Piden la mediación de líderes mundiales por los activistas en huelga de hambre

Pompeo denuncia la "represión" de manifestantes pacíficos en Cuba en referencia a los miembros del Movimiento San isidro

Carlos Manuel Álvarez entró ayer en la sede del Movimiento San Isidro, desde donde escribirá y dará testimonio de lo que ocurre. (EFE)
Carlos Manuel Álvarez entró ayer en la sede del Movimiento San Isidro, desde donde escribirá y dará testimonio de lo que ocurre. (EFE)

(EFE).- El Centro para una Cuba Libre solicitó este martes a organizaciones internacionales y líderes mundiales interceder ante el Gobierno de Cuba para que "cese el asedio y hostigamiento" a los miembros del Movimiento San Isidro (MSI), que desde hace una semana demandan la liberación del rapero Denis Solís con una huelga de hambre.

La organización del exilio cubano en Estados Unidos remitió la solicitud en una carta al primer ministro canadiense, Justin Trudeau; la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, y al presidente electo estadounidense, Joe Biden, entre otros políticos y líderes mundiales.

También fue enviada a organizaciones como Amnistía Internacional, que ya se ha pronunciado, Human Rights Watch (HRW) y la Federación Internacional de la Cruz Roja.

"Con el mayor respeto, nos dirigimos a Usted para pedir que su respetable entidad interceda ante el Gobierno del general Raúl Castro para que cese el asedio y hostigamiento a los artistas y creadores que integran el Movimiento San Isidro, quienes desde el 18 de noviembre están reunidos en un acto pacífico en la sede de la organización radicada en el pobrísimo barrio de San Isidro, en La Habana Vieja", reza la misiva.

El documento lleva la firma de casi una veintena de reconocidos artistas y diplomáticos, entre ellos el jazzista cubano Paquito D'Rivera, el pintor Humberto Calazada y el exembajador Everett E. Briggs

"Una decena de jóvenes cubanos -poetas, periodistas, plásticos, músicos y hasta un científico- se han declarado en huelga de hambre, tres de ellos en huelga de hambre y sed, en protesta por las hostilidades de la policía política en su contra mientras permanecían reunidos en un acto poético", continúa la carta del Centro para una Cuba Libre.

El documento lleva la firma de casi una veintena de reconocidos artistas y diplomáticos, entre ellos el jazzista cubano Paquito D'Rivera, el pintor Humberto Calazada y el exembajador de Estados Unidos en Portugal, Honduras y Panamá, Everett E. Briggs.

El joven rapero Denis Solís fue condenado por un tribunal de La Habana que lo consideró culpable de "desacato" por haber insultado a un policía que irrumpió en su casa, en un incidente que también fue difundido en video.

Poco después, un grupo de personas vinculadas al Movimiento se recluyeron de manera voluntaria en una vivienda del histórico barrio de la Habana Vieja en la capital. Dos de ellos son el artista Luis Manuel Otero Alcántara y el músico Maykel Castillo, quienes iniciaron la tarde del miércoles pasado una huelga de hambre y sed.

En declaraciones a EFE, el politólogo Frank Calzón, uno de los firmantes de la carta, indicó que la iniciativa salió además de la organización Cuba Decide, que dirige la opositora Rosa María Payá.

"El Movimiento San Isidro (...) es una mezcla que de verdad refleja la población cubana. Los viejos blancos supremacistas son los que están en el poder en Cuba"

"El Movimiento San Isidro (...) son hombres, mujeres, artistas, escritores, gays, todos están representados en ese Movimiento. Son una mezcla que de verdad refleja la población cubana. Los viejos blancos supremacistas son los que están en el poder en Cuba", afirmó Calzón.

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, también habló ayer para condenar la "cruel represión del régimen cubano contra los manifestantes pacíficos".

"El Gobierno de los Estados Unidos condena enérgicamente el hostigamiento del régimen cubano a activistas que protestan pacíficamente por el encarcelamiento del defensor de derechos humanos Denis Solís González", dijo Pompeo en una declaración.

"Instamos al Gobierno cubano a que desestime esta injusta sentencia y lo libere sin condiciones", agregó.

"El régimen ha atacado repetidamente al señor Solís González, músico y miembro del Movimiento San Isidro (MSI), por ejercer su libertad de expresión al denunciar los continuos abusos contra los derechos humanos en Cuba", dijo el secretario de Estado de EE UU.

Pompeo aseguró que el joven rapero fue detenido el pasado 9 de noviembre y que estuvo incomunicado durante tres días antes de ser condenado a ocho meses de prisión por "un dudoso cargo de desacato" y agregó que han corrido la misma suerte "decenas de periodistas y defensores de derechos humanos que buscaban información sobre su caso o abogaban por su liberación".

"Ahora han bloqueado al MSI y a otros dentro de la sede del grupo, donde los disidentes han sido víctimas de agresiones por llamar la atención sobre la horrible situación que se vive en Cuba", agregó Pompeo en su declaración.

"A veces sientes que el periodista no alcanza, que tu deber como ciudadano excede tu oficio. Y decidí venir. Hay mucha indignación fuera con lo que está pasando dentro de Cuba. Esta huelga de hambre es el resultado natural de la opresión"

"Estados Unidos se solidariza con el pueblo cubano y seguiremos denunciando estos flagrantes abusos contra los cubanos en el ejercicio de sus derechos", dijo Pompeo, que llamó a todas las democracias para que "hagan del respeto de los derechos humanos un requisito previo para cualquier trato con el régimen de Castro".

Desde ayer, al grupo se ha incorporado el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez que, tras lograr acceder a la sede, informó de que se quedará, no para seguir la huelga pero sí para dar testimonio de lo que está pasando.

"Voy a apoyar con testimonios, escribiendo y haciendo cosas prácticas aquí dentro", explicó el escritor, que hace solo unos días se encontraba en Nueva York -"celebrando la derrota de Trump", asegura- y viajó a La Habana exclusivamente para unirse al encierro.

"A veces sientes que el periodista no alcanza, que tu deber como ciudadano excede tu oficio. Y decidí venir. Hay mucha indignación fuera con lo que está pasando dentro de Cuba. Esta huelga de hambre es el resultado natural de la opresión", declaró.

Álvarez, autor de la novela Los caídos (2018) y columnista habitual en medios internacionales como The Washington Post, The New York Times o El País, declaró a Efe por teléfono desde dentro de la vivienda que se unió a ellos "porque son un ejemplo de comunidad y civismo en medio de un país fracturado".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4