Serbia se consolida como puerta de entrada a Europa para los cubanos

Belgrado no exige visado, los precios son moderados y la población es acogedora, cuenta Diana a '14ymedio'

Ya hay una suerte de colonia cubana en los Balcanes, pues “el costo de la vida es mucho más bajo que en la mayoría de los países europeos”, asegura Diana. (Facebook/Cubanos en Serbia)
Ya hay una suerte de colonia cubana en los Balcanes, pues “el costo de la vida es mucho más bajo que en la mayoría de los países europeos”, asegura Diana. (Facebook/Cubanos en Serbia)

Pocos cubanos sabrían decir en qué punto del mapa está Serbia. Menos aún señalarían Belgrado como su capital ni darían noticia de las muchas guerras y divisiones que le dieron su forma actual. El recuerdo de la era soviética y el poder de un solo caudillo, el mariscal Tito, durante demasiados años, parece ser lo único que tienen en común el país balcánico y el tropical.

Si a los cubanos les interesa Serbia es por una sola razón: es uno de los pocos Estados que no exige visa a los ciudadanos de la Isla y, por su cercanía –y potencial entrada– a la Unión Europea, es un destino ideal para emigrar.

"Supe de Serbia por amigos cubanos que habían emigrado en años anteriores", cuenta a 14ymedio Diana, una joven habanera que vive en Novi Sad, ciudad a orillas del Danubio, desde hace un año. "Fue un viaje largo y el pasaje salió caro, pero llegué".

Los Gobiernos de Cuba y Serbia son afines desde los tiempos de la antigua Yugoslavia, tanto, que cuando Diana menciona a sus vecinos su origen, más de uno le menciona a Fidel Castro y habla de la Isla como un viejo "país hermano".

"Mi familia en Cuba no se ubicaba geográficamente con Serbia", recuerda la joven. Algún abuelo le habló de Yugoslavia y se preocupó: los Balcanes han sido históricamente una región conflictiva, de guerras y gobernantes corruptos. La fragmentación del territorio se ha mantenido por lo menos hasta las recientes independencias de Montenegro y Kosovo.

Algún abuelo le habló de Yugoslavia y se preocupó: los Balcanes han sido históricamente una región conflictiva, de guerras y gobernantes corruptos

"Sin embargo, decidí tomar el riesgo", afirma Diana, que se siente muy a gusto en el país, al que ha viajado un aluvión de migrantes en los últimos años.

Técnicamente, los cubanos tienen la posibilidad de permanecer en territorio serbio 90 días sin que se les exija visa, aunque, últimamente, se solicita una carta de invitación donde figure la dirección en que se hospedarán, además de una persona que "responda" por ellos en el aeropuerto.

Como la mayoría no regresa a la Isla, el Gobierno de ese país añadió el requerimiento de demostrar la solvencia económica y la advertencia de que las autoridades migratorias tienen el derecho de no permitir el ingreso de los cubanos al país, "debido al abuso del régimen de visado libre".

A pesar de las dificultades, ya hay una suerte de colonia cubana en los Balcanes. "El costo de la vida es mucho más bajo que en la mayoría de los países europeos", asegura Diana. "No es difícil encontrar trabajo y adquirir la residencia".

Como otros países de Europa Central que pertenecieron al bloque soviético, Serbia mira su futuro en las alianzas con Occidente. (Ailén Rivero)
Como otros países de Europa Central que pertenecieron al bloque soviético, Serbia mira su futuro en las alianzas con Occidente. (Ailén Rivero)

Muchos jóvenes de Cuba trabajan ahora en el sector de los servicios, en bares y restaurantes, o bien en labores de limpieza o construcción. Es raro que estudien en las universidades y, para acceder a otro tipo de trabajo, es indispensable hablar serbio.

Los gustos de comida y ropa no son muy distintos a los de Cuba, practican el cristianismo ortodoxo y viven como el resto de los europeos. "Aunque algunos aspectos de la cultura nos diferencian, el pasado comunista hace que no nos sean extrañas algunas referencias o costumbres", señala Diana.

"El clima sí es una sorpresa", dice, "aunque después del primer invierno una se adapta. En verano sube a 40 grados y suele haber olas de calor. Lo más extraño es no tener cerca el mar, que formaba parte de mi vida cotidiana".

Los serbios son acogedores y afirman ser diferentes a la "gente fría de Europa". "Hablan un poco de español porque son aficionados a la música latina y a las novelas mexicanas, que la televisión de aquí lleva años retransmitiendo".

Tras décadas de conflictos bélicos, Serbia optó por la neutralidad en sus relaciones exteriores, que ha sido puesta en tela de juicio tras la guerra de Rusia contra Ucrania

"Las leyes son bastante flexibles para los migrantes", explica Diana. "Serbia ha acogido a muchos refugiados sirios y, tras la guerra, también ucranianos. Varias personas vienen también de Estados Unidos, Australia y Reino Unido, porque prefieren la flexibilidad legal y política de aquí a la de sus propios países".

La nación balcánica fue considerada como una especie de "oasis" contras las restricciones durante la pandemia de covid-19. "No hacía falta usar mascarilla ni estar vacunado", se sorprende la joven. Eso impulsó el turismo.

Tras décadas de conflictos bélicos, Serbia optó por la neutralidad en sus relaciones exteriores, que ha sido puesta en tela de juicio tras la guerra de Rusia contra Ucrania. "A pesar del estrecho pasado cultural que comparte con los países de la antigua Unión Soviética, la aspiración de Serbia es entrar a la Unión Europea", señala Diana, por lo que lo más prudente para su Gobierno es "no involucrarse" con Putin.

"Como otros países de Europa Central que pertenecieron al bloque soviético, la sociedad serbia mira su futuro en las alianzas con Occidente y sus formas de vida, como prioridad antes que el paradigma ruso", dice.

Los cubanos, hastiados de la política en su propio país, intentan sobrellevar el delicado statu quo de Serbia y concentrarse en su bienestar. Aunque le va bien en Novi Sad, Diana –que soñaba con vivir un tiempo en San Petersburgo y ver los cuadros del museo Hermitage– no descarta mudarse a otro país cuando se calmen los ánimos en la región.

 "Al fin y al cabo", dice, "si nada me ataba a Cuba, ahora tampoco me retiene nada en Serbia".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2