Azitromicina, el antibiótico más buscado en el mercado negro cubano

Un paquete del fármaco, usado para la neumonía, puede llegar hasta los 7.000 pesos

El mercado negro, que muchas veces se nutre de la azitromicina robada en almacenes oficiales, impone sus precios. (Collage)
Considerado como un medicamento de amplio espectro, la azitromicina se usa para tratar las neumonías, pero está desaparecido de las farmacias cubanas. (Collage)

"Pago lo que sea, es urgente y necesito seis pastillas", repite el mensaje en un grupo de Facebook donde varios familiares de parientes con covid-19 en Sagua la Grande, Villa Clara, intentan encontrar azitromicina. Se trata del antibiótico que los médicos suelen recetar en todo el mundo para la neumonía y que apenas existe en los hospitales cubanos.

"A los médicos se les ha orientado que no recomienden medicamentos que no haya en el hospital o la farmacia, pero somos seres humanos, yo no puedo negarle una información a una madre que me está suplicando que le diga cómo puede salvar a su hijo", comenta a 14ymedio desde el hospital Roberto Rodríguez, en Morón, Ciego de Ávila, un médico que pide el anonimato y que es consciente de la eficacia de la azitromicina si se desarrolla neumonía bilateral con el coronavirus.

"En los últimos días he tenido que atender decenas de pacientes que ya tienen los pulmones comprometidos y casi no pueden respirar, pero no los podemos ingresar, no hay camas en terapia intensiva y además no hay medicamentos, aunque ahora que tuvimos visita de La Habana se comprometieron a suministrarnos".

Estudios científicos han demostrado que la azitromicina no solo no funciona en los casos graves de covid, sino que no evita que los pacientes leves evolucionen desfavorablemente, incluso hasta la muerte

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha reiterado desde que comenzó la pandemia que "ningún medicamento ha demostrado ser eficaz" contra la enfermedad. Como todo antibiótico, la azitromicina es eficaz contra bacterias, no contra virus.

Además, estudios científicos han demostrado que la azitromicina no solo no funciona en los casos graves de covid, sino que no evita que los pacientes leves evolucionen desfavorablemente, incluso hasta la muerte.

Considerado como un medicamento de amplio espectro, la azitromicina se usa para tratar las neumonías. Sin embargo, hace mucho tiempo que no aparece en las farmacias estatales, como tantos otros antibióticos. En los hospitales, es un recurso que se administra a cuentagotas cuando hay suministros. Así, el mercado negro, que se nutre de estos fármacos importados por los viajeros o robados en almacenes oficiales, impone entonces sus precios.

Caja de azitromicina importada de venta en el mercado negro. (14ymedio)
Caja de azitromicina importada de venta en el mercado negro. (14ymedio)

El costo de un ciclo completo de azitromicina, que puede ir de seis a ocho pastillas, varía según el nivel de contagio de la región donde se viva. Este diario ha tenido reportes de lugares donde el paquete para un tratamiento no superaba los 500 pesos antes del 20 de julio y ahora hay que pagar el triple. En Ciego de Ávila hay vendedores que piden hasta 7.000 pesos.

Yadira Prende, de Ciego de Ávila, regresó a casa con su hijo después de varias horas en un banco del hospital de Sagua la Grande. La madre decidió correr el riesgo de llevarse al menor ante la falta de espacios para ingresarlo en el local y ahora está haciendo un llamado para que la ayuden a completar las píldoras que le faltan para el tratamiento con azitromicina. Solo tiene tres.

"La pediatra jefa de turno me comentó que no tenían cama ni medicamento. Me dijo que no me podía engañar", cuenta la mujer mientras desglosa también los problemas médicos de su hijo, actualmente con fiebre y que padece una discapacidad motora que lo coloca en un espectro muy vulnerable entre los contagiados por covid.

"Hay que tener cuidado porque el otro día compré un blíster de seis pastillas en 1.000 pesos y solo cuando llegué a mi casa me di cuenta de que estaba vencida la fecha para consumirlas

Pero en el agua revuelta de la necesidad, sobran también los pescadores. Estafas, especulación y falta de garantías son algunas de las tretas que sufren los desesperados compradores.

"Hay que tener cuidado porque el otro día compré un blíster de seis pastillas en 1.000 pesos y solo cuando llegué a mi casa me di cuenta de que estaba vencida la fecha para consumirlas. Me estafaron", reconoce.

En los grupos de Telegram dedicados al trueque tampoco faltan propuestas. "Me faltan cuatro pastillas de azitromicina para que mi abuela pueda terminar su tratamiento, ofrezco una botella de aceite y dos jabones", publicó este lunes una joven que se identificó como "Leidy de San Leopoldo", una barriada en La Habana.

"En Holguín tenemos una señora que necesita azitromicina o rosefín urgente, ya tiene los pulmones comprometidos y la placa sale todo blanco, está realmente mal", clamaba en otra cuenta de Facebook Massiel Rubio, una emigrada cubana residente en España que ha ayudado a hacer llegar a la Isla decenas de paquetes con medicamentos. La enferma, supo 14ymedio, murió poco después.

Los médicos también llaman a la cautela. "La gente llega como loca. Y este medicamento es recomendable solo en el caso en que se padezca una neumonía", reitera a este diario un doctor habanero. "Ahora todo el que tiene covid-19, aunque no tenga afecciones respiratorias, quiere empezar a tomarlo y eso no está bien, no es necesario si la persona no ha desarrollado ningún tipo de neumonía".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16