Las bicicletas eléctricas compiten con las 'motorinas' en las calles cubanas

Los usuarios consideran estos vehículos como una alternativa económica a las motocicletas eléctricas

Los usuarios valoran de las bicicletas eléctricas que 'resuelven' lo mismo que una 'motorina' y que incluso se puede llevar pasaje detrás. (14ymedio)
Los usuarios valoran de las bicicletas eléctricas que 'resuelven' lo mismo que una 'motorina' y que incluso se puede llevar pasaje detrás. (14ymedio)

Curiosos y posibles compradores llegaron esta semana a la tienda en moneda libremente convertible (MLC) de la calle Infanta, en Centro Habana, para ver la nueva bicicleta eléctrica comercializada por el Estado.

Atrás han quedado los tiempos de las odiadas bicicletas chinas del Período Especial. Ahora están de moda las bicicletas eléctricas pero su precio no está al alcance de la mayoría de los cubanos. Con un precio de 770 dólares (más de 60.000 pesos al cambio paralelo), la LT 4209n es un artículo de lujo en un país de escasez sin tregua, pero es una alternativa económica a las motocicletas eléctricas o motorinas, que cuestan aproximadamente el doble –hasta 2.000 dólares en páginas como Revolico– y que han reinado en las calles de Cuba en los últimos años debido al insuficiente sistema de transporte público, la escasez de gasolina, las oportunidades de trabajo que ofrecen y su sencillo manejo.

"Aunque hubiera tenido el dinero suficiente para comprar una motorina, igual me hubiera comprado la bicicleta", explica a este diario desde Sancti Spíritus Ernesto, dueño de uno de estos artículos, que está encantado con su adquisición. "Es más económica de mantener y, para el caso, resuelve el mismo problema que una motorina: es para tramos cortos, igual que la bicicleta. Yo en la mía llevo incluso a mi mujer atrás, sin ningún tipo de problemas".

"No es lo mismo comprar una batería de estas, que son chiquiticas, que la que lleva una moto. Y no es lo mismo comprar una goma de bicicleta que una de motorina"

"Para resolver, lo mismo da una motorina que una bicicleta, porque con cualquiera de las dos te mueves de aquí para allá", sentencia.

Además, prosigue Ernesto, las piezas también son más económicas y cuando se estropean cuesta menos cambiarlas. "No es lo mismo comprar una batería de estas, que son chiquiticas, que la que lleva una moto. Y no es lo mismo comprar una goma de bicicleta que una de motorina".

La empresa Vehículos Eléctricos del Caribe (Vedca), encargada de ensamblar en la Isla la bicicleta a la venta en Infanta, publicó a principios de septiembre las primeras imágenes del modelo en sus redes sociales y otras plataformas digitales. Durante esos días, Yuniel admite que "le echó el ojo" a estos ciclos, pero desistió de comprarse una ante el alza del precio en el mercado negro del MLC (76 pesos por 1 dólar este jueves) y el encarecimiento de los alimentos.

El propósito de Yuniel, de 30 años, era sacar una licencia de mensajero y buscarse una entrada de dinero extra, sobre todo porque, por el momento, las autoridades de Tránsito no exigen casco ni licencia de conducción para manejar este modelo de bicicleta. Muchos negocios privados de La Habana, como restaurantes y pizzerías, contratan a cuentapropistas que tengan motos y bicicletas eléctricas para hacer entregas a domicilio.

"Además, las bicicletas son más fáciles de guardar o de parquear", señala a 14ymedio una repartidora de Centro Habana que adquirió su bicicleta eléctrica en el extranjero. "Y caminan bastante, 55 kilómetros, parecido a una motorina", añade sobre la autonomía del vehículo.

La descripción técnica del flamante modelo LT 4209 indica que posee un motor de 600 vatios, que su batería es de litio, que alcanza una velocidad de hasta 30 km/h y que tiene una autonomía de 65 kilómetros y un peso de 35 kilogramos.

Ahora están de moda las bicicletas eléctricas pero su precio no está al alcance de la mayoría de los cubanos. (14ymedio)
Ahora están de moda las bicicletas eléctricas pero su precio no está al alcance de la mayoría de los cubanos. (14ymedio)

Luis Alberto, en cambio, es uno de los cubanos que prefieren las motos eléctricas aunque sean mucho más caras, pero sabe que en la Isla es poco recomendable comprar alguno de estos vehículos, a la venta en tiendas estatales y ensamblados en Cuba.

"Son de bajo costo, las baterías, el motor y la caja reguladora tienen poca calidad. La ves y dices: 'qué lindas', pero son fachadas nada más. Mejor piensas bien antes de invertir tu dinero en ellas", advierte este habanero, que pertenece al Club Moto Eléctrica Cuba. Luis Alberto encargó por 2.000 dólares una motorina a un conocido que fue de compras a Panamá el año pasado y asegura que no se arrepiente de la "inversión".

Al igual que Vedca, otra entidad que se dedica a la comercialización de ciclos eléctricos es la Empresa Industrial Ángel Villareal Bravo, de Villa Clara, conocida como Minerva. Varios modelos de bicicletas eléctricas con esta marca y ensambladas en la Isla fueron de las primeras que se vendieron en la red de tiendas estatales, hace unos cuatro años.

Los precios entonces iban de 850 a 1.375 CUC, recuerda desde Sancti Spíritus otro aficionado de estos vehículos, Miguel. "La bicicleta eléctrica más cara tenía una pantalla de un centímetro de altura y tres de ancho que marcaba el kilometraje", detalla. "Con la ventaja de que nunca he escuchado que una batería de bicicleta eléctrica haya explotado", dice refiriéndose a los frecuentes casos de incendios de motorinas debido a la manipulación de su sistema eléctrico.

"Con la ventaja de que nunca he escuchado que una batería de bicicleta eléctrica haya explotado", dice refiriéndose a los frecuentes casos de incendios de motorinas debido a la manipulación de su sistema eléctrico

Sin embargo, Miguel tiene muy bien delimitadas las diferencias entre una moto y una bicicleta eléctrica. "Las motorinas tienen una capacidad de velocidad mucho mayor, mientras que este tipo de bicicleta llega máximo hasta los 30 kilómetros por hora".

Pese a ello, en las calles de la capital cubana empiezan a proliferar bicicletas eléctricas por todas partes. Vedca, que comenzó a operar el año pasado en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, es una de las marcas más promocionadas en los últimos meses por el Gobierno y vende vehículos eléctricos que van desde los 700 a los casi 4.000 MLC.

No son pocas las quejas de los cubanos, eso sí, acerca de los precios. "¿Por qué todo es en MLC? ¿Acaso en este país pagan en esa moneda?", preguntaba un usuario al comentar una publicación de Vedca en sus redes sociales donde anunciaba el precio de la bicicleta. "Soy trabajador honrado y mi salario es de 2.500 pesos al mes. ¿En qué año me podría comprar este tipo de moto?".

Según datos oficiales, en el país existen cerca de 300.000 bicicletas y motos eléctricas, entre importadas y comercializadas dentro de la Isla, y un tercio de esa cifra se encuentra en La Habana.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4