Expulsado de Medicina un sudafricano por secuestrar a dos cubanas que le robaron su celular

La Universidad de Villa Clara rechaza reconsiderar su decisión y alega que el estudiante tenía, además, dos sanciones previas, una por agresión

La parte sudafricana intenta que la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara reconsidere su decisión. (14ymedio)
La parte sudafricana intenta que la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara reconsidere su decisión. (14ymedio)

La Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara ha suspendido por tres años a Selby Mabokela, un estudiante de Medicina sudafricano que supuestamente secuestró a dos cubanas, según el diario local The Dispatch. El alumno, de 31 años, que recibió la sanción tres semanas antes de poder graduarse, suplica a las autoridades cubanas que le permitan finalizar sus estudios.

Mabokela, que está de regreso en su casa de Hlobo, habló con el diario sudafricano, al que contó que las mujeres presuntamente secuestradas le habían robado y alega que su objetivo era recuperar lo sustraído, no en vano no tiene abierto un proceso por delito alguno en Cuba, esgrime. En los hechos también participó un amigo sudafricano de Mabokela, que estudia en la Universidad de KwaZulu-Natal (KZN).

El estudiante asegura que pidieron a las jóvenes que contactaran con su amigo y las dejarían marcharse, cosa que, según su testimonio, ocurrió

El estudiante cuenta que una noche salió de la residencia con varios colegas a comprar cigarros y llegaron a una zona en la que varios jóvenes cubanos estaban bebiendo alcohol. Al salir, un hombre y dos mujeres los siguieron y se acercaron a pedirles algo de fumar. "El tipo quería ver mi celular y, mientras yo trataba de responderle, lo agarró y todos se fueron corriendo", describe Mabokela, que añade que se inició una persecución en la que dieron alcance solo a las cubanas.

El estudiante asegura que pidieron a las jóvenes que contactaran con su amigo y las dejarían marcharse, cosa que, según su testimonio, ocurrió. Sin embargo, agentes de seguridad de la residencia, que ya habían intervenido para pedirles que dejaran marchar a las mujeres, le dijeron que denunciara al cubano.

"Dije que faltaban solo unas pocas semanas para irme de Cuba", señala Mabokela. "Así que me sorprendió cuando la Universidad nos llamó y nos dijo que nos iban a suspender por falta de disciplina".

La carta de la Universidad, a la que tuvo acceso The Dispatch, alega que la falta es grave y que el estudiante tenía ya dos sanciones, una de ellos, admite Mabokela, por agresión a una compañera de estudios.

"Metió a dos jóvenes en su habitación en contra de su voluntad, reteniéndolas bajo amenazas, hasta que apareció su teléfono celular, además de maltratar a los líderes estudiantiles y funcionarios que llegaron para tratar de controlar la situación, mientras él estaba bajo los efectos del alcohol", detalla la sanción.

Los allegados de Mabokela, que iba a ser el primer graduado de su familia, consideran que él es la víctima de lo ocurrido y que si no hubiera retenido a las muchachas no habría recuperado su teléfono.

"Creo que la decisión de suspenderlos fue dura porque no se abrió ninguna causa penal. Estamos apelando al Ministerio de Salud de Sudáfrica para que intervenga y les permita terminar sus estudios. Se esperaba que, cuando el joven regresara, fuera directamente a trabajar, pero ahora se encuentra sentado en su casa", dijo Chuma Nonkelela, portavoz de la familia.

El diario preguntó al portavoz provincial de Salud, Yonela Dekeda, que confirmó que el estudiante ha apelado la decisión pero la Universidad es firme

El diario preguntó al portavoz provincial de Salud, Yonela Dekeda, que confirmó que el estudiante ha apelado la decisión pero la Universidad es firme. Ante esta situación, se ha elevado el caso al viceministro de Salud, Sibongiseni Dhlomo, para que converse con el ministro de Salud Pública cubano, José Ángel Portal Miranda, y le pida su mediación.

"El departamento esperará el resultado de la reunión con los dos ministros", dijo Dekeda. En 2021, Dhlomo pidió a la población que se abstuviera de viralizar un video en el que la Policía cubana golpeaba a estudiantes sudafricanos para evitar el sensacionalismo. "Tiene el potencial de dañar a las familias de los estudiantes y las relaciones diplomáticas entre los Gobiernos de Sudáfrica y Cuba", argumentó entonces.

El diario sudafricano habló con el gerente del Hospital Académico Nelson Mandela, que estudió en Cuba y ha ejercido como mediador para facilitar la integración de los otros estudiantes en la Isla. El doctor Mpumzi Mdledle ha dado su apoyo a Mabokela, al que califica de niño, y pide a Cuba que lo perdone, evocando el espíritu de Mandela.

"Nuestro Ministerio de Salud debería disculparse humildemente con el cubano en nombre de estos dos niños", dijo. "En este mes de Mandela, me gustaría que reflexionáramos sobre una de las cualidades del Tata Nelson Mandela, que es el perdón.Tata amaba mucho a los niños y creía en ellos. Es una curva de aprendizaje para ellos y es parte del crecimiento. Estos dos niños han aprendido de su error. Démosles otra oportunidad de demostrar su valía", reclamó.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13