Raúl Castro, presente en la reunión para defender la represión contra las protestas

Venezuela, Nicaragua, Argentina, México y Rusia muestran su solidaridad con el régimen

Cubanos radicados en México, a favor y en contra del régimen, chocaron este lunes en sendas manifestaciones a las puertas del consulado de Cuba en la capital mexicana. (EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Cubanos radicados en México, a favor y en contra del régimen, chocaron este lunes en sendas manifestaciones a las puertas del consulado de Cuba en la capital mexicana. (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Raúl Castro, quien se supone fuera del poder desde que renunció a su cargo como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), en el último Congreso, reapareció este lunes, según los medios oficiales, en una reunión del Buró Político para abordar las protestas masivas que iniciaron el domingo.

Presidida por el actual primer secretario del PCC y presidente designado Miguel Díaz-Canel, en ella "se analizaron las provocaciones orquestadas por elementos contrarrevolucionarios, organizados y financiados desde Estados Unidos con propósitos desestabilizadores", recoge la prensa oficial, que no ofrece ninguna imagen del expresidente.

"Los integrantes del máximo órgano partidista abordaron además la ejemplar respuesta del pueblo al llamado del compañero Díaz-Canel a defender la Revolución en las calles lo que permitió derrotar las acciones subversivas", agrega la información.

"Los integrantes del máximo órgano partidista abordaron además la ejemplar respuesta del pueblo al llamado del compañero Díaz-Canel a defender la Revolución en las calles lo que permitió derrotar las acciones subversivas"

Ni un ápice de autocrítica se percibe en la cúpula del poder cubano. Así, en su comparecencia televisiva de este lunes, Díaz-Canel volvió a culpar a Estados Unidos de desestabilizar el país mediante una "campaña mediática" en redes sociales y medios independientes.

Es incierto el saldo de muertos, heridos, detenidos y desaparecidos por parte de la Seguridad del Estado tras las manifestaciones, que siguieron dándose este lunes, pero los testimonios de ciudadanos de a pie se han multiplicado estos días.

A favor del régimen y en contra de las sanciones de Estados Unidos se expresaron los aliados habituales, notoriamente Venezuela y Nicaragua, pero también Argentina, México y Rusia.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, fue uno de los primeros en llamar a Díaz-Canel y mostrar su respaldo frente a las protestas.

"Desde esta mesa de diálogo y este palacio presidencial, le ratifico, como le dije ayer por teléfono, al presidente Miguel Díaz-Canel todo el apoyo de la República Bolivariana de Venezuela al pueblo de Cuba, al Gobierno revolucionario de Cuba", dijo Maduro este lunes en un acto con un grupo minoritario de la oposición.

A Cuba, dijo, "le han aplicado el mismo método de asfixia, de persecución durante 60 años", y pidió, siguiendo la propaganda de la Isla: "Si de verdad los Estados Unidos y los opositores extremistas en Cuba quieren paliar y ayudar al pueblo de Cuba, que levanten de inmediato todas las sanciones y el bloqueo contra el pueblo de Cuba".

Murillo, incluso, comparó las manifestaciones antigubernamentales del domingo en la Isla con las que vivió el país centroamericano a partir de abril de 2018

Desde Nicaragua, el matrimonio formado por Daniel Ortega y Rosario Murillo también se comunicó con el mandatario cubano para expresar su apoyo. Murillo, incluso, comparó las manifestaciones antigubernamentales del domingo en la Isla con las que vivió el país centroamericano a partir de abril de 2018, y acusó a Estados Unidos de utilizar en Cuba "ese formato que conocimos".

Aquellas protestas, calificadas por el Ejecutivo nicaragüense como "intento de golpe de Estado", dejaron al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200.

Murillo brindó sus palabras precisamente horas después de que Estados Unidos revocara la visa estadounidenses a 100 legisladores, fiscales, jueces y otros funcionarios del Poder Judicial de Nicaragua, por facilitar "asaltos del régimen a la democracia y los derechos humanos".

Por su parte, Rusia expresó, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, que "sigue el desarrollo" de la situación en Cuba al tiempo que calificó como "inaceptable" cualquier intento de "desestabilizar el país desde el extranjero", refiriéndose a una supuesta injerencia de Estados Unidos. Para la Cancillería rusa, "las autoridades cubanas están tomando todas las medidas necesarias para restablecer el orden público en beneficio de sus ciudadanos".

En términos parecidos se manifestó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que trasladó su "solidaridad con el pueblo cubano", exhortando a buscar "una salida mediante el diálogo, sin el uso de la fuerza, sin la confrontación, sin violencia". Al mismo tiempo, criticó el "despliegue informativo inusual" de las protestas cubanas promovido "por quienes no están de acuerdos con las políticas del Gobierno de Cuba" y pidió a Estados Unidos "suspender el bloqueo".

López Obrador criticó el "despliegue informativo inusual" de las protestas cubanas promovido "por quienes no están de acuerdos con las políticas del Gobierno de Cuba"

Lo mismo opinó el presidente de Argentina, Alberto Fernández. "No conozco exactamente la dimensión del problema de Cuba", declaró. "Lo que sí tengo claro, como bien dijo Andrés Manuel López Obrador, es que, si realmente nos preocupa humanitariamente Cuba, terminemos con los bloqueos".

Consultado sobre las demandas expresadas en las protestas registradas este domingo en Cuba, Fernández sostuvo que "todas esas cosas son problemas que tienen que resolver los pueblos".

Por otra parte, el presidente del Comité de Exteriores de la Cámara Baja de Estados Unidos, el demócrata Gregory Meeks, pidió este lunes al presidente Joe Biden que levante las sanciones económicas contra Cuba impuestas por su predecesor, Donald Trump.

"Los cubanos enfrentan grandes dificultades debido a los impactos económicos y de salud del covid-19, la arraigada cultura de corrupción y mala gestión entre los líderes cubanos y las estrictas sanciones impuestas cruelmente por la Administración de Trump", indicó en un comunicado Meeks.

"Hago un llamado al presidente Biden para que ayude a aliviar el sufrimiento en Cuba rescindiendo las sanciones", añadió el congresista, que declaró que "los cubanos están enojados y tienen todo el derecho a expresar sus frustraciones y participar en protestas pacíficas" y advirtió de que "las libertades básicas deben ser respetadas, no castigadas".

Biden fue preguntado este lunes cuándo estará dispuesto a cambiar la política hacia Cuba de Trump, pero evadió responder. "Tendremos más que decir sobre Cuba y Haití a medida que avance esta semana. Estén atentos".

_______________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 47