La prensa oficial cubana lamenta que los jóvenes no quieran ingresar al Partido Comunista

Esgrimen "la falta de madurez y preparación, entre otros pretextos, para evadir el proceso de crecimiento"

Los líderes del PCC no se salvan de las críticas de corrupción de los internautas. (EFE)
Los líderes del PCC no se salvan de las críticas de corrupción de los internautas. (EFE)

Girón, el periódico oficial de Matanzas, ha lamentado que "como niños que se niegan a comer un alimento sin siquiera probarlo", los militantes de la Unión de Jóvenes Comunista (UJC) no quieren entrar al Partido. En un texto publicado en Facebook, el medio achaca este rechazo a los estereotipos sobre la organización y al no querer "asumir responsabilidades".

El artículo de Girón, un diario que carece por el momento de sitio digital, detalla un fenómeno que lleva varias décadas sucediendo: la pérdida galopante de membresía del Partido Comunista de Cuba (PCC). La Constitución consagra a esta entidad como "vanguardia organizada de la nación" pero desde 2016 no se publican sus datos de militantes, que entonces eran un poco más de 670.000.

Según el medio matancero, los jóvenes esgrimen "la falta de madurez y preparación, entre otros pretextos, para evadir el proceso de crecimiento" al PCC y cataloga esto de "fenómeno preocupante" dada la necesidad de "garantizar la continuidad generacional", en crisis en un país donde el envejecimiento poblacional es uno de lo temas más acuciantes de la agenda nacional.

En el texto se tacha de "estereotipo erróneo" la extendida idea de que el PCC es "una organización signada por las reuniones y el pago de la cotización" y llama a "lograr un diseño creativo" para sumar a los jóvenes, además de,"atemperarse a los modos en que se comunican y socializan".

"Ellos son continuidad y por eso hay que atraerlos, convencerlos y lograr que con orgullo se reconozcan militantes del Partido Comunista", remacha el artículo que ya ha provocado más de un centenar de comentarios la mayoría de ellos negativos y con duras críticas a la gestión del PCC, fundado en octubre de 1965.

"El carné muchos lo recibimos a los 14-16 años. Cuando aún creíamos el sueño socialista de igualdad, oportunidades para todos y del estado benefactor. Cuando nuestros padres nos escudaban de la dura realidad"


Algunos, como Jorge Fuentes, señalan la inmadurez y el desconocimiento con los que se ingresa a la UJC. "El carné muchos lo recibimos a los 14-16 años. Cuando aún creíamos el sueño socialista de igualdad, oportunidades para todos y del estado benefactor. Cuando nuestros padres nos escudaban de la dura realidad".

El comentarista advierte del proceso que se opera posteriormente entre los jóvenes cubanos: "A los 27 años cuando toca el proceso al PCC ya sabemos de qué van todos los discursos y las consignas".

En abril de 2021, un nonagenario Raúl Castro confirmó la entrega a su sucesor, Miguel Díaz-Canel, de la dirección del Partido Comunista de Cuba, tras cumplir los dos períodos reglamentarios que él mismo impuso para los cargos de alto nivel. A pesar del ascenso de rostros más jóvenes, la organización sigue siendo vista como ortodoxa y envejecida.

Otros de los internautas que opinan en el texto de Girón señalan el deseo de emigrar como un fuerte estímulo para rechazar el ingreso a las filas del PCC. "Hoy los jóvenes están pensando en emigrar para otro país donde puedan comprar con el dinero que les pagan", comenta Cristian Reyes en alusión a las tiendas en Moneda Libremente Convertibles, las pocas medianamente surtidas en la Isla.

A lo largo de los años los militantes de la UJC o del PCC que solicitan un visado para Estados Unidos o, ya una vez en su territorio, buscan acogerse a las ventajas migratorias que les ofrece la Ley de Ajuste Cubano, niegan su pertenencia a ambas organizaciones para evitar ser rechazados.

"Hoy los jóvenes están pensando en emigrar para otro país donde puedan comprar con el dinero que les pagan", comenta Cristian Reyes en alusión a las tiendas en Moneda Libremente Convertibles, las pocas medianamente surtidas en la Isla


A lo que se suma que entre las sanciones aplicadas a la Isla durante la administración de Donald Trump estuvo la restricción del envío de remesas a Cuba, al prohibirlas para familiares de funcionarios cubanos e integrantes del Partido Comunista, y limitarlas a 1.000 dólares por trimestre por persona en el resto de los casos.

Entre los comentaristas de Girón, algunas van más allá y proponen la creación de otros partidos para que los cubanos puedan elegir a cuál de ellos pertenecer. "Si hay que cambiar el viejo Código de Familia de 1975 porque ya no se corresponde con la realidad de la familia cubana actual, lo mismo pasa con el Código Penal de 1987, imaginen el PCC", escribe Nayaris Díaz.

Los líderes del PCC tampoco se salvan de las críticas y numerosos internautas señalan a la corrupción, la distancia que separa a los funcionarios de la vida cotidiana y el historial de secretarios de la UJC que han caído en problemas o han sido defenestrados como otras de las causas para el rechazo que ambas organizaciones generan entre los jóvenes.

"La esencia del Partido es poner en el poder a gente que no es elegido por el pueblo y que miente descaradamente a su pueblo", sentencia otra comentarista, a la que apenas le sale al paso un internauta.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14