En ausencia de Raúl Castro, el pleno del PCC elude su responsabilidad en el desastre cubano

Los dirigentes admitieron "una agravada situación de carencias materiales que incide en todos los sectores sociales"

“No se alcanzaron los objetivos del Plan de la Economía para 2022”, resumió Gil, “no han tenido el impacto necesario las medidas aprobadas”. (Twitter/Partido Comunista de Cuba)
“No se alcanzaron los objetivos del Plan de la Economía para 2022”, resumió Gil, “no han tenido el impacto necesario las medidas aprobadas”. (Twitter/Partido Comunista de Cuba)

Los dirigentes del Partido Comunista de Cuba (PCC) aprovecharon la clausura, este sábado, del V Pleno del Comité Central, para justificar sus actuaciones, que han llevado al país a una crisis generalizada y con apagones diarios. "Fue un año duro y difícil", admitió el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, sin reconocer en ningún momento la responsabilidad de los dirigentes en el descalabro de la economía nacional.

Raúl Castro no estuvo presente en el pleno del Partido, al que sí asistieron Ramiro Valdés Menéndez –de cuya presunta muerte habían circulado rumores esta semana– y, como invitado especial, José Ramón Machado Ventura, miembro de la "estructura auxiliar" del Comité Central.

La prensa oficial fue discreta a la hora de ventilar los temas concretos abordados por los cuadros del PCC. Presididos por un silencioso Díaz-Canel y vigilados de cerca por los militares que integran el Comité Central, los dirigentes han expuesto desde este viernes sus preocupaciones sobre la situación crítica de la Isla y las "desviaciones de la Tarea Ordenamiento", implementada a partir de enero de 2021.

"No se alcanzaron los objetivos del Plan de la Economía para 2022", resumió Gil, "no han tenido el impacto necesario las medidas aprobadas". El ministro enmendó rápidamente el pesimismo de su afirmación y atribuyó los fracasos de la Isla al "recrudecimiento del bloqueo", a la pandemia de covid, al alza de los precios en el mercado mundial y la inflación global, "más allá de nuestros problemas organizativos".

Todo lo necesario para impulsar el desarrollo del país está aprobado por los dirigentes, dijo, pero sencillamente "no tenemos los recursos"

Aunque nada supera en gravedad, lamentó, a la falta de divisas. Todo lo necesario para impulsar el desarrollo del país está aprobado por los dirigentes, dijo, pero sencillamente "no tenemos los recursos".

Agregó que se experimentaba cierta "recuperación" gracias a la exportación de níquel, tabaco, ron, miel y productos del mar, pero señaló que al país han llegado solamente 1,7 millones de turistas, por lo cual faltaron 800.000 para cumplir con las previsiones oficiales y casi 3 millones para llegar a las cifras de los años anteriores a la pandemia.

"No podemos compararnos con 2021", dijo Gil, después de arremeter contra los dirigentes agrícolas, cuyos resultados fueron notablemente bajos. "El país tiene una inflación inducida o importada", señaló, porque la importación "obliga" al Gobierno a elevar los precios. "Contra esa inflación no podemos", advirtió.

A ese sobreprecio, dijo, "le estamos incorporando un componente interno de indisciplina, de desvío, de especulación, de reventa". Atizó de nuevo la "cacería" contra los revendedores desde la base.

Otros dirigentes plantearon sus criterios al pie de las observaciones de Alejandro Gil. El factor común de las intervenciones fue calificar las medidas del Gobierno como "audaces e innovadoras" y denostar su puesta en práctica por cuadros locales y por la población en general.

Subsisten el desabastecimiento y la inflación, con insuficientes resultados en las medidas adoptadas, lo que mantiene una afectación directa en la calidad de vida del pueblo

Durante la primera sesión del pleno, celebrada este viernes, señalaron la "progresiva complejidad socioeconómica", que atribuyen no solo al bloqueo y a la pandemia de coronavirus, sino también a la explosión del hotel Saratoga, el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas y el paso del huracán Ian en la zona occidental de la Isla, cuya "devastación" desestabilizó el Sistema Eléctrico Nacional.

"Los efectos de este escenario se reflejan en una agravada situación de carencias materiales que incide en todos los sectores sociales y económicos del país. Subsisten el desabastecimiento y la inflación, con insuficientes resultados en las medidas adoptadas, lo que mantiene una afectación directa en la calidad de vida del pueblo", admite el informe publicado por el Partido durante el evento.

El texto señala también que las carencias han tenido "un impacto político e ideológico nocivo en diferentes sectores de nuestra sociedad", y provocaron un incremento de "los planes subversivos y desestabilizadores, utilizando como punta de lanza una feroz campaña mediática".

Consideraron urgente "mejorar el trabajo del Partido en las universidades" y "tener en cuenta los estados de opinión de la población". Aunque se refirieron –según el diario Granma– al proyecto de Trasvase Este-Oeste, ejecutado en Mayarí, Holguín, no ofrecieron demasiados detalles sobre el estado de la inversión en la obra, a la que el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa, calificó de "futurista".

Durante el pleno se señaló la muerte de dos militares miembros del Comité Central fallecidos recientemente: el general de Brigada José Alberto Yanes y el general de División Luis Alberto López-Calleja, ex yerno de Raúl Castro, presidente del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas y uno de los hombres más poderosos de la Isla.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 43