El Gobierno cubano sube las multas por no declarar ganado de 50 a 20.000 pesos

Permitir animales en las vías de circulación también estará sancionado con la cuantía más elevada

Se estrella la medida estrella del Gobierno cubano para estimular el sacrificio de ganado bovino en Camagüey. (Vicente Brito/Granma)
Las multas aumentan en porcentajes que se acercan al 40.000%. (Vicente Brito/Granma)

Los ganaderos que no declaren el ganado mayor se enfrentan a multas mucho mayores que las actuales, ya que las sanciones suben con fuerza al pasar de los 50 pesos que suponía no declarar un animal a los 20.000. La cantidad llevaba estancada desde la aprobación del anterior decreto que regulaba el control y registro de reses o equinos y que procede de 1997. Las autoridades consideran que actualmente las multas tenían una baja cuantía, por lo que "no cumplían los fines para las que están previstas".

El nuevo decreto, que actualiza el anterior, recoge hasta 15 tipos de violaciones que deben ser sancionadas. Entre ellas destacan los 10.000 pesos de multa, frente a los 20 actuales, en caso de no identificar un animal y el decomiso de este si se demostrara que la información ha sido adulterada. Durante años, muchos ganaderos cubanos han declarado tener machos y no hembras para evitar consignar la producción lechera y los nacimientos.

Entre ellas destacan los 10.000 pesos de multa, frente a los 20 actuales, en caso de no identificar un animal y el decomiso de este si se demostrara que la información ha sido adulterada

No actualizar las muertes, los nacimientos o los faltantes de ganado también se penaliza con 10.000 pesos, mientras las compraventas, los traslados y otras operaciones que supongan un cambio de propiedad suponen una multa de 5.000 pesos por animal.

Las sanciones más altas, de 20.000 pesos, se destinan a quienes permitan la presencia de ganado de cualquier tipo en las vías de circulación. En este caso se incluye el decomiso del animal, otra sanción pensada previsiblemente para los casos de propietarios que conducían a sus reses a carreteras o vías férreas de manera que perecieran de forma aparentemente accidental. Esto les permitía comérselos evitando dar explicaciones al Estado.

Dar información falsa y ocultarla o no efectuar el recuento de animales que custodian también está multado con 20.000 pesos.

Las multas de 10.000 pesos se aplicarán a quienes compren o reciban ganado mayor sin autorización estatal, así como para quienes lo venden o traspasan. Lo mismo se aplica a quienes, teniendo autorización para sacrificar las reses no lo hagan de acuerdo con las normas de ejecución y el destino de la carne. Permitir el pastoreo en terrenos ajenos también está multado con esta cantidad y el decomiso del animal en caso de reincidencia.

Habrá, además, multas de 5.000 pesos para quienes trasladan el ganado de una finca a otra si pertenecen a registros pecuarios distintos y no cuentan con el permiso para hacerlo. También para quienes posean más ganado que el autorizado y quienes "estando obligadas a comprar los animales en exceso de los tenedores de ganado sin tierra, no lo hagan".

El decreto fue publicado el pasado 24 de agosto y ha sido divulgado por la prensa oficial este lunes. Aunque, según las autoridades, la finalidad es promover la producción agropecuaria, no deja de ser una mera subida de las sanciones que ya existían e intentaban ser burladas con una picaresca asentada en la Isla desde hace décadas.

Cabezas de ganado vacuno desde 1985 a la actualidad. (ONEI)
Cabezas de ganado vacuno desde 1985 a la actualidad. (ONEI)

La obligación de declarar las reses se estableció en Cuba en 1964 y los resultados no han sido precisamente exitosos. A partir de 1967 empezó una caída de la producción de carne de res que ha sido imparable. Aquel año se llegó a tener 7,1 millones de cabezas de ganado vacuno y desde entonces la caída ha sido sostenida. Desde 1986 no se han vuelto a alcanzar los 5 millones y el pasado 2021 solo se declararon 3,7.

Las 63 medidas puestas en marcha en abril de ese año para estimular la producción de alimentos incluyeron la liberalización del sacrificio, consumo y venta de carne de res, además de la leche, pero pocos han sido los que han obtenido el permiso requerido y la mayoría prefieren seguir vendiendo por la izquierda, ya que los dividendos son mayores.

Las autoridades también anunciaron el pago en divisas para quien excediera las entregas sobre la cantidad contratada, pero los problemas bancarios y la falta de moneda extranjera, que los productores necesitan para comprar insumos, han hecho prácticamente imposible que puedan cobrar lo prometido.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11