'Granma' desmiente, con información escasa y tardía, que haya fosas comunes en Cuba

El diario oficial alega que las imágenes de la ampliación del cementerio de Juan González han confundido a la población

Imágenes difundidas en Facebook por el usario Tîcö Äwö Ôrümîlä, quien asegura que tuvo que enterrar a su abuela en una fosa común en el cementerio de Juan González, en Santiago de Cuba. (Captura)
Imágenes difundidas en Facebook por el usario Tîcö Äwö Ôrümîlä, quien asegura que tuvo que enterrar a su abuela en una fosa común en el cementerio de Juan González, en Santiago de Cuba. (Captura)

Las informaciones de enterramientos en fosas comunes en Cuba que han circulado por las redes sociales y algunos medios independientes y han sido denunciadas por ONG como el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), han sido desmentidas este viernes con un breve texto en Granma que llega, como es habitual en la prensa oficialista, tarde y mal.

"Carente de información una minoría, pero la mayoría movida por malas intenciones, no pocas personas se han hecho eco, en las redes sociales, de imágenes correspondientes a enterramientos de fallecidos por covid-19, en supuestas fosas comunes, abiertas en la localidad de Juan González, a poco más de 20 kilómetros al oeste de Santiago de Cuba", dice la nota, que designa maliciosamente como "dependientes" a los medios no oficiales.

El cementerio fue inaugurado en 1868 y se ha quedado escaso para una urbe que ha crecido hasta llegar al medio millón de habitantes

Según la versión del diario del Partido Comunista, la difusión de informaciones sobre "extravío de cadáveres" lo ha llevado a entrevistar a José Gonzalo Borrero Sotomayor, director provincial de Servicios Comunales e ingeniero químico, que asegura que el traslado de los cuerpos no ha sido diría "han tratado de ser desmentidas"o improvisado y forzado por la gravedad de la pandemia, sino que estaba organizado desde tiempo atrás por los problemas de espacio que arrastra Santa Ifigenia, la necrópolis donde están también las cenizas de Fidel Castro.

El cementerio fue inaugurado en 1868 y se ha quedado escaso para una urbe que ha crecido hasta llegar al medio millón de habitantes. Además, su ubicación impide la expansión, sostiene Borrero Sotomayor, y es proclive a las inundaciones, motivos que han forzado una ampliación del camposanto de Juan González.

"El necesario empleo de medios mecánicos para ampliar la capacidad del cementerio, existente hace años en Juan González, pudo generar la impresión de que allí se realizan excavaciones informales. Sin embargo, cada operación se ha ejecutado según las normas técnicas planteadas para esta actividad por el Ministerio de Economía y Planificación", explica el funcionario.

Los enterramientos deben hacerse de manera que cada ataúd esté cubierto por 1,5 metros de tierra o, en caso de fosas que alberguen varios, respetando la misma distancia entre la parte superior de uno y la inferior del otro. "Todo esto se cumple al pie de la letra", ya que es un asunto que requiere la mayor sensibilidad, dice Borrero Sotomayor.

El directivo asegura que ningún cuerpo se ha extraviado y añade que las obras para ampliar la capacidad de enterramiento en Santiago de Cuba llevan en marcha desde mucho tiempo antes de que la pandemia llegase a la Isla. El que más adelantado está se ubicará en un área conocida como Hicaco, en la carretera Siboney y, aunque está diseñado para albergar 10.000 cuerpos, en pocos meses estará acabado su primer bloque, de 365 fosas.

El otro cementerio proyectado se situará en el kilómetro 10 de la Carretera Central en dirección a El Cobre. Cumplido el tiempo para la exhumación, pueden trasladarse los restos de familiares, desde Juan González a estas instalaciones, según Granma.

Roberto Alejandro Ibarra Ruiz publicó el pasado 1 de agosto en su muro de Facebook un video en el que se veía a un grupo de sepultureros enterrar dos ataúdes en una fosa común presuntamente ubicada en esa necrópolis.

Roberto Alejandro Ibarra Ruiz publicó el pasado 1 de agosto en su muro de Facebook un video en el que se veía a un grupo de sepultureros enterrar dos ataúdes en una fosa común presuntamente ubicada en esa necrópolis

"El 24 de julio yo enterré a mi abuela en el cementerio de Juan González y, como pueden apreciar en el video, la están enterrando en una fosa, mezclada con las personas que murieron de covid-19, cuando ella no sufría de esa enfermedad. Entonces, ¿de qué estamos hablando, hasta cuándo vamos a seguir viviendo de la mentira?", escribió.

La publicación de Ibarra buscaba responder al presentador oficial de la televisión, Humberto López, quien aseguró que una denuncia similar era un bulo que usaba imágenes de Brasil para hacerlas pasar por un cementerio en Cuba. Con el video del entierro de su abuela, Ibarra cuestionó al reportero y le exigió mostrar el video, pero no obtuvo respuesta.

Granma asegura haber hablado con el joven y aclarado con él que el enterramiento se había realizado en la hilera 4ª, fosa 16, y no como él sugería, aunque la versión del joven se desconoce, ya que no ha publicado nada más desde aquel día.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 70