejas que lo propuesto en un inicio por el ministerio fiscal.

El tribunal informó que los acusados, "puestos de común acuerdo para desacreditar la imagen de José Martí", compraron seis piedras de cocaína "con parte del dinero recibido por una ciudadana cubana residente en los Estados Unidos". Posteriormente, consumieron la droga para realizar "los eventos delictivos".

Se les imputó delitos de "difamación de las instituciones y organizaciones y de los héroes y mártires de carácter continuado" y "daños al patrimonio cultural"

Según describen en la nota de prensa, "aprovechándose de la oscuridad de la noche y la escasez de personas en las calles", los acusados "en la madrugada del primero de enero de 2020, comenzaron a derramar sangre de cerdo sobre cuantos bustos y pancartas de nuestro Héroe Nacional y demás próceres de la Revolución se encontraban en las vías públicas". 

Entre las obras perjudicadas "se encontraba el busto de José Martí situado en la editorial de la revista Bohemia, declarado patrimonio cultural de la nación cubana", detalla el comunicado.

Además se informó que las acciones fueron grabadas con el teléfono móvil de Pérez García. El material se "remitió a sus vínculos residentes en los EE UU", que lo publicaron en las redes sociales y otras plataformas digitales.

La nota finalizó recordando que a los sancionados y a la Fiscalía "les asiste el derecho de interponer recurso de apelación".

Según el testimonio de familiares recogido por 14ymedio, Rodríguez Baró reconoció haber cometido los hechos, mientras que los otros dos acusados, Yoel y Jorge Ernesto, refirieron haber actuado a solicitud de Panter, "sin recibir beneficio alguno".

"Mi hijo Panter actuó por motivaciones ideológicas y está injustamente preso en el destacamento 47 del Combinado del Este, reservados para los peligrosos y fugitivos. Mi hijo no es nada de eso y debe ser liberado", declaró Esther Baró Carrillo, madre del principal acusado, a este diario.

"Mi hijo Panter actuó por motivaciones ideológicas y está injustamente preso en el destacamento 47 del Combinado del Este, reservados para los peligrosos y fugitivos. Mi hijo no es nada de eso y debe ser liberado"

Las supuestas imágenes de los monumentos cubiertos de rojo, acompañadas de encapuchados como los que salen en la serie española La casa de papel, salieron a la luz pública a principios de año y enseguida fueron objeto de una intensa campaña de apoyo por parte de algunos activistas en el exilio. Días más tarde, las autoridades anunciaron que habían arrestado a cuatro personas implicadas en los hechos.

El grupo había dicho que la sangre sobre Martí representaba el sufrimiento del pueblo cubano y su hastío ante "la dictadura". Otra de las acciones a la que Clandestinos convocó fue pintar en todas las provincias, ciudades y pueblos mensajes contra el Gobierno, o hacer lo mismo con las puertas de las casas de los "delatores" del régimen.

Tomaron el nombre de la película Clandestinos, del realizador Fernando Pérez.

La detención del grupo fue acompañada de una campaña de desprestigio que los acusaba de ser mercenarios pagados por la artista cubana residente en Miami Ana Olema Hernández Matamoros.

Las autoridades cubanas mostraron vídeos en la televisión cubana con la confesión de los presuntos autores, así como fotos de supuestas transferencias de dinero a través de la agencia Western Union de Ana Olema a Panter Rodríguez Baró, el principal acusado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 38