Insaciable, Etecsa busca apoderarse del negocio de las remesas

El monopolio estatal parece haber descubierto un nuevo filón para gestionar los envíos de los emigrados

El pasado 10 de marzo se publicó en la Gaceta Oficial una resolución que permite la habilitación de un monedero móvil gestionado por Etecsa. (14ymedio)
El pasado 10 de marzo se publicó en la Gaceta Oficial una resolución que permite la habilitación de un monedero móvil gestionado por Etecsa. (14ymedio)

"Dos recargas con bono en un solo mes, deben estar muy mal de dinero", opina Lázaro Miguel, un joven de 27 años que se gana la vida en La Habana actualizando el sistema operativo de móviles y vendiendo bonos para la telefonía celular. En lo que va de año, su trabajo se ha multiplicado porque el monopolio estatal de telecomunicaciones Etecsa ha lanzado dos ofertas de recargas cada mes desde el extranjero con bono adicional.

"Normalmente se hacía una oferta mensual en días significativos o festivos, pero ahora en menos de 30 días están lanzado dos y eso es que están desesperados por que entre moneda fresca", opina el joven emprendedor que comparte una pequeña mesa al pie de una escalera con otro cuentapropista también dedicado a la telefonía móvil en Centro Habana, a pocos pasos de la Plaza de Carlos III.

"Cuando hay recarga con bonos desde el extranjero nosotros ganamos bien pero ahora con la unificación monetaria es difícil calcular cuánto realmente vamos a tener para nosotros", advierte. Para comprar estas ofertas se necesita contar con una tarjeta internacional, Visa, MasterCard u otra denominación, de las que permiten hacer compras en pasarelas de pago de internet.

"Cuando hay recarga con bonos desde el extranjero nosotros ganamos bien pero ahora con la unificación monetaria es difícil calcular cuánto realmente vamos a tener para nosotros"

Lázaro Miguel tiene un hermano en Madrid que junto a un amigo han ideado un servicio sencillo. "Ellos ofrecen entregar remesas en pesos en la puerta de la casa de los clientes en Cuba". En España cobran esas remesas en euros y usan el dinero para comprar recargas telefónicas, que Lázaro Miguel revende en pesos en la Isla. Esos pesos, menos la comisión que cobran los dos hermanos y el amigo, serán entregados a los familiares en Cuba.

La triangulación de dinero remesa-recarga-remesa es un negocio común que ha ganado fuerza en la Isla tras la retirada de Western Union, la principal financiera que se ocupa de canalizar el dinero que enviaban los emigrados a sus familias en la Isla. Ahora, con el cierre de esa empresa, la creatividad popular ha apelado a las criptomonedas, las transferencias bancarias y el uso de recargas telefónicas como camino para hacer llegar el efectivo.

Según los cálculos hechos por un experto que participó en negociaciones con Etecsa, esta compañía obtuvo en 2015 ingresos totales brutos de unos 260 millones de dólares. Una vez deducidos los gastos (40 millones), el monopolio se quedó con un beneficio neto de 220 millones. Esto fue hace cinco años y, según la misma fuente, la rentabilidad del monopolio estatal, que mantiene el secreto sobre sus ingresos, ha crecido sustancialmente desde entonces.

La empresa parece haber descubierto un nuevo filón con la gestión de las remesas de los emigrados. El pasado 10 de marzo se publicó en la Gaceta Oficial de la República la Resolución 116/2021 del Banco Central de Cuba (BCC), que allana el camino para convertir al monopolio de las comunicaciones en un nuevo camino para el envío de remesas a la Isla.

Con la nueva resolución, las personas naturales y jurídicas podrán desde su celular interactuar con sus cuentas bancarias y efectuar pagos en las plataformas de comercio electrónico nacionales

En el texto de la nueva legislación queda claro que Etecsa pidió al BCC una "modificación de la licencia concedida" con anterioridad para su gestión de pagos y de esa manera "incluir entre las actividades autorizadas a desarrollar, la habilitación de un monedero móvil como parte de la operatoria de la plataforma Transfermóvil". Con la nueva resolución, las personas naturales y jurídicas podrán desde su celular interactuar con sus cuentas bancarias y efectuar pagos en las plataformas de comercio electrónico nacionales. 

Aunque Etecsa no ha brindado muchos detalles sobre su nuevo servicio y el documento jurídico tampoco aclara todas las lagunas sobre el anuncio, al parecer, el dinero que se recargue como saldo desde el exterior y es reflejado en pesos en la línea móvil, se podrá usar para pagar servicios básicos y hacer compra de combos en plataformas digitales.

Se especifica que los ingresos en el monedero móvil tendrán como fuente "las tarjetas magnéticas asociadas a las cuentas bancarias" en la Isla y "el saldo que tengan asociado a su servicio de telefonía móvil". La resolución también deja claro que el uso del dinero será únicamente electrónico.

Alrededor del 8 de marzo, Día de la Mujer, el monopolio estatal lanzó una de sus conocidas ofertas de recarga con bonos incluidos. Cada mes, Etecsa promociona durante varias jornadas la posibilidad de comprar desde el extranjero saldo a los clientes de telefonía móvil de la Isla, pero esas opciones no están disponibles para los residentes dentro de la Isla, aunque no faltan los trucos para tener acceso a ellas.

"Me pagas en pesos cubanos y te hago la recarga en dólares", ofrece un ingenioso comerciante informal en varios anuncios en sitios de clasificados. "Por 800 CUP te pongo 500 de saldo + bono de 1 GB + 50 minutos + 50 SMS", explica en el texto que remite a una cuenta de WhatsApp "para más detalles".

"No todos los dólares son iguales, los hay más dólares que otros"

"No todos los dólares son iguales, los hay más dólares que otros", advierte Fonseca, un agente de telecomunicaciones que brinda sus servicios en una de las más transitadas avenidas de Centro Habana, la calle Reina. "La gente viene con su tarjeta en MLC (moneda libremente convertible) a ver si puede hacer la recarga con bono, pero esos fulas no sirven, tienen que ser los de afuera, los frescos".

Con las tarjetas magnéticas de los bancos cubanos, todos estatales, no se pueden comprar las recargas con bono que se venden a través de portales digitales. Ni siquiera en las oficinas Etecsa se comercializan estas ofertas para los clientes de cuentas bancarias nacionales en divisas. "Hay que comprarlas con tarjetas Visa, Mastercard o de otro tipo pero extranjeras", reitera una empleada de la oficina del monopolio en el poblado de Guanabo, al este de La Habana.

El nuevo servicio de monedero electrónico podría no resolver esa dificultad debido a que solo permitirá inicialmente pagos en pesos cubanos dentro del país, pero es una esperanza para quienes buscan potenciar la movilidad de dinero virtual sin pasar por las largas colas en los bancos ni los cajeros automáticos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24