Sin asientos en el tren y con horas de retraso, así viajan los niños de los Juegos Nacionales Escolares

Los familiares de los menores denunciaron las condiciones en que los transportaron de La Habana a Santa Clara

Una de las imágenes difundidas en redes del transporte de niños participantes en los Juegos Nacionales Escolares. (Twitter/@dlesmesfajardo)
Una de las imágenes difundidas en redes del transporte de niños participantes en los Juegos Nacionales Escolares. (Twitter/@dlesmesfajardo)

Tras dos años sin realizarse por culpa de la pandemia de covid-19, los Juegos Nacionales Escolares se han reiniciado este miércoles con un acto oficial en la ciudad de Santa Clara, pero la cita comenzó con tropiezos. Los niños participantes en esta edición 58 tuvieron que viajar desde otras provincias sentados en el piso del tren debido a la mala gestión de los organizadores.

Con 22 disciplinas que se disputan en 14 provincias cubanas, los Juegos fueron inaugurados por el presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), Osvaldo Vento, un acto que la prensa oficial cubrió sin hacer mención al malestar de padres y niños por los problemas de transporte que hicieron desistir a varios atletas de participar.

"Destinaron solo un tren para todos los deportistas. Es el mismo que va desde La Habana y hasta Guantánamo recogiendo niños y dejando otros porque algunas disciplinas se juegan en un lugar y las otras en otro. Por ejemplo, las competencias de judo son en Guantánamo", detalla Lesmes Fajardo, tío de uno de los niños que participa en los Juegos en la disciplina de ajedrez.

"El Inder coordinó un tren que iba a salir desde La Coubre con los atletas de Pinar del Río y La Habana, que pasaría por toda la Isla recogiendo a los participantes y repartiendo a otros según el lugar donde se disputa su especialidad. Mi sobrino tenía que ir de Matanzas a Santa Clara, por suerte no le tocó un tramo tan largo", explica Fajardo quien actualmente reside en Guayaquil, Ecuador.

"El tren tenía que haber salido a las 8:30 de la noche y era la una de la mañana y todavía no había salido. A Matanzas llegó pasadas las cuatro de la madrugada"

"El tren tenía que haber salido a las 8:30 de la noche y era la una de la mañana y todavía no había salido. A Matanzas llegó pasadas las cuatro de la madrugada. Los niños matanceros estaban en la estación desde las 7:00 pm y no les daban ninguna información. Llamaron a los de La Habana y tampoco sabían cuándo iba a salir", explica a 14ymedio.

"Desde que salió de La Habana ya venía con niños en el piso", añade. "La primera reacción de mi hermana fue decirle a mi sobrino que ya no iban a ir al evento porque 'iba a llegar muerto' después de viajar sentado en el suelo, pero él insistió porque son los Juegos nacionales. Lo hizo por su compromiso con el deporte". Aquello "fue un caos total" remacha el emigrado.

"Mi hermana estaba que si la pinchaban no echaba sangre por la mala organización", comenta. Fajardo mantuvo la comunicación con su familia durante la larga espera. "Los de la imagen no son niños intentando cruzar a Estados Unidos en contenedores. Son niños cubanos, deportistas de alto rendimiento viajando a los juegos escolares nacionales en un tren que dispuso el Gobierno que tendrá un recorrido desde La Habana hasta Guantánamo. Sin asientos", escribió molesto en Twitter.

"El abuso, la irresponsabilidad y la desidia todos sabemos que campan en Cuba, pero no pierden la oportunidad de sorprendernos. Luego la dictadura lamenta cuando sus atletas se quedan en el primer torneo internacional al que van", apuntó el emigrado. La hermana de Fajardo también calificó el trato que recibieron los niños como "denigrante".

En Santa Clara se quedaron los atletas de ajedrez, boxeo y tenis de mesa pero otros tuvieron que continuar viaje todavía en el suelo del tren. "Mi hijo tiene que llegar hasta Guantánamo porque él es judoca, no nos dejaron acompañarlo porque decían que los padres no podían ir, pero yo pensé que mi niño iba a estar bien cuidado", lamenta la madre de otro deportista, que prefiere mantener el anonimato.

"Mi hijo todavía no ha podido coger un asiento y llegará muy cansado a Guantánamo, pero eso nadie lo tiene en cuenta para la competencia", cuestiona la mujer residente en la ciudad de Matanzas. "Todo ha sido muy improvisado pero muchos padres no se atreven a denunciar para que sus hijos no se busquen problemas. Seguro que los funcionarios del Inder viajan en carros cómodos".

Al cierre de esta información el tren todavía no había concluido su recorrido. "Está por Ciego de Ávila", puntualiza Lesmes Fajardo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14