EE UU concede la visa humanitaria a un niño cubano con leucemia para tratarse en Miami

José Camilo Cateura Díaz viajará a Florida con su padre para recibir un trasplante de médula ósea

De momento, el niño sigue ingresado en el Instituto de Hematología de La Habana, donde ha recibido varias transfusiones de plaquetas. (Judith Díaz Valentí)
De momento, el niño sigue ingresado en el Instituto de Hematología de La Habana, donde ha recibido varias transfusiones de plaquetas. (Judith Díaz Valentí)

El niño cubano José Camilo Milo Cateura Díaz podrá recibir un tratamiento adecuado para su leucemia en EE UU, tras serle concedida este jueves una visa humanitaria. Cateura, de 11 años, se atenderá en el Nicklaus Children's Hospital de Miami, informó El Nuevo Herald.

De momento, el niño sigue ingresado en el Instituto de Hematología de La Habana, donde ha recibido varias transfusiones de plaquetas indispensables para que su organismo permanezca estable durante el viaje a Florida. Milo, que irá acompañado por su padre, Jesús Cateura, tiene sus documentos migratorios en orden, pero su estado de salud no le ha permitido, de momento, abordar el avión.

La familia Cateura Díaz solicitó el parole humanitario para el niño en octubre pasado, pero el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE UU (Uscis) resolvió el caso esta semana. La demora provocó que el estado de salud del paciente empeorara. Los médicos de La Habana tuvieron que someterlo a tres tratamientos muy invasivos, que desencadenaron sangramientos de boca y nariz en Milo.

"Pensé que iba a ser rápido. Que él saldría del hospital de aquí para el hospital de allá", lamentó su madre, Judith Díaz Valentí, entrevistada por El Nuevo Herald. Su certeza estaba fundamentada en los criterios de la abogada de inmigración Zulimary Maymi-Serrano, que es la mediadora legal entre los Cateura Díaz y Uscis. Casos como el de Milo, opina, deben resolverse "rápidamente para preservar la integridad y la salud del niño".

"La enfermedad aumenta su resistencia, esa es la preocupación que se tiene cuando se tarda todo"

Uscis garantizó la resolución del caso dentro del rango de espera usual –entre los 90 y 120 días–, señala la abogada, pero en la práctica, fue un período demasiado delicado para el bienestar del niño y se pagó el precio de la demora.

"La enfermedad aumenta su resistencia, esa es la preocupación que se tiene cuando se tarda todo", fue el dictamen del doctor Guillermo de Angulo, el médico que se ocupará de Cateura en Miami. El facultativo asegura que "el tiempo de espera puso en peligro la vida del niño". En el Nicklaus Children's Hospital analizarán el estado actual de la enfermedad del niño. La intención es lograr su remisión en unos 30 días y realizarle un trasplante de médula ósea tres meses después.

Mientras el padre y su hijo viajan a Miami, su madre y su hermano permanecerán en Cuba. La separación, asegura la familia, les produce miedo. A Cateura le diagnosticaron leucemia en el año 2020 y su tratamiento en Cuba no tuvo resultados satisfactorios, por lo que la familia optó por buscar ayuda en Miami. Desde Florida, el doctor De Angulo señaló que La Habana no reunía las condiciones para atender al niño y que carecían de las "herramientas para ponerlo en remisión completa".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0