Despliegue de medios para la langosta cubana destinada a la exportación

Nuevas máquinas congeladoras, en medio del colapso energético, disparan la producción en la provincia Granma

Caribex pronostica para 2018 unas exportaciones, incluyendo los camarones, por un valor de 76 millones de dólares.(El Universal)
Cuba fue el quinto exportador de langosta mundial en 2020.(El Universal)

La producción de langosta destinada a la exportación es una de las pocas cosas que parecen marchar viento en popa en Cuba. En Niquero, un municipio de Granma, el plan de 44 toneladas previsto para julio se rebasó en apenas nueve días, al lograr 52 toneladas del crustáceo.

Según cuenta Jorge Rosa Acuña, jefe de planta de la empresa InduNiq, la mayoría del éxito puede atribuirse a la puesta en marcha de nueva tecnología: un nuevo túnel de congelación y un congelador de placa que han acelerado la capacidad de almacenar el producto.

"Anteriormente, demorábamos 24 horas para congelar una producción, hoy solo necesitamos ocho. El congelador de placa nos permite llevar a la par otras producciones de escama"

"Anteriormente, demorábamos 24 horas para congelar una producción, hoy solo necesitamos ocho. El congelador de placa nos permite llevar a la par otras producciones de escama", explica el funcionario al diario local La Demajagua.

En un contexto de apagones constantes y limitaciones de la energía para las empresas, el Gobierno parece decidido a que se mantenga una fulgurante marcha de la industria de la langosta, que en 2020 –último año del que hay datos disponibles– supuso el ingreso de 40,5 millones de dólares. La Isla fue entonces el quinto exportador del producto a nivel mundial, solo por detrás de Brasil, Nicaragua, Bahamas y Honduras.

Uno de los trabajadores de la empresa explicó al diario provincial que el procesamiento de la langosta es muy delicado por sus exigencias de cara a las ventas exteriores. En Cuba, el producto está prácticamente desaparecido de todos los mercados.

"Existen varios requisitos indispensables para cumplir las exigencias del cliente, se trata de un producto de exportación que va al mercado mundial: Asia, África y Europa. Por lo que incluye procesos de revisión, control de la calidad", dijo.

Es la segunda empresa cubana en apenas tres meses que da cuenta de su éxito en este rubro, uno de los principales junto con el ron, el tabaco, el níquel y el camarón. El pasado mayo, la pesquera pinareña La Coloma expuso en la prensa oficial su proyecto de vivero de langostas para exportar.

"Es un proyecto que más que aumentar la cantidad de producto a exportar, eleva los valores económicos de la empresa y es un surtido más y un cliente más al que le vamos a llegar", dijo Ray Leonar Sánchez Ramírez, directivo de la compañía.

La inversión en los estanques, que conservan el crustáceo hasta 72 horas para ser trasladado al exterior, es de dos millones de pesos, pero permitiría la producción de dos toneladas diarias de langostas.

La época de captura de la langosta abarca desde el comienzo de junio hasta el final de enero. Tras el fin de la temporada se establece un período de veda de cuatro meses como mínimo para facilitar la recuperación de la especie antes del inicio de la nueva temporada.

Los cubanos no han visto langostas desde que, tras las manifestaciones del 11J, el Gobierno trasladó a los mercados algunos productos que no se veían desde tiempo atrás para aplacar los ánimos de la población

Los cubanos no han visto langostas desde que, tras las manifestaciones del 11J, el Gobierno trasladó a los mercados algunos productos que no se veían desde tiempo atrás para aplacar los ánimos de la población. Entre ellos estaban el picadillo de res y el reputado crustáceo, que sobrepasaba los 200 pesos sin ser de una excelente calidad.

En los locales gastronómicos más conocidos de La Habana, un plato de langosta cubana puede superar fácilmente los 700 pesos. Es el caso de la estatal Bodeguita del Medio, donde 280 gramos están a 705 CUP o del privado bar-café Mercy, que la sirve por 990.

En el mercado negro, los precios pueden ser más asequibles. En el caso de localidades pesqueras como Batabanó o Caibarién pueden ser incluso inferiores a los 100 pesos, pero por término medio, la langosta por la izquierda, se puede obtener por 400 pesos la libra.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10