La burocracia obstaculiza la producción nacional de mascarillas

La fabricación en Matanzas sigue parada mientras prospera la venta de nasobucos caseros, sin homologación

En las calles cubanas la mayoría de las mascarillas que llevan los transeúntes son de manufactura doméstica. (Rebeca Monzó)
En las calles cubanas la mayoría de las mascarillas que llevan los transeúntes son de manufactura doméstica. (Rebeca Monzó)

Tres meses después del anuncio de que Gardis, un grupo empresarial de Matanzas, podía fabricar mascarillas higiénicas y quirúrgicas a través de la impresión en 3D, la burocracia estatal sigue impidiendo que el proyecto eche a andar.

"Aunque todos han tratado de ayudar, comenzando por el Ministerio de Economía y Planificación, ya llevamos tres meses y hoy hace falta lograr la soberanía en este elemento. No pedimos ni un USD, solo apoyo para esta inversión", ha denunciado en su perfil de Facebook Abreu Falcón, director de Gardis, que se preguntaba qué faltaba para tener la inversión necesaria para un proyecto que puede ahorrar millones a la Isla.

"Falta que la importadora cierre el contrato y que el Banco Central autorice la apertura de una cuenta de fines específicos, como el Gobernador le solicitó, pues el ofertante es un extranjero residente en el país..."

Según el directivo, cada mascarilla importada cuesta al Estado 46 centavos de dólar estadounidense, mientras la de fabricación local supondría 6 centavos. El ahorro a las arcas estatales, poco necesitadas de derroche, sería significativo y se podrían elaborar 140 productos por minuto. Falcón aseguró que todo está listo para trabajar en dos turnos que, en poco tiempo, satisfarán la demanda interna con vistas a exportar en adelante.

Sin embargo, "falta que la importadora cierre el contrato y que el Banco Central autorice la apertura de una cuenta de fines específicos, como el Gobernador le solicitó, pues el ofertante es un extranjero residente en el país... Le pagaremos en CUC, por lo que Cuba no tendrá gastos en Moneda Libremente Convertible", concretó el director de Gardis a preguntas de un usuario.

La idea de producir mascarillas en 3D surgió del investigador cubano Marcelino Rivas Santana y la materialización fue obra de los científicos del Centro de Estudio de Fabricación Avanzada y Sostenible (Cefas), de la Universidad de Matanzas, según difundió la prensa oficial el pasado abril.

Cada mascarilla consta de un soporte de plástico impreso en 3D, una lámina de acetato y un elástico para la sujeción, explicó Rivas Santana entonces.

En las calles cubanas la mayoría de las mascarillas que llevan los transeúntes son de manufactura doméstica. Hechas con trozos de tela, algunas decoradas o simplemente un pañuelo amarrado tras la cabeza, sirven para cumplir con las medidas de portar nasobuco que siguen vigentes en La Habana. Muy pocos cuentan con mascarillas médicas o que cumplan los estándares para evitar el contagio.

Las costureras que hasta hace poco se ganaban la vida haciendo bolsas, agarraderas para la cocina y otros accesorios de tela ahora han visto un filón comercial en desarrollar mascarillas para varias ocasiones

A manera de obsequio a sus clientes, varios restaurantes y negocios privados que ofrecen comida a domicilio regalan mascarillas decoradas con sus logos y hechas con tela. Las costureras que hasta hace poco se ganaban la vida haciendo bolsas, agarraderas para la cocina y otros accesorios de tela ahora han visto un filón comercial en desarrollar mascarillas para varias ocasiones.

Mercedes es una de ellas. Junto a su hijo tapicero hasta hace poco se dedicaba fundamentalmente a confeccionar forros para colchones, sofás y muebles en general pero ahora ha desarrollado su propia línea de mascarillas, algunas que incluyen figuras bordadas, lentejuelas y hasta frases añadidas con hilo.

La bloguera y artesana Rebeca Monzó también ha estado mostrando en sus redes sociales varias de las mascarillas que ha confeccionado. "Hay una ya con motivo navideño... por si las moscas", escribió en su cuenta de Facebook junto a la imagen de seis nasobucos salidos de su máquina de coser.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12