Cubaexport, el gigante estatal del comercio internacional, deja de existir sin previo aviso

Los directivos recibieron un correo sin mayores detalles sobre el motivo del cierre de una empresa muy rentable

Las oficinas de Cubaexport se encuentran en el edificio del Ministerio del Comercio Exterior, en la calle Infanta esquina 23 de La Habana. (14ymedio)
Las oficinas de Cubaexport se encuentran en el edificio del Ministerio del Comercio Exterior, en la calle Infanta esquina 23 de La Habana. (14ymedio)

La Empresa Cubana Exportadora de Alimentos y Productos Varios dejará de existir en pocos días. Los directivos de Cubaexport, el conglomerado estatal encargado de las importaciones y exportaciones en el sector de los alimentos y derivados, han recibido esta semana un mensaje en el que se advierte sobre su fin, sin dar mayores detalles.

"Les informamos oficialmente el cierre de la empresa Cubaexport", así comienza el correo electrónico que han recibido los administradores de las empresas subordinadas a la entidad. El texto, firmado por Ernesto Rulan Hidalgo, ha dejado paralizado a cientos de empleados que creían trabajar para un emporio seguro y garantizado por el Gobierno.

La noticia no es poca cosa. Cubaexport es el gran intermediario, santificado por el oficialismo, entre las exportaciones estatales o privadas y el apetitoso mercado internacional. Ningún producto básico se ha movido fuera o dentro de la Isla de manera legal sin que pase por sus vericuetos burocráticos.

Ningún producto básico se ha movido fuera o dentro de la Isla de manera legal sin que pase por sus vericuetos burocráticos

Cuando en el Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba Raúl Castro pronunció el discurso de cierre, dejó clara dos líneas rojas que no se podían cruzar: el comercio exterior debía seguir siendo controlado por el Estado y los profesionales no podrían ejercer de médicos, abogados o dentistas por cuenta propia. Cubaexport había sido bendecida.

Trazada esa frontera, solo quedaba que los negocios particulares tuvieran que apelar a las entidades estatales para sacar sus mercancías de la Isla y ofrecerlas en el mercado internacional. Cubaexport era parte de los pilares de una fórmula que ahora empieza a resquebrajarse o, al menos, a dejar de estar en manos totalmente del Ejecutivo cubano.

"Me quedo sin cliente", confiesa una administradora estatal dedicada a la supervisión comercial que esta semana recibió el correo electrónico anunciando el final. "Esta era la empresa que más beneficios y trabajo nos daba", reconoce. "Nos van a mandar para los campos de nuevo a supervisar los boniatos y las yucas", lamenta.

"Pero ese no es el punto", advierte Gustavo, un trabajador asociado a Cubaexport en Ciego de Ávila. "A las empresas se les tuerce el cuello cuando tienen pérdidas, cuando no son rentables, pero si hay una empresa en Cuba que no tiene esos problemas es Cubaexport, que accede a los productos y la materia prima interna a precios muy bajos y las vende a un porcentaje mucho mayor en el mercado internacional".

"Incluso los particulares están obligados a importar a través de nosotros, por lo que tenemos grandes márgenes comerciales. ¿Por qué están eliminando esta empresa que factura tanto dinero cada mes?", se cuestiona el empleado. "Lo que nos han dicho es que pasará a manos de capital extranjero, que ha sido comprada por otra empresa del Medio Oriente, pero sin más información".

"El nombre que tendrá no lo tenemos claro todavía pero ya no podemos aceptar nuevas solicitudes ni conciliaciones pendientes", remacha, vía telefónica

"No se llamará más Cubaexport", sentencia tajante una empleada del conglomerado que responde el teléfono tras varios intentos de comunicar desde la redacción de 14ymedio con la entidad estatal. "El nombre que tendrá no lo tenemos claro todavía pero ya no podemos aceptar nuevas solicitudes ni conciliaciones pendientes", remacha, vía telefónica.

La trabajadora agrega que "pronto le estaremos comunicando sobre los detalles para hacer un contrato con la nueva empresa". Sus palabras desaniman a muchos privados que habían comenzado a entrar en el negocio de importar materias primas o vender en el mercado extranjero sus productos. Cubaexport había sido mostrada por los medios oficiales como una garantía de ese flujo.

"Permanecemos dentro del grupo Gecomex", aclara otro empleado de la casi extinta Cubaexport. "Pero nos hemos definido ahora como una sociedad anónima". "No teníamos pérdidas, no había necesidad de hacer esto. Hay varias empresas estatales que se están convirtiendo y cambiando sus nombres".

"Aquí teníamos un abanico amplio de exportaciones. Miel, ron, carbón, pieles, residuos de mariscos, pero hay que sumarle que todos los particulares tienen que pasar por este canal o por otras empresas estatales similares, no hay otra alternativa". Las señales del final de Cubaexport no se hicieron sentir: "Tuvimos problemas durante la pandemia, pero a partir de febrero pasado empezó a resurgir muy fuerte la actividad".

"Nos han mandado a paralizar todas las exportaciones. No hay ninguna operación más a través de Cubaexport porque, si lo hacemos ahora sin esa cobertura, podemos perder la certificación mundial de intermediario", reconoce el trabajador, que teme que las exportaciones que levantaban el vuelo se vean comprometidas con la disolución de la entidad.

'14ymedio' trató de confirmar estas especulaciones a través de una llamada a Astilleros del Caribe y un empleado explicó que la empresa estaba en liquidación y entregando

"Se va a reestructurar el nombre, la visión, la misión y los gestores de la empresa", sentencia el empleado, aunque reconoce que no saben "nada sobre los nuevos dueños". La Empresa de Tenerías y Pieles (Tenpiel) atraviesa un proceso similar, según otras fuentes.

"Estamos muy preocupados porque una empresa extranjera va a absorber nuestra entidad y ha dicho que pondrá nuevas reglas", advierte una trabajadora. La misma frase se repite en sectores como los astilleros, la producción de carbón o de jalea real.

El pasado lunes, los trabajadores de Astilleros del Caribe (Asticar) que esperaban en la parada su transporte a la empresa comentaban con preocupación los rumores de que una empresa extranjera había adquirido la compañía y, según sus, todos iban a ser despedidos. 14ymedio trató de confirmar estas especulaciones a través de una llamada a la entidad y un empleado explicó que la empresa estaba en liquidación y entregando. Además, el trabajador sostuvo que los nuevos inversores tomarían posesión en el mes de agosto, pero ellos ignoraban quiénes eran ni otros detalles, como si seguiría el mismo negocio.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21