Decae la Casa de las Conservas tras pocos días de ser inaugurada

Productos como las mermeladas y el vinagre son suministrados ahora por minindustrias

Un antes y un después de la presentación de los productos en la tienda ubicada en el municipio de Cerro (Collage)
Un antes y un después en la presentación y calidad de los productos en la tienda ubicada en el municipio de Cerro. (Collage)

A casi tres semanas de inaugurarse La Casa de las Conservas, los productos que hoy vende el comercio distan mucho de la presentación y calidad de los que inicialmente ensalzaron autoridades y la prensa oficial en la apertura del local.

Este martes se podía encontrar de aquel lote inicial la mayonesa de marca Rial, que "no es de muy buena calidad, pero como es la única que se encuentra hay que comprarla", aseguró a 14ymedio Alberto, un trabajador del sector privado en La Habana que intentaba adquirir algunos productos en la tienda. Aparte de esta salsa también se podía comprar comino, que se había acabado a los pocos días de inaugurar el mercado y hoy volvieron a vender, explica el cliente.

Ubicada en Ayestarán, entre 19 de Mayo y Néstor Sardiñas, en el municipio de Cerro, en La Habana, la tienda se especializa en "todo tipo de conservas", según publicó Tribuna de La Habana. El diario oficial informó el pasado 12 de septiembre que en el local "existirá una permanencia de productos" que "serán controlados y regulados".

En La Casa de las Conservas productos como las mermeladas y el vinagre son suministrados ahora por minindustrias y no por fábricas estatales de mayor producción y calidad como días atrás. Llegan sin etiquetas, solo tienen pegado un pequeño papel con la descripción del contenido y en envases muy rústicos, se quejan algunos compradores, aunque otros, como Tania no reparan en eso.

Con frecuencia los alimentos elaborados en minindustrias distan mucho de los detalles que cuenta la etiqueta

"Ya no buscamos lo atractivo en las compras, lo que uno trata es de resolver el diario y por eso siguen las inmensas colas y las matazones para comprar aquí", dijo con resignación la mujer. "Pero eso sí, ya no existen ni el ketchup ni la mostaza ni la mermelada Taoro ni la VitaNova, que era el producto estrella de este lugar", precisa.

Las reticencias de los clientes llegan también porque con frecuencia los alimentos elaborados en minindustrias distan mucho de los detalles que cuenta la etiqueta. Salsas de tomate mezcladas con remolacha para aumentar el volumen, encurtidos insípidos y dulces hechos con frutas de poca calidad son algunas de las críticas más escuchadas sobre la producción de estas fábricas.

Los clientes también se quejan de las largas colas y de que cada vez que llega mercancía, por muy poca que sea, detienen la venta y hasta que no se descargue y contabilicen todo, no se reinicia la comercialización. Además, en varias ocasiones han exigido a los trabajadores de la tienda que coloquen en la vidriera la tablilla con los productos que se dispensan.

Desde su inauguración solo se puede adquirir en La Casa de las Conservas una oferta de cada renglón y escanean el carné de identidad "para que una misma persona no vuelva a comprar hasta dentro de un mes", se quejaba un comprador el pasado 13 de septiembre.

Según varios testimonios recogidos por 14ymedio, algunas personas han llegado a la hora en que se reparten los 400 turnos, a las 5 am, y no han podido entrar hasta un día después. "Lo peor es que no puedes hacer la cola para comprar un producto en sí, porque suele suceder como en cualquier otra tienda, que se acaban las cosas antes de que te toque tu turno. Por eso, después de esperar tanto, hay que comprar lo que haya", lamenta Alberto.

"A eso súmale que como ya te registraron el carné de identidad, si no quieres comprar porque se acabó el producto que querías, tienes que esperar un mes para volver a comprar en la tienda".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6