Llueven piedras desde lo alto del edificio del Ministerio de Salud Pública en La Habana

Otras obras, como la de la torre K y 23, tampoco tienen protección para los transeúntes

La única señal que pudo tener quien caminara por la acera en ese momento para protegerse era la alerta de un custodio del edificio. (14ymedio)
La única señal que pudo tener quien caminara por la acera en ese momento para protegerse era la alerta de un custodio del edificio. (14ymedio)

De la fachada en reparación del Ministerio de Salud Pública, en la céntrica Rampa de la calle 23, en La Habana, cayeron numerosas piedras este lunes. No eran de gran tamaño, pero sí suficientemente grandes como para que, dada la altura de la que cayeron, le hubieran causado una herida en la cabeza a cualquier transeúnte.

La única señal que pudo tener quien caminara por la acera en ese momento para protegerse era la alerta de un custodio del edificio: "Caminen rápido, caminen rápido, que no les caiga encima".

"¿Esto es normal?", le espetó una mujer que pasaba en ese momento. "Están cayendo piedras a la calle, no hay señalización, no tienen detenido el tráfico. Pasa uno con un auto y le rompen el parabrisas, ¿y qué hacen ustedes?".

Hacia arriba del edificio de Salud Pública, se observa una malla verde que apenas cubre parte de los andamios colocados para las obras. (14ymedio)
Hacia arriba del edificio de Salud Pública, se observa una malla verde que apenas cubre parte de los andamios colocados para las obras. (14ymedio)

Hacia arriba, se observa una malla verde que apenas cubre parte de los andamios colocados para las obras del inmueble. Minutos después, dos trabajadores se apresuraron a barrer los restos precipitados en la calle.

Menos medidas de seguridad se ven en las obras de la polémica torre de K y 23, también en El Vedado habanero, desde donde salió disparado, también este lunes, un pedazo de madera de considerable tamaño.

De la torre de K y 23, también este lunes, salió disparado un pedazo de madera de considerable tamaño. (14ymedio)
De la torre de K y 23, también este lunes, salió disparado un pedazo de madera de considerable tamaño. (14ymedio)

En este caso, el edificio no tiene mallas protectoras, algo por lo que ha sido criticado por varios especialistas.

La tabla fue esquivada por un hombre de unos treinta años, ante el susto del resto de transeúntes. "Por eso yo no paso por aquí", decía uno de ellos al joven, que se había quedado lívido. "Porque cualquier cosa que se caiga mata a cualquiera y no pasa nada".

El edificio no tiene mallas protectoras, algo por lo que ha sido criticado por varios especialistas. (14ymedio)
El edificio no tiene mallas protectoras, algo por lo que ha sido criticado por varios especialistas. (14ymedio)

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0