Díaz-Canel le tiene pánico a la palabra Ucrania

El ataque de Rusia viene a ser, según las palabras del mandatario cubano, la respuesta a la provocación de la Otan

Miguel Díaz-Canel solo se pronunció sobre los disturbios en Washington a través de su cuenta de Twitter. (EFE/Yander Zamora/Archivo)
Díaz-Canel dijo rechazar la “agresividad imperial”, pero en referencia a EE UU y no a Rusia. (EFE/Yander Zamora/Archivo)

"Nos oponemos sin ambigüedades al uso de la fuerza contra cualquier Estado", dijo el lunes Miguel Díaz-Canel en un discurso en el que logró no mencionar ni una sola vez a Ucrania. El mandatario cubano, que clausuraba la reunión de balance del Ministerio de Cultura 2021, habló de la guerra que se vive en el este de Europa desde una visión peculiar según la cual la Otan "ha establecido un cerco militar ofensivo contra Rusia", pero el país invadido ni siquiera es digno de ser mentado.

Díaz-Canel no fue ni tan enérgico ni tan fervoroso, presumiblemente por una cuestión de carácter, como su colega venezolano Nicolás Maduro en la defensa de Moscú, pero sí dejó algunos momentos llamativos. Uno de ellos se produjo cuando equiparó a Rusia con Cuba por las sanciones que ambos países sufren desde Estados Unidos, el único responsable al que identifica.

"Como país pequeño lo entendemos mejor que nadie, asediado hace más de 60 años. Bajo una amenaza constante hemos sufrido el terrorismo de Estado, la agresión militar, la guerra bacteriológica y un brutal bloqueo, y tenemos absoluta claridad sobre el valor de principios de norma internacional que sirven de protección contra el unilateralismo, el imperialismo, el hegemonismo y los intentos de superar a los países en desarrollo", argumentó.

Para el presidente cubano, Rusia está padeciendo la "agresividad mediática" que también ha tenido que vivir la Isla durante décadas, aunque dijo confiar "en que el pueblo continúe pendiente de estos hechos en el difícil esfuerzo de distinguir la verdad de la manipulación".

La Alianza defiende actualmente que cada uno de ellos tiene derecho a decidir qué rumbo quiere tomar, algo que Rusia rechaza

El ataque de Rusia a Ucrania –que en ningún momento menciona– viene a ser, según las palabras del mandatario cubano, la respuesta a la provocación de la Otan por haber establecido ese supuesto cerco militar que menciona Díaz-Canel.

En los años 90, la Otan acordó con la Unión Soviética que no se expandiría hacia el Este más allá de la ampliación tras la reunificación alemana. La independencia de distintos países de la órbita ex soviética cambió el paradigma y la Alianza defiende actualmente que cada uno de ellos tiene derecho a decidir qué rumbo quiere tomar, algo que Rusia rechaza agarrándose a aquel pacto de hace tres décadas.

A este argumento se adhirió Díaz-Canel en su discurso, defendiendo que hay un "empeño consistente del Gobierno de Estados Unidos por expandir su dominio militar y hegemónico", en torno a la frontera rusa. "Pensar que Rusia permanecería inerme ante el cerco militar ofensivo de la Otan es, por lo menos, irresponsable. Han llevado a ese país a una situación límite", defiende el mandatario.

Díaz-Canel también ninguneó a la Unión Europea al restarle capacidad de decisión e intervención a pesar de que, en un movimiento inédito, los Veintisiete se han puesto de acuerdo en tiempos exprés (las decisiones en la Unión deben tomarse por unanimidad, de ahí la lentitud de su maquinaria) para aplicar sanciones y medidas que incluso ponen en riesgo a sus ciudadanos, a los que Rusia ha amenazado con dejar sin gas. En el continente europeo, que no cuenta con yacimientos de hidrocarburos, solo España, principalmente, e Italia disponen de líneas de abastecimiento propias con combustible procedente de otros países. Y precisamente, este martes en Bruselas, se está estudiando cómo cortar la dependencia de Rusia en ese sector.

"Quien le está echando leña al fuego es el imperialismo, pero fuera de sus estufas, en las estufas de los otros. Y lo hace utilizando como traspatio a los países europeos", dijo, en un símil energético muy poco oportuno.

Díaz-Canel dijo rechazar la "agresividad imperial", pero en referencia a EE UU y no a la amenaza rusa de transgredir sus fronteras en lo que parece un intento de Putin de restablecer el viejo imperio ruso, un movimiento que ha recordado más al siglo XIX que a la URSS.

El mandatario reivindicó el compromiso de Cuba con la paz "en todas las circunstancias", pero el único gesto que tuvo con las víctimas fue lamentar la pérdida de vidas humanas

El presidente cubano señaló que la pandemia no ha terminado y gran parte de la población mundial sigue sin estar vacunada, por lo que, aunque nunca es momento para propagar la guerra –apuntó– este es un momento en que se necesita "mucha paz". El mandatario reivindicó el compromiso de Cuba con la paz "en todas las circunstancias", pero el único gesto que tuvo con las víctimas fue lamentar la pérdida de vidas humanas, sin especificar en ningún momento quiénes son los muertos y quién el atacante. La ONU confirmó este lunes al menos 400 civiles muertos pero advirtió de que son muchos más, superando los dos millares según el Ejército de Ucrania en su recuento del 2 de marzo, último oficial.

Las palabras de Díaz-Canel fueron pronunciadas el mismo día que la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) denunció como "crimen de lesa cultura" la suspensión de las emisiones de Russia Today o Sputnik, junto con otros medios rusos, en Europa.

La Upec considera que se están violando los derechos de "millones de personas que carecerán de todos los elementos necesarios para evaluar el conflicto", una inédita declaración de principio por parte de una organización que nunca ha defendido el derecho de los cubanos a conocer opiniones distintas a las de los medios oficiales.

El cierre de estos canales ha sido polémico en Europa, pero las autoridades lo justifican como parte de la guerra mediática de Rusia, cuya propaganda difundida en estos canales ha contribuido al auge de algunos movimientos populistas que desestabilizan procesos electorales o políticos contribuyendo a la división de la UE, algo que busca Vladímir Putin según los Veintisiete, para debilitarla como potencia.

"Esas medidas, nunca usadas ante las múltiples invasiones de Estados Unidos a numerosos países, son también un atentado a la cultura, en este caso, amplificado al punto de la inquisición medieval con la literatura rusa y otras manifestaciones artísticas, especie de neobarbarie inconcebible en la presunta culta Europa", alerta el texto.

En los últimos días se ha informado de la cancelación de algunos eventos literarios o cinematográficos en Europa de autores rusos, generando alarma en muchos ciudadanos que denunciaron la medida. Sin embargo, como se aclaró posteriormente, la situación en este caso no se debe al deseo de suprimir estos actos, sino a la imposibilidad de pagar derechos de autor por las sanciones.

La Upec reivindica su vocación pacífica y su solidaridad con las víctimas del conflicto, pero argumenta que hay que "alertar sobre esta guerra contra la información (...) que niega los principios democráticos más elementales".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 32