Dudas y retrasos por el pago del "mes 13" a los trabajadores cubanos

El año ha sido desastroso para la economía nacional y muchas empresas estatales han cerrado sin utilidades

Para que una empresa pueda distribuir sus ganancias no debe tener deudas, ni contar con una auditoría adversa. (Radio Rebelde)
Para que una empresa pueda distribuir sus ganancias no debe tener deudas, ni contar con una auditoría adversa. (Radio Rebelde)

Las quejas de la población cubana por el retraso en el pago de las utilidades del primer trimestre han llevado a las autoridades a dar explicaciones. La medida de que este suplemento, conocido como "mes 13" en la Isla, pasaba a devengarse de manera trimestral y no anual como ocurría antes, ha generado mucha frustración entre los trabajadores que aún no han recibido su pago.

Berta Iris Rojas Gattorno, directora de política financiera del Ministerio de Finanzas y Precios, ha asegurado a la prensa oficial que los plazos no se han explicado bien a la población y que el abono se realizará en julio a más tardar.

La nueva norma entró en vigor en mayo, por lo que "la entidad realiza el pago dentro del trimestre siguiente para lo cual planifica los desembolsos en correspondencia con sus flujos financieros y se distribuye hasta donde la disponibilidad de liquidez lo permita". Esto sitúa la fecha límite en el 30 de junio, cuando concluye el segundo trimestre del año, pero el primero con la medida aprobada.

"La entidad realiza el pago dentro del trimestre siguiente para lo cual planifica los desembolsos en correspondencia con sus flujos financieros y se distribuye hasta donde la disponibilidad de liquidez lo permita"

Previsiblemente, no habrá muchas alegrías para los trabajadores en relación a este plus. El año ha sido desastroso para la economía nacional y muchas empresas estatales han cerrado sin utilidades, pero las que sí las tuvieron (unas 1.300, según dijo el ministro de Economía, Alejandro Gil, en mayo pasado) aún no han repartido nada.

"Ahora es que se debe estar distribuyendo, porque a todos los que nos consultaron le recomendamos que esperaran a que salieran las nuevas normas (las 15 medidas) por los beneficios que traían", sostiene Rojas Gattorno.

La Gaceta Oficial que contenía las nuevas disposiciones especificaba que ya no habría límite de cinco salarios medios o que la distribución no estaría "supeditada al cumplimiento de los llamados indicadores directivos".

En su conversación con Cubadebate, Rojas también ha insistido en que cada empresa es autónoma para definir cómo reparte las utilidades, sin que prime el criterio de dar más a quien más salario recibe y sí a quien más contribuye a la buena evolución de la entidad.

"Incluso es al revés, porque el trabajador que esté directamente en la producción no puede ganar menos que aquel que está en la administración", dijo Rojas. Sin embargo, en las empresas no se está teniendo en cuenta la aportación individual de cada empleado como afirma la funcionaria.

En las entidades que 14ymedio consultó todos los trabajadores han recibido el mismo monto. En cambio, no hay datos sobre los directivos.

"Hubo su descontento porque al parecer la empresa había dicho que la utilidad o 'mes 13' iba a ser de 60.000 pesos y finalmente terminaron pagando 42.000", asegura a este diario un trabajador del Grupo Caudal, empresa que se dedica en La Habana a gestionar seguros y servicios financieros y pertenece al Consejo de Estado. "Esa fue la cifra que recibimos los empleados 'rasos', no sabemos lo que recibieron los directivos que generalmente es más", agrega.

Otra empresa en la que hubo inconformidad con los pagos fue en Tecnomática, que pertenece a la Unión Cuba-Petróleo del Ministerio de Energía y Minas, donde los montos fueron mucho menos de lo esperado. Una empleada de la base de taxis 103, en Ayestarán, en la capital cubana, recibió este mes las utilidades que le debían del año anterior.

"Esa fue la cifra que recibimos los empleados 'rasos', no sabemos lo que recibieron los directivos que generalmente es más"

Para que una empresa pueda distribuir sus ganancias no debe tener deudas, ni contar con una auditoría adversa. Además, en este último caso, si hay trabajadores señalados como responsables de alguna deficiencia, estos pierden su derecho a recibir beneficios. Tampoco debe sobrepasar el 30% de la utilidad después de impuestos, para tener reservas para su propio desarrollo y para casos imprevistos.

Dania Loraine Fuentes, jefa del grupo de Movimientos Organizativos y Objetos Sociales del Ministerio de Economía y Planificación, pidió a las empresas que piensen bien cómo organizar sus beneficios en caso de obtenerlos ya que, si bien el reparto de utilidades estimula a muchos trabajadores, la empresa también debe mejorar o corre el riesgo de hundirse. "Hay empresas que deben ser salvadas, porque brindan determinados servicios públicos o porque son importantes en todo el proceso productivo. Pero hay otras que se deben empoderar, teniendo en cuenta que su actividad la realizan muchas otras o se puede hacer en el sector no estatal".

Los beneficios, en opinión de Ivonne Rodríguez, directora jurídica del ministerio, no solo están pensados para mejorar el salario, sino que pueden entregarse en especies, ya sea en inversión de mejora de la vivienda de un trabajador o en maestrías y estudios que aporten valor al empleado. "Si eso lo entiende el directivo y es capaz de transmitirlo a los trabajadores, estoy segura que se hace, porque el cubano es solidario por naturaleza", dijo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3