Una feria para las cámaras oficiales busca reanimar el Malecón de La Habana

A lo largo del litoral, las autoridades dispusieron kioscos con una reducida oferta en homenaje a la Unión de Jóvenes Comunistas y la organización de pioneros

En la cola, la mayoría no mostraba siquiera interés en seguir con la vista una carrera en la que participaron varias figuras del deporte cubano. (14ymedio)
En la cola, la mayoría no mostraba siquiera interés en seguir con la vista una carrera en la que participaron varias figuras del deporte cubano. (14ymedio)

Más interesados en alcanzar un poco de pan que en disfrutar de los juegos deportivos o las carreras de autos, así se veían a los cientos de personas que este sábado se acercaron al Malecón de La Habana. A lo largo del litoral, las autoridades dispusieron kioscos con una reducida oferta en homenaje a la Unión de Jóvenes Comunistas y la organización de pioneros.

"Tuve que ir hasta mi casa a buscar un pomo con agua porque aquí todo está carísimo", se quejaba en las cercanías del parque Maceo una empleada del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder). La mujer llegó hasta el lugar junto a otros colegas de trabajo a los que convocaron "de manera obligatoria" al evento.

"Un paquete de rositas de maíz cuesta 25 pesos. Eso es una barbaridad para una actividad pensada especialmente para los niños y los jóvenes. Todo está por los cielos a pesar de que han venido funcionarios del Partido a supervisar cómo está saliendo todo", se quejó la empleada estatal.

"Mi horario de trabajo es de lunes a viernes pero cuando inventan algo así entonces pierdo también el fin de semana porque no puedo decir que ‘no’. Este es el momento que yo uso para lavar, resolver asuntos pendientes o para ocuparme de mi familia pero nos han dicho que esto tenía que parecer animado y lleno de gente".

Cerca de la esquina con la calle Belascoaín y bajo el sol, unas mesas con tableros de ajedrez eran parte de las opciones de entretenimiento. En otras partes del litoral se veían juegos de dominó, implementos para juegos en equipo y una exposición de materiales educativos. Pero la mayoría de estas opciones estaban vacías de un público que prefería aglomerarse alrededor de los puntos de comida.

"Vine con mis dos hijos porque una vecina me avisó que estaban vendiendo Pellys [extrusos de maíz] y también que había pan", detalló a 14ymedio Yasmary, una joven madre que tenía interés especialmente en "comprar algo que después le sirva de merienda a los niños para llevar a la escuela".

En la cola, la mayoría no mostraba siquiera interés en seguir con la vista una carrera en la que participaron varias figuras del deporte cubano. Tampoco la competencia entre vehículos atrajo la atención de los ansiosos clientes que temían que las mercancías se acabaran antes de que les llegara su turno de comprar.

La convocatoria, una de las primeras en esa zona de la capital cubana tras las limitaciones que por casi dos años impuso la pandemia, se tropezó en sus primeras horas con el poco suministro, los elevados precios de los productos y cierta apatía popular que los altavoces, la música grabada y las cámaras de la televisión no lograron sacudir.

"Esta noche seguro todo se ve diferente en el noticiero", ironizaba un vecino de la vecina calle San Lázaro que llegó hasta el Malecón en busca de unos refrescos. "Cuando se fue la televisión todo se relajó. Hasta los corredores apretaron la carrera cuando pasaron frente a la cámara pero cuando los periodistas se fueron se metieron en las colas para comida, como todos los otros".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14