Fidel Castro no tiene quien lo visite en su museo financiado por Arabia Saudita

Humillación suprema, el Mausoleo del Che Guevara, en Santa Clara, registró cinco veces más entradas al día en 2016, único año con datos disponibles

Fachada principal del lujoso Centro Fidel Castro Ruz, en La Habana. (Centro Fidel Castro Ruz)
Fachada principal del lujoso Centro Fidel Castro Ruz, en La Habana. (Centro Fidel Castro Ruz)

Poco que festejar en el primer cumpleaños del Centro Fidel Castro Ruz. El museo, inaugurado el 25 de noviembre de 2021 y ubicado en la esquina de la avenida Paseo y calle 11, en El Vedado habanero, ha recibido en los 365 días que lleva abierto unos 77.000 visitantes de 140 países, según su propia web.

La prensa oficial, sin embargo, no se pone de acuerdo con los números. En un reportaje publicado en Escambray el pasado viernes se especifica que hasta él llegaron 2.646 visitantes extranjeros, provenientes de más de 70 países. Y para completar la confusión, Prensa Latina puso en boca de su director, René González, que "más de 80.000 personas" han visitado el lugar.

Incluso en el caso más optimista, el de las 80.000 personas, parece evidente que el museo no ha logrado despertar una gran atención, ni entre los turistas ni entre los cubanos. La escasa transparencia de los datos en Cuba impide contrastar adecuadamente las cifras, pero si se toma como referencia el Mausoleo del Che Guevara, ubicado en Santa Clara, el guerrillero ha logrado humillar a su comandante.

Incluso en el caso más optimista, el de las 80.000 personas, parece evidente que el museo no ha logrado despertar una gran atención, ni entre los turistas ni entre los cubanos

En los primeros 20 años de este centro, en el que el Gobierno afirma que están enterrados los restos de Ernesto Guevara, cinco millones de personas visitaron el lugar, según informaciones oficiales. La prensa estatal dio cuenta en 2018, cuando se cumplían las dos décadas desde la inauguración del conjunto escultórico dedicado al argentino, de las cifras que supondrían una media de 684 visitas al día. En 2016, período en el que la Isla recibió cuatro millones de turistas, el monumento villaclareño ofreció el dato anual de visitantes, situado en 374.900, lo que correspondería a unas 1.024 diarias.

Si se toman los mejores datos de visitas ofrecidos por las autoridades respecto al Centro Fidel Castro Ruz, de 80.000 personas, el templo castrista habría recibido a unos 219 curiosos a diario, incluidos, previsiblemente, los estudiantes que lo visitan como parte de su programa de estudios.

El dato palidece en comparación con el de personas que acudieron, según fuentes oficiales, a visitar el lugar donde están sus restos, en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba. En los primeros dos meses desde que quedó abierto el mausoleo en el que fueron depositadas las cenizas del ex presidente, unas 150.000 personas –entre cubanos y turistas extranjeros– acudieron al lugar, reveló Granma, un promedio de 2.500 al día.

Aunque el año 2022 ha sido catastrófico desde el punto de vista del turismo, con apenas 1.198.402 visitantes extranjeros hasta finales de octubre, la cifra de curiosos que se han acercado a ver la "catedral" castrista, como denominó al museo Escambray hace unos días, llama la atención por lo ínfimo del dato, especialmente si se tiene en cuenta que el Centro está en la capital y su entrada es gratuita. Además, la fascinación que sobre una gran parte de la población mundial ejerce el líder de la Revolución no hacían prever tan bajo nivel de visitantes.

En los primeros dos meses desde que quedó abierto el mausoleo en el que fueron depositadas las cenizas del ex presidente, unas 150.000 personas acudieron al lugar, un promedio de 2.500 al día

El museo está ubicado en una mansión de la última década del siglo XIX que perteneció a un capitán de la guerra de 1895. Está rodeada de un nutrido jardín en el que se amontonan más de 11.000 plantas traídas de todo el país y otras naciones que fueron importantes para Castro, como Venezuela o Argentina. Su interior acoge un enorme museo dedicado a "conocer a Fidel desde que era niño hasta su pérdida física", según indicó la guía en una visita que 14ymedio realizó para conocer el lugar desde dentro.

Sus paredes albergan desde objetos e imágenes de Castro durante la Revolución hasta espacios interactivos en los que se pueden ver y escuchar textos y largos discursos de su líder o los homenajes que le han dedicado algunas personalidades afines.

Pero el gran misterio es cuánto costó el museo y quiénes fueron sus donantes. En su inauguración ante la prensa internacional, el jefe de Preservación del Patrimonio Documental del Palacio de la Revolución, Alberto Albariño, rechazó responder a esa cuestión, lanzada por los corresponsales. Lo único que dijo en aquella jornada fue que buena parte de la inversión se cubrió con "donaciones que se recibieron de otros países", que tampoco especificó, y que por ello no había supuesto un gran gasto para el Estado.

Posteriormente, una fuente de la Oficina del Historiador de La Habana aseguró a este diario que parte del dinero era de Arabia Saudita

Posteriormente, una fuente de la Oficina del Historiador de La Habana aseguró a este diario que parte del dinero era de Arabia Saudita. "Se supone que el crédito era para viviendas pero cogieron una parte para el Centro y para el Capitolio también", sostenía la fuente. En 2017 el Fondo Saudita para el Desarrollo (FSD) concedió un préstamo de 26,6 millones de dólares a Cuba para el Programa de Rehabilitación y Construcción de Obras Sociales de ese organismo habanero del que habría salido una partida destinada al faraónico proyecto.

Además, el diario independiente Cubanet también afirmó que los empresarios de las hoteleras españolas Iberostar y Meliá habían aportado generosas cantidades destinadas a levantar el museo. Un funcionario llegaba a asegurar al medio que el propio Miguel Fluxá, presidente de Iberostar, puso de una tacada cinco millones de euros y se ofreció a traer a la Isla materiales que el embargo complicaba obtener. La cadena puso, según estas informaciones, unos 12 millones de euros en total, poco más que Meliá (cuya cantidad no fue precisada) y mucho más que la francesa Accor, que habría metido otros dos millones.

A ello se suma el dinero aportado por el Icap (Instituto de Amistad con los Pueblos), que podría rondar los 15 millones de dólares según Cubanet. Por el momento, el retorno de inversión es sin dudas desmoralizante.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28