Díaz-Canel califica de "lumpen, vagos y corruptos" a quienes "no trabajan y no aportan" en Cuba

Manuel Marrero anuncia 40 medidas "encaminadas a un mayor enfrentamiento al delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales"

Reunión este miércoles del Consejo de Ministros. (Estudios Revolución)
Reunión este miércoles del Consejo de Ministros. (Estudios Revolución)

Las autoridades cubanas han desplegado 40 medidas "encaminadas a un mayor enfrentamiento al delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales", según anunció el primer ministro, Manuel Marrero, este miércoles en el Consejo de Ministros.

El plan está centrado en tres ejes. Por un lado los sistemas de control para nuevos "actores económicos", previsiblemente empresas privadas. En este sentido, se incluyen aspectos como el incremento de imposición de multas, aumento del cuerpo de inspectores, atención a las quejas de la población –previsiblemente por precios superiores a los fijados– y más supervisión en las áreas donde se concentra la comercialización.

La segunda pata es el estudio y detección de personas "con conductas o comportamientos marginales" y "población apta para trabajar que se encuentre desvinculada del estudio y el trabajo". La última es la implantación de "opciones para la inserción diferenciada" para los estudiantes en condiciones de vulnerabilidad.

La segunda pata es el estudio y detección de personas "con conductas o comportamientos marginales" y "población apta para trabajar que se encuentre desvinculada del estudio y el trabajo"

Además, el primer ministro avanzó que también habrá medidas para el sector estatal, aumentando, presuntamente, la rendición de cuentas de los cuadros, funcionarios y empleados públicos.

Al anuncio siguió un alegato dogmático del presidente, Miguel Díaz-Canel en el que no se privó de calificar de "ilegales, pillos, lumpen, vagos y corruptos" a quienes "no trabajan y no aportan". No obstante, la prensa oficial ha destacado el discurso por encima de las medidas, poco concretas aún, y otras cuestiones económicas que salieron a relucir en la reunión, entre ellos los malos datos del turismo, muy por debajo del objetivo oficial.

El mandatario, después de hablar de la corrupción y de los precios abusivos que sufren los cubanos –en referencia no a las tiendas en divisas del Estado, sino al mercado negro–, la emprendió contra el hecho de que "los que no trabajan, no aportan y están en la ilegalidad, ganen más y tengan más posibilidades para vivir que los que realmente aportan". "Ahí estamos al revés, estamos rompiendo los conceptos del socialismo", expuso, trasladando la responsabilidad posteriormente a los territorios "donde no se está actuando contra lo mal hecho".

Díaz-Canel asumió que los "revolucionarios" han favorecido o ignorado la corrupción que ocurre ante sus ojos y dejado de lado su obligación de actuar, por eso pidió al oficialismo en su conjunto –desde el Gobierno a las organizaciones de masas pasando por todo escalafón local y provincial– que asuma un papel protagónico contra esta situación.

"Nadie tiene como nosotros un sistema político que pueda enfrentar con coherencia estas manifestaciones", afirmó, tras denunciar que tolerar la actividad ilegal no favorece a nadie y reivindicar que no se trata de que nadie tenga menos, sino de que se reparta lo que hay "sin permitir espacio a la bribonería y al abuso".

El dirigente añadió que la mayoría de las personas no pueden comprar con los precios del mercado negro y que quienes pueden hacerlo es porque se dedican a lo mismo. "Se nos ha creado una casta dentro de la cual se produce un intercambio mercantil ilegal y corrupto, con una economía sumergida e ilegal ¿Y eso es socialismo, eso es lo que queremos? ¿Eso es lo que provoca desarrollo? No, no lo es", sostuvo.

Díaz-Canel, que recordó como ejemplo el operativo de la pasada semana en los bajos del puente de 100 y Boyeros, en La Habana, acusó a los jóvenes de ser responsables de la mayoría de estos actos delictivos. "La Revolución no se hizo para eso y ha dado todas las oportunidades para que los jóvenes estudien y para que tengan trabajo", repuso, en medio de una oleada de adultos jóvenes que abandonan el país por falta de oportunidades, entre ellos multitud de estrellas deportivas, artistas y hasta periodistas oficiales.

El mandatario defendió que los impuestos en Cuba no son para que los ricos sean más ricos, sino para que "los que más tienen cedan una parte y los que menos tienen estén mejor", un principio que, a su juicio, "no se está defendiendo bien"

Además, el mandatario defendió que los impuestos en Cuba no son para que los ricos sean más ricos, sino para que "los que más tienen cedan una parte y los que menos tienen estén mejor", un principio que, a su juicio, "no se está defendiendo bien". El comentario, llamativo en un país que presuntamente vivió una revolución para abolir las clases sociales, puede entenderse también como una autocrítica si realmente la distribución de los ingresos del Estado –prácticamente desconocida, por la falta de detalle de los presupuestos– no está siendo adecuada.

En su alegato, Díaz-Canel también hizo hincapié en la diferencia que hay entre una persona vulnerable y una que no quiere trabajar, esta última, insistió, no puede recibir del Estado sin contribuir. "La primera ayuda no puede ser asistencialista, hay que proporcionarle un empleo para que mejore sus condiciones de vida. Esas cosas, afirmó, las tenemos que cambiar ya. Todos esos elementos tenemos que, poco a poco, con convencimiento, explicación, argumentación, con adecuadas políticas de Gobierno y políticas públicas, irlas arreglando, porque de lo contrario la sociedad se nos desordena y no avanzamos", adujo.

El Consejo de Ministros repasó también elementos de la agenda como el balance de las exportaciones, que crecieron un 108% en septiembre, destacando la miel, el tabaco mecanizado, el ron, la langosta y el níquel. En términos globales, Cuba sigue importando mucho más que lo que exporta, 8.431 millones de dólares por compras en el exterior y apenas 1.966 millones de dólares por ventas en 2021. También se habló de la seguridad vial y de la aprobación de próximas normas –incluida la de Mediación de los Conflictos– y la cartera de negocios que se presentará en la próxima Feria Internacional de La Habana.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 116