La empresa chino-cubana Vedca fabricará 10.000 motos eléctricas, pese a los apagones

La firma mixta asegura que serán en parte destinadas a la exportación

Isla Grande, que se presenta como el mercado de “mejores precios, más rápido y seguro” para enviar insumos a Cuba, ofrece productos que pueden ser recogidos solamente en La Habana y Santa Clara. (14ymedio)
Isla Grande, que se presenta como el mercado de “mejores precios, más rápido y seguro” para enviar insumos a Cuba, ofrece productos que pueden ser recogidos solamente en La Habana y Santa Clara. (14ymedio)

Vehículos Eléctricos del Caribe (Vedca), una empresa mixta chino-cubana con sede en La Habana, pretende ganar 35 millones de dólares en 2023 con la venta de sus productos eléctricos en una Isla que vive al ritmo de los apagones. La china Tianjin Dongxing y la cubana Minerva fabricarán 10.000 motos y el mismo número de triciclos, además de 500 cuatriciclos, en parte destinados a la exportación hacia otros países de América Latina.

La prensa oficial ha anunciado por todo lo alto, el lunes, la colaboración china en la "renovación del parque automotor" de la Isla, que ahora cuenta con una planta de montaje pagada por Tianjin Dongxing, construida sobre 9.000 metros cuadrados cedidos por el Gobierno cubano, y la mano de obra de 60 trabajadores.

El historial de producción de Vedca desde 2019 ha sido de 2.500 motos, 1.500 triciclos y 1.000 autos eléctricos infantiles, cuya venta global produjo seis millones de dólares. Ahora ha aumentado la apuesta y se presenta como "una bocanada de aire fresco para la economía cubana", que ha reactivado hace poco sus negocios con China.

La iniciativa, según Tribuna de La Habana, "ha ganado el mercado de la Isla", aunque no menciona la previsible desproporción entre el salario cubano y los precios de los vehículos, ni tampoco el hecho de que deben ser pagados por compradores en el extranjero. Otras dos circunstancias que no menciona la prensa oficial son, por un lado, las dificultades para recargar este tipo de vehículos, en un contexto de constantes apagones, y por otro, los numerosos incendios de motorinas.

Las bicicletas eléctricas cuestan 788 dólares, las motorinas entre 1.400 y 1.800 y otros vehículos de juguetes, como motos y autos para niños, están entre los 180 y los 500

Vedca ofrece sus productos a través del mercado online Isla Grande, una plataforma con sede en Canadá. Esta firma, que se presenta como el mercado de "mejores precios, más rápido y seguro" para enviar insumos a Cuba, ofrece la compra de varios productos que pueden ser recogidos solamente en La Habana y Santa Clara. Un triciclo de carga sin cabina –que se ha hecho popular entre los conductores del país– puede costar 2.955 dólares, mientras que uno "de paseo", con cabina, vale 5.830.

Las bicicletas eléctricas cuestan 788 dólares, las motorinas entre 1.400 y 1.800 y otros vehículos de juguetes, como motos y autos para niños, están entre los 180 y los 500 dólares. Isla Grande también dispone de piezas como espejos retrovisores –a 16,70 dólares– y neumáticos, entre los 40 y los 80.

Después de aprobarse la compra, los vehículos podrán ser recogidos en dos días, "llave en mano", en el caso de La Habana –en el almacén de Vedca, en Boyeros y 100–, y en diez días, dentro de los Almacenes Minerva, en Santa Clara.

El gerente de Tianjin Dongxing, Wei Yunpu, explicó que la aspiración de su compañía es reemplazar los "viejos" automóviles cubanos, cuyas "piezas de repuesto son difíciles de comprar", por vehículos eléctricos que prevengan la "contaminación y los problemas de mantenimiento".

Yunpu se muestra optimista con la venta de los vehículos y asegura que ha sido la demanda de los clientes cubanos lo que ha motivado un mayor compromiso de su empresa con la Isla. "Este proyecto primero satisface la demanda de la gente común para el transporte y las necesidades comerciales, y crea empleos en el país con efectos económicos para toda la sociedad", aseguró.

"Cualquier vehículo de estos representa casi dos años de salario mío", apuntó un usuario identificado como Damián Ferrer

Por su parte, el director general de Vedca, Julio Óscar Pérez, recordó que Cuba enfrenta una crisis significativa en su sistema de transporte y que los vehículos de su proyecto van a ayudar "de manera directa a un grupo de familias". Además, aseguró que la mayoría de la producción se exportará a varios países de América Latina y el Caribe.

Vedca es el primer proyecto conjunto que firman China y Cuba en el ámbito automotor, y sus directivos aseguran que será "un estímulo" para que otras empresas chinas aprovechen "las facilidades que ofrece la política cubana de promoción de inversiones extranjeras".

Las reacciones de los lectores no se hicieron esperar. "Cualquier vehículo de estos representa casi dos años de salario mío", apuntó un usuario identificado como Damián Ferrer, "y no tengo la menor idea de cómo adquirir uno para solventar el lío del transporte".

Otro lector pidió "involucrar al sistema bancario para lograr la venta de esos equipos en pesos cubanos a través de créditos". Finalmente, la usuaria identificada como Julia calificó la noticia como una "falta de respeto", pues quienes son calificados por Vedca como "gente común" cobran sus salarios en pesos cubanos.

"El salario alcanza malamente para una sola comida al día (...). Así que ni soñar en comprar un equipo de estos, además, ni siquiera lo venden a plazo en moneda nacional. Les aconsejo que valoren bien lo que van a escribir antes de publicar y eviten que el lector se irrite aún más con este tipo de comentarios", afirmó.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10