Díaz-Canel intentó manipular la visita de Juan Pablo II a Cuba en 1998

Lo cuenta el exvocero del Arzobispado de La Habana, testigo de aquellos días

Fidel Castro y el papa Juan Pablo II, en la visita de este úlitmo a Cuba en 1998. (EFE/Archivo)
Fidel Castro y el papa Juan Pablo II, en la visita de este úlitmo a Cuba en 1998. (EFE/Archivo)

El exportavoz del Arzobispado de La Habana, Orlando Márquez, reveló que el actual mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel, intentó manipular la visita del papa Juan Pablo II a Santa Clara en 1998.

En aquel entonces Díaz-Canel era primer secretario Partido en la provincia, y, según revela Márquez en un artículo publicado en la revista Otra Palabra, presionó para que la misa del jefe de la Iglesia se celebrara en la Plaza Che Guevara y no en la Loma del Capiro, como se había acordado inicialmente.

Márquez afirma que no puede evitar recordar el desasosiego del obispo de Santa Clara, monseñor Fernando Prego, "cuando las autoridades locales le propusieron que aquella misa papal fuera celebrada en la Plaza de la Revolución Che Guevara", uno de los símbolos "sagrados" del régimen cubano.

"Alguien decidió que el mejor momento para resucitar la memoria del Che Guevara era aquel en que coincidían los treinta años de su muerte con la preparación de la visita del papa"

Ahí mismo fue donde en 1997, un año antes de la llegada de Karol Wojtyla a Cuba, Fidel Castro recibió con pompa los dudosos restos del guerrillero argentino a la Isla.

"Alguien decidió que el mejor momento para resucitar la memoria del Che Guevara era aquel en que coincidían los treinta años de su muerte con la preparación de la visita del papa", refirió sin dar nombres el exvocero de la arquidiócesis habanera.

La Iglesia católica cubana se negó, según Márquez, por "las interpretaciones o consecuencias" de una misa en aquel lugar, dedicado a un hombre que fue responsable de cientos de fusilamientos y que afirmaba abiertamente que el propósito de todo revolucionario era convertirse "en una fría máquina de matar".

El sacerdote jesuita Roberto Tucci, responsable de los viajes del papa en aquel entonces, rechazó la propuesta, y las autoridades cubanas tuvieron que ceder y permitir la eucaristía en la Escuela de Deportes de Santa Clara.

La visita de Juan Pablo II, un papa proveniente del bloque soviético, fue vista por el mundo como una señal de apertura del régimen castrista, que por décadas persiguió a los creyentes, pero enseguida el sistema volvió por sus fueros. Nada impidió, por ejemplo, años después, la persecución de los católicos aglutinados por Oswaldo Payá alrededor Movimiento Cristiano Liberación.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22